Aplicación de la Entomología Forense: recolección de insectos en la escena del crimen

0
403
Aplicación de la Entomología Forense recolección de insectos en la escena del crimen

César Asunción Soplapuco Sarmiento
Perito Biólogo Forense
Licenciado en Biología, especializado en Microbiología y Parasitología por la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque
Magíster en Administración de la Educación por la Universidad César Vallejo de Trujillo

Sumario: 1. Introducción, 2. Importancia de la Entomología Forense, 3. Búsqueda y recolección de muestras entomológicas, 4. Proceso de análisis entomológico en el laboratorio, 5. Factores que pueden influir en los resultados del examen entomológico, 6. Conclusiones, 7. Referencias.

1. Introducción

La Entomología Forense es el estudio de los insectos y ácaros presentes en un cadáver en descomposición, con el fin de determinar el momento del deceso y, de ser posible, deducir las circunstancias del hecho [1].

Asimismo, utiliza a los insectos para arribar a conclusiones al investigar casos legales, aunque en ocasiones el término puede ser ampliado para incluir otros artrópodos. Al respecto, los insectos pueden ser utilizados en la investigación de un crimen llevado a cabo en el agua, campo abierto o cerrado, a la intemperie, bajo sombra, entre otras circunstancias [2].

2. Importancia de la Entomología Forense

La Entomología Forense o médico legal es el estudio de los insectos asociados con asuntos legales. Su importancia radica en la determinación del intervalo postmortem (IPM), data de muerte o periodo de tiempo transcurrido entre la muerte y el hallazgo del cadáver. Cuando el descubrimiento de un cuerpo ocurre poco antes de la muerte los parámetros medico legales pueden usarse para determinar el IPM [2]. Sin embargo, después de 72 horas, la Entomología Forense es usualmente el método más exacto y a veces el único en el cálculo de este intervalo [3].

Con la finalidad de familiarizarse con los términos propios de la labor entomológica forense, a continuación, tenemos los siguientes términos:

  1. Cadáver. – Cuerpo muerto [4].
  2. Entomofauna. – Contenido de todos los grupos de insectos presentes en un sitio determinado [2].
  3. Estadio. – Periodo entre mudas durante el desarrollo de los artrópodos [2].
  4. Imago. – Insecto adulto [2].
  5. Larva. – Estado inmaduro, intermedio entre huevo y pupa [2].
  6. Occiso. – Muerto violentamente [5].
  7. Pupa. – Estado de desarrollo donde el insecto no se alimenta; usualmente inactivo. Propio de insectos con metamorfosis completa e intermedio entre la larva y el adulto [2].

3. Búsqueda y recolección de muestras entomológicas

Antes de mencionar el procedimiento que debe ejecutarse para buscar muestras entomológicas, se debe señalar que no solo se debe prestar atención a los insectos voladores, claro está que, de haberlos, se procederá a su captura, no obstante, lo que frecuentemente se encontrarán son larvas, es por eso que el perito Biólogo debe nutrirse de conocimiento relacionado a ese estadío del ciclo biológico.

Entre los materiales a utilizar tenemos:

  • Mandil o guardapolvo blanco.
  • Guantes de látex.
  • Mascarilla.
  • Red entomológica.
  • Caja, maletín o bolso para el traslado de materiales.
  • Frascos viales de vidrio con tapas de jebe.
  • Etiquetas autoadhesivas.
  • Cinta adhesiva transparente.
  • Pinzas de plástico.
  • Cucharas de diferente tamaño.
  • Lapiceros, plumones de tinta indeleble.
  • Lupa.
  • Alcohol de 70º.
  • Termo con agua caliente, con temperatura mayor a 70ºC.
  • Cámara fotográfica.
  • Pala de jardinería.
  • Tamiz.
  • Geoposicionador.
  • Regla milimetrada.

PROCEDIMIENTO PARA LA RECOLECCIÓN (Modificado de Soplapuco & Blanco [2]):

  1. Al llegar a la escena se debe verificar que se encuentre debidamente aislada y protegida por el o los funcionarios públicos que llegaron primero.
  1. Debido a que la inspección de la escena del crimen es realizada por más de un perito (Balístico, Biólogo, Químico, etc.), es necesario coordinar el ingreso  al lugar, de esta manera el Personal especializado en recolectar las muestras entomológicas tendrá que esperar su turno para ingresar, mientras tanto puede aprovechar ese tiempo para realizar observaciones y anotaciones   de   las   condiciones   en   las   que   se encuentra el cadáver y del tiempo que se presenta en ese  momento  (cielo  despejado  o  nublado,  lluvia, garúa, granizo, vegetación, etc.), con el fin de tener una idea de qué tipos de insectos puede encontrar en el escenario.
  1. En todo momento tomar fotografías, se recomienda que una persona realice esta labor de manera exclusiva. Las muestras de entomofauna deben estar acompañadas de un rótulo indicando fecha, hora, lugar, región del cuerpo de donde se recogió y las características del ambiente.
  1. Para poder capturar a los voladores se utiliza la red entomológica pasándola de un lado al otro por sobre el cadáver, sin tocarlo. Luego agregar alcohol de 70º, para luego colocar a los insectos en frascos viales conteniendo alcohol con la misma concentración.  Asimismo, se tomarán muestras de larvas de cada región corporal en la que se halla masa larval, así como también de la zona en contacto con el suelo.
Figura No 01.- Díptero perteneciente a la familia Calliphoridae (Tomado de Soplapuco & Blanco [2]).
  1. Cuando se recolectan las larvas son colocadas en agua caliente a más de 60ºC, se les deja 5 minutos y luego son colocadas en frascos conteniendo alcohol de 70º. De esta manera las larvas quedaron extendidas y con consistencia firme, evitando que pierdan agua y que reduca su tamaño. En caso de que no se cuente con agua caliente al momento de colectar las larvas, puede llevárselas al laboratorio y se procederá a medirlas hasta antes de las 72 horas. Se recomienda colectar las larvas de mayor tamaño que se puedan encontrar.
Figura No 02.- Masa larval ubicada en un cadáver (Tomado de Soplapuco & Blanco [2]).
  1. Para recolectar pupas y otros insectos adultos, como coleópteros, por ejemplo, se puede utilizar una pinza. Éstos no requieren tratamiento previo, por lo que simplemente se deben colocar en frascos de vidrio tipo viales conteniendo alcohol de 70º. Es necesario mencionar que las larvas antes de convertirse en pupas, se alejan unos metros y se entierran, una vez enterradas se convierten en pupas. Es por ello que es necesario tamizar la tierra 1,5 m alrededor del cadáver para poder encontrar pupas.
Figura No 03.- Pupa encontrada a 1m del cadáver y a 8cm de profundidad, (Tomado de Soplapuco & Blanco [2])

4. Proceso de análisis entomológico en el laboratorio

En cuanto a la fauna insectil capturada, probablemente se tengan familias diferentes, y teniendo en cuenta que la Criminalística se caracteriza por la minuciosidad, inmediatez y precisión con las que trabaja un perito, se debe dar preferencia a los órdenes Diptera (moscas) y Coleoptera (escarabajos). En cuanto a los dípteros, las familias más frecuentes son Calliphoridae, Sarcophagidae y Muscidae; en lo que se refiere a los coleópteros, tienen como familias habituales en estos casos a Dermestidae, Cleridae e Histeridae. Hay que resaltar que el comportamiento de todos los integrantes de una familia es muy similar, por lo tanto, para evitar contratiempos, el esfuerzo debe estar orientado en llegar a identificar la familia a la que pertenece la muestra entomológica recogida.

Se recomienda la siguiente bibliografía para identificar a las familias entomológicas:

DIPTERA:

  • Calliphoridae: Amat [6]; Dale & Prudot [7]; Colless & Mcalpine [8].
  • Muscidae: Carvalho & Mello-Patiu [9]; Carvalho, Moura & Ribeiro [10]; Colless & Mcalpine [8].
  • Sarcophagidae: Carvalho & Mello-Patiu [9]; Colless & Mcalpine [8], Buenaventura, Camacho, García & Wolff [11].

COLEOPTERA:

  • Dermestidae: Diaz, Anteparra & Hermann [12]; Lawrence & Britton [13]; Kingsolver [14].
  • Cleridae e Histeridae: Almeida & Mise [15]; Lawrence & Britton [13].

ESTADIOS INMADUROS DE DIPTEROS Y COLEOPTEROS:

Oliva [16]; Coto [17]; Foote, Thompon; Dahlem [18]; Lawrence & Britton [13]; Flores & Wolff [19]; Kingsolver [14].

Con relación a la crianza de larvas hasta su estado de adultez (desarrollo post embrionario en el laboratorio) tal como lo realizaron Bermúdez [20] y Gines, Alcántara, Calderón, Infante & Villacorta [21], aquello podría realizarse con fines de identificar al insecto, no obstante, se debe considerar que el tiempo que tome obtener los imagos podría afectar a la Investigación Criminal.

La Entomología Forense, como la gran mayoría de ciencias forenses, es comparativa, es decir, no se debe dejar de homologar las muestras entomológicas encontradas y recogidas en el escenario del hecho con las MUESTRAS PATRÓN que se posean en el almacén del laboratorio producto de investigaciones científicas y de distintos casos acaecidos a lo largo del ejercicio de la labor pericial. Estas muestras patrón poseen información de la sucesión entomológica regional y de esta manera se puede llegar a determinar el IPM con mayor precisión. Por lo tanto, no solo se homologarán muestras entomológicas sino también se compararán factores climatológicos. Como ejemplo podemos decir que si encontramos larvas que al identificarlas se determina que pertenecen a la familia Calliphoridae, se tendría que compararlas con larvas que obren en el almacén que pertenezcan a esa familia y que tengan un tamaño similar, puesto que ya es conocido el ciclo vital de esa familia, se podrá determinar el día en que llegará a ese estado de su metamorfosis, determinándose de esa manera el IPM. De no contar con patrones propios del lugar se podrá aproximar con trabajos de investigación de lugares próximos [2].

5. Factores que pueden influir en los resultados del examen entomológico

Los factores climatológicos influyen en la descomposición cadavérica, no obstante, esta influencia no es tan pronunciada como parece. Según Vargas [22], existen factores que aceleran la putrefacción, tales como, la obesidad, las enfermedades sépticas, la agonía prolongada, los traumatismos extensos, la presencia de fármacos como los antibióticos por el efecto inhibidor sobre el crecimiento de los gérmenes, la presencia de heridas premortem (por arma blanca o balas por ejemplo) que favorecen los procesos de contaminación por microorganismos [23], y otros factores que la retardan, como son, el enflaquecimiento, las hemorragias severas, la deshidratación, las intoxicaciones por monóxido de carbono, arsénico, y cianuro. En resumen, la forma y circunstancias de la muerte determinará si la acción bacteriana será lenta o rápida y que aparezca pronto o no la entomofauna cadavérica [24].

6. Conclusiones

  1. El valor criminalístico de la Entomología Forense radica en la determinación del tiempo transcurrido desde que la persona fallece hasta que es encontrada, lo que se conoce con el nombre de Data de muerte o Intervalo postmortem (IMP).
  2. El aislamiento y la protección adecuada del lugar de la inspección permite un recojo óptimo de las muestras entomológicas.
  3. Los materiales utilizados para la recolección y el estudio de los insectos colectados son de fácil uso y adquisición, lo que hace posible la determinación de la data de muerte.
  4. Es necesario considerar de manera primigenia los factores que aceleran o retardan la descomposición cadavérica, los mismos que están referidos a condiciones intrínsecas del cadáver.

7. Referencias

x

[1].Torres J, Zimman S. Entomología Forense. Revista del Hospital J.M. Ramos Mejía. 2006 octubre; 11(01).
[2].Soplapuco C, Blanco H. Protocolo entomológico basado en la fauna insectil indicadora de importancia forense. Primera ed. Sarmiento CS, editor. Chiclayo: Editorial Orión S.R.L; 2018.
[3].Wolff M, Giraldo F, Pérez M. Estudio de la Entomofauna Cadavérica encontrada en humanos Alrededor de Medellín, Colombia y su Aplicación en la Determinación del Intervalo Postmortem. Memorias del XXXI Congreso Socolen. 2004 Noviembre; 45(4): p. 168-170.
[4].Real Academia Española. Diccionario de la lengua española. [Online].; 2014 [cited 2021 agosto jueves 19. Available from: https://dle.rae.es/cad%C3%A1ver?m=form.
[5].Real Academia Española. Diccionario de la lengua española. [Online].; 2014 [cited 2021 agosto jueves 19. Available from: https://dle.rae.es/occiso?m=form.
[6].Amat E, Velez M, Wolff M. Clave ilustrada para la identificación de los géneros y las especies de Califóridos (Diptera: Calliphoridae) de Colombia. Rev. Entomología Tropical. 2008 Mayo; 13(01).
[7].Dale W, Prudot E. Apuntes sobre biología de las moscas Calliphoridae en la costa central peruana. Rev. Per. Ent. 1986 enero; 29(1).
[8].Colless D, Mcalpine D. The insects of Australia. Segunda edición ed. DOWNS JU, editor. New York: Cornell University Press: Ithaca; 1991.
[9].Carvalho C, Mello-Patiu C. Key to the adults of the most common forensic species of Diptera in South America. Revista Brasilera de Entomologia. 2008 Setiembre; 52(03).
[10].Carvalho C, Moura M, Ribeiro P. Chave para adultos de dipteros (Muscidae, Fanniidae, Anthomyiidae) asociados ao ambiente humano no Brasil. Revista Brasileira de Entomologia. 2002 Julio; 46(02).
[11].Buenaventura E, Camacho G, García A, Wolff M. Sarcophagidae (Diptera) de importancia forense en Colombia: claves taxonómicas, notas sobre su biología y distribución. Rev. Entom. 2009 Octubre; 11(01).
[12].Díaz W, Anteparra A, Hermann A. Dermestidae (Coleoptera) en el Perú: revisión y nuevos registros. Rev. peru. biol. 2008 Noviembre; 15(01).
[13].Lawrence J, Britton E. Coleoptera. The insects of Australia. Segunda edición ed. Lawrence J&BE, editor. New York: Cornell University Press: Ithaca; 1991.
[14].Kingsolver J. Insect and mite pests in food: An illustrated key. Whashingtom: Govermment printing office. Rev. Entom. Tropical. 1991 Octubre; 13(01).
[15].Almeida L, Mise K. Diagnosis and Keys of the main families and species of South American Coleoptera of forensic importance. Revista Brasilera de Entomología. 2009 Mayo; 53(02).
[16].Oliva A. Diptera (Insecta) de interés forense o causante de miasis. Claves artificiales para estadios preimaginales. Rev. Arg. Entom. 2002 Noviembre; 10(01).
[17].Coto D. Estados inmaduros de los Coleoptera, Diptera y Lepidoptera: Manual de reconocimiento. Centro agronómico tropical de investigación y enseñanza. Costa Rica. 1998 Junio; 11(01).
[18].Foote B, Thompon F, Dahlem G, Dennis D, Stasny T, Teskey H. Immature insects. Dubuque, Iowa: Kendall and Hunt Publishing Compañy. 1991 Setiembre; 09(01).
[19].Flores E, Wolff M. Descripción y clave de los estadíos inmaduros de las principales especies de Calliphoridae (Diptera) de importancia forense en Colombia. Neotropical Entomology. 2009 Octubre; 38(01).
[20].Bermúdez L. Manual de Entomología Forense. Primera edición ed. Bermúdez L, editor. Guayaquil: Orión; 2010.
[21].Gines E, Alcántara M, Calderón C, Infante C, Villacorta M. Entomofauna de interés forense asociada a restos cadavéricos de cerdos (Sus scrofa L.), expuestos a condiciones de campo en Lambayeque – Perú. Informe de tesis. Lambayeque: Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, Ciencias Biológicas; 2016.
[22].Vargas E. Medicina Legal. Segunda edición ed. Vargas E, editor. México: Editorial Trillas; 1999.
[23].Santos A. Microbiología Forense. Madrid, España: Universidad Complutense de Madrid, Microbiología III; 2012.
[24].Tellez N. Medicina Forense. Manual integrado. Primera edición ed. Tellez N, editor. Bogotá, Colombia: Universidad Nacional de Bogotá; 1999.

x