8 delitos más frecuentes cometidos por funcionarios públicos

0
238
8 delitos más frecuentes cometidos por funcionarios públicos

Casos relacionados con lavado de activos, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito, entre otros, han pasado a ser un tema de primera línea en nuestro país. Conoce cuáles son sus sanciones en esta nota.

Por Sonia Condori Sánchez

En los últimos años se han reportado diversos casos de corrupción de funcionarios públicos en nuestro país. Casos relacionados con lavado de activos, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito, entre otros, que han pasado a ser un tema de primera línea.

Un funcionario o servidor público puede cometer corrupción de diversas maneras. Por esta razón, el Código Penal lo tipifica y sanciona como tal.


[Lee también:  ¿El delito evoluciona?]


A continuación, enumeramos los delitos más frecuentes cometidos por funcionarios públicos y sus respectivas sanciones:

  1. Cohecho: Se comete cuando se ofrece dinero o «soborna» al funcionario público, con el objetivo de obtener un bien. Este tipo de delito está sancionado con una pena de hasta 14 años de prisión.
  2. Peculado: Si un funcionario hace el uso indebido de los recursos públicos como bienes o dinero, comete este delito. Puede tratarse de un robo o acciones más complejas. Está sancionado con una pena de hasta 14 años de prisión.
  3. Tráfico de influencias: Es la propuesta que se hace ante un funcionario público para que abuse de su influencia y puede hacerle un favor con otro funcionario. Este delito está penado con una pena de hasta seis años de prisión.
  4. Abuso de poder: Se da cuando el funcionario o servidor público hace uso excesivo o indebido de sus facultades con el objetivo de obtener ganancias ilegales. Está penado con hasta nueve años de prisión.
  5. Enriquecimiento ilícito: Ocurre cuando se detecta el incremento injustificado de los bienes o patrimonios del funcionario. Este tipo de delito tiene una pena de hasta 14 años de prisión.

[Lee también: ¿Cómo prevenir el Phishing?]


  1. Fraude fiscal: Ocurre cuando el funcionario evade u omite el pago de impuestos de forma consciente. La pena por este delito es hasta nueve años de prisión.
  2. Lavado de dinero: Consiste en las acciones ejecutadas para encubrir las ganancias generadas de algún tipo de corrupción anteriormente mencionada como el delito de peculado. La intención de este encubrimiento es hacer notar que dichos recursos obtenidos son productos de procesos completamente legales. Este tipo de delito está penado con hasta 15 años de prisión.
  3. Delincuencia organizada: Se comete cuando un grupo de personas se organiza para ejecutar el delito de lavado dinero. Este delito tiene una pena de hasta 20 años de prisión.

Cabe resaltar que el pasado 28 de abril, se publicó en el diario oficial El Peruano la Ley 31178, ley que modifica artículos del código penal respecto de circunstancia agravante derivada de la comisión del delito durante calamidad pública o emergencia sanitaria y dicta otras disposiciones sobre la pena de inhabilitación en el código penal y leyes especiales.

Curso especializado en delitos de corrupción de funcionarios

[Lee también: Valor probatorio: Precisiones de la Corte sobre los “pantallazos” de WhatsApp ]


La mencionada normativa permitirá  inhabilitar a los funcionarios públicos por corrupción, sobre todo, aquellos que cometan actos delictivos en épocas de emergencia nacional, e impondrá una pena  privativa de la libertad no menor de veinticinco años cuando el dinero, bienes, efectos o ganancias provienen de la minería ilegal, tráfico ilícito de drogas, terrorismo, secuestro, extorsión o trata de personas.