Abuso Sexual: ausencia de coherencia interna o externa [Recurso de Nulidad 713-2019, Lima Sur]

0
674
Abuso Sexual ausencia de coherencia interna o externa

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL PERMANENTE

Insuficiencia probatoria para condenar

La valoración conjunta de los elementos de prueba informa sobre la insuficiencia probatoria de la declaración incriminatoria inicial de las agraviadas para condenar al acusado.

Lima, trece de noviembre de dos mil diecinueve

VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto por Carlos Alberto Enero Tovar contra la sentencia emitida el treinta de enero de dos mil diecinueve por la Sala Penal Transitoria de la Corte Superior de Justicia de Lima Sur, que lo condenó como autor del delito contra la libertad sexual, en la modalidad de violación sexual de menor, en agravio de las menores identificadas con las claves número 05-2014- SPT y número 06-2014-SPT; en consecuencia, le impuso la pena de cadena perpetua y fijó el pago total de S/ 20 000 (veinte mil soles) por concepto de reparación civil a favor de las agraviadas, a razón de S/ 10 000 (diez mil soles) para cada una.


[Lee también: Abuso Sexual: Declaración de la agraviada no se corroboró con elementos periféricos [Recurso de Nulidad 2169-2018, Lima Norte]


Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

CONSIDERANDO

Primero. Fundamentos de la impugnación

El accionante pretende su absolución argumentando que:

1.1. Las declaraciones de las agraviadas no cumplen  con  las garantías de certeza establecidas en el Acuerdo Plenario número 2-2005/CJ-116. Sus versiones  incriminatorias  iniciales  no están corroboradas con elementos periféricos ni se ha cumplido con la exigencia de persistencia en la imputación, puesto que aquellas no declararon en juicio oral.

1.2. Las afectaciones emocionales que se describen en las pericias psicológicas practicadas a cada agraviada fueron consideradas para la condena del recurrente, pero no fueron aplicadas a sus coacusados absueltos Rodolfo Pablo Tovar  Huamanlazo y Eduardo Mauro  Tovar    Las menores tampoco manifestaron a la psicóloga en qué consistieron las supuestas agresiones sexuales, la violación o los tocamientos indebidos por parte del impugnante.


[Lee también: Abuso sexual: Denuncia tardía y falta de verosimilitud [Recurso de Nulidad 1163-2019, Cañete]


1.3. También se utilizó un doble criterio para valorar los certificados médicos legales de las agraviadas, pues a sus coacusados los absolvieron mientras que a él lo Además, dichos certificados no acreditaron agresión sexual alguna, ya que la agraviada con clave número 05-2014 fue examinada en el año dos mil once, cuando ya había tenido un parto, y la menor con clave número 06-2014 tiene himen complaciente.

1.4. Al recurrente se le impuso la pena de cadena perpetua pese a que, según la ley vigente a la fecha de la comisión de los hechos, el delito estaba sancionado con una pena no menor de treinta años de privación de libertad.

Segundo. Contenido de la acusación

2.1. El Ministerio Público sostiene que el acusado Carlos Alberto Enero Tovar tuvo acceso  carnal por vía vaginal  con las menores identificadas con las claves número 05-2014 y número 06-2014 –sus primas por la línea paterna–, cuando estas contaban con once y nueve años de edad, respectivamente.


[Lee también:  Abuso Sexual: Motivación reforzada sobre retractación de la víctima [Casación 1585-2018, Arequipa]


2.2. Los hechos habrían acontecido en un mismo día del año dos mil tres, en el inmueble ubicado en la manzana B, lote 20, del asentamiento humano Villa Primavera, en el distrito de San Juan de Miraflores, provincia y departamento de Lima, en el cual vivían el encausado y las menores. Este aprovechó que aquellas habían entrado a su habitación a jugar y rebuscar sus cosas, y que los padres de las menores no se hallaban en esos momentos, por lo que abusó sexualmente  primero de la agraviada con clave número 05-2014 y luego de la víctima con clave número 06-2014.

Tercero. Fundamentos de la sentencia impugnada

3.1. Las agraviadas presentaron la denuncia cuando contaban con diecinueve y diecisiete años de edad, Indicaron que no lo hicieron antes por miedo a que no les creyesen y por vergüenza. En sus declaraciones y evaluaciones psicológicas confirmaron lo denunciado y afirmaron que, mientras el acusado violaba a una, la otra observaba.

3.2. No existe prueba objetiva alguna de que la denuncia se deba a un motivo de encono entre familias y que las agraviadas sean manipuladas por el hermano mayor, Alberto Castañeda. Solo existe la referencia a una deuda impaga por parte del acusado.

[También te puede interesar: Ley 30364: ¿Qué derechos tiene la víctima luego de interponer la denuncia?]


Descarga el PDF completo aquí