Apuntes sobre el hallazgo, la incautación y la recepción de elementos materiales: Similitudes y diferencias

0
2844
Apuntes sobre el hallazgo, la incautación y la recepción de elementos materiales: Similitudes y diferencias

Loading

Henry Almanzor Blanco Huanca

Maestrando en Derecho Penal y Criminología por la Universidad Nacional de Cajamarca. Bachiller en Derecho y Ciencias Políticas. Perito Criminalístico en la especialidad de investigación en la escena del crimen.

Sumario: 1. Introducción, 2. El hallazgo, 3. La incautación, 4. La recepción, 5. Similitudes, 6. Diferencias.

1. Introducción

Ante la noticia criminal, se pone en marcha el aparato de justicia, siendo la policía y el fiscal, sobre quienes recae la responsabilidad de realizar las diligencias en las que se obtengan la mayor cantidad de elementos de convicción, encontrándose dentro de ellos, los elementos materiales. Y es que éstos contienen información de relevancia para el proceso, no obstante, presentan distintas formas de incorporación, apareciendo de esta manera el hallazgo, la incautación y la recepción de elementos materiales. A la fecha los operadores de justicia confunden estas figuras, no las distinguen, o peor aún, combinan dos o más de ellas en un solo acto, razón por la que se desarrollará cada una, haciendo ver sus semejanzas y diferencias.

2. El hallazgo

El hallazgo ha sido definido por la Real Academia Española (RAE) como la acción de hallar, y éste a su vez, es entendido como dar con algo o alguien, que se buscaba o no.

Jurídicamente, constituye el acto de recojo y toma de posesión sobre bienes que se presumen constituyen objeto, cuerpo, instrumento y/o efectos del delito que se encuentran vinculados a la comisión de un ilícito penal [1].

Así mismo, el Código Procesal Penal reconoce como atribución de la Policía, recoger y conservar los objetos e instrumentos relacionados con el delito, así como todo elemento material que pueda servir a la investigación, haciendo lo propio la Ley de la Policía en la que menciona como una de sus funciones, el obtener, custodiar, asegurar, trasladar y procesar indicios, evidencias y elementos probatorios relacionados con la prevención e investigación del delito, poniéndolos oportunamente a disposición de la autoridad competente

3. La incautación

El Acuerdo Plenario 5-2010, ha definido a la incautación como aquella configuración jurídica dual, la primera como medida de búsqueda de pruebas y restricción de derechos, y la segunda como medida de coerción, limitando en ambos casos, las facultades de dominio respecto de bienes o cosas relacionadas con el hecho punible [2]. Es decir, constituye la desposesión de bien que se encontraba en poder del intervenido.

Así también, se ha establecido que la incautación cautelar (uno de los tipos de incautación), en tanto recae sobre bienes relacionados con el delito, afecta por extensión necesaria a quien lo tenga en su poder, sea interviniente en el delito o no responsable penal del mismo [3].

Por su parte, la STC 2989-2012-PA/TC, ha precisado que la incautación de bienes en el marco de un proceso penal, si bien responde a una exigencia de la investigación del hecho delictivo para la búsqueda y conservación de las fuentes o medios de prueba, así como, de ser el caso, para la sustentación de la responsabilidad penal del procesado y la determinación de sus consecuencias, en los casos de los terceros o de los titulares afectados ajenos al proceso penal despliega efectos diferentes [4].

Es preciso agregar, que el Código Procesal Penal de 2004 en su artículo 316 inciso 2, menciona que los efectos e instrumentos provenientes del delito pueden ser incautados por la Policía o por el Ministerio Público, misma que requiere de confirmación judicial.

4. La recepción

Es concebida como aquellaentrega voluntaria y espontánea de los efectos o elementos vinculados al delito, o como consecuencia de la solicitud de la autoridad competente [5]; ya que se ha vuelto común que alguna de las partes se dirija a alguna dependencia policial o fiscal con la finalidad de hacer entrega de algún elemento material que haya sido encontrado o que tenga relevancia para una investigación, por ello, el efectivo policial o fiscal deberá realizar la recepción de dicho vestigio y de cuyo hecho se dejará constancia en acta.

5. Similitudes

5.1 Son formas de incorporar información al proceso: El hallazgo, la incautación y la recepción van dirigidos a concentrar elementos materiales que contienen información de relevancia para el proceso y que muchas veces requiere de estudios criminalísticos.

5.2 Todas requieren de cadena de custodia: Toda forma de incorporar elementos materiales al proceso, requiere de cadena de custodia, ello en base al artículo 1 del Reglamento de cadena de custodia [6].

5.3 Es necesario realizar registros exactos e individualizados: Teniendo en cuenta que todas las formas de incorporar elementos materiales al proceso requieren de cadena de custodia y ésta a su vez se fundamenta en principios, dentro de los cuales se encuentra la descripción detallada, es preciso que todo elemento sea registrado con exactitud y debidamente individualizada, es decir, se debe describir las particularidades y características que vuelven a dicho elemento único o por lo menos la diferencien del resto.

5.4 Están destinadas a producir efectos jurídicos: Entiéndase como aquellas consecuencias jurídicas producidas por la incorporación de información mediante el hallazgo, la incautación o la recepción, que vincularán o desvincularán al autor o la víctima con el hecho materia de investigación y cuya valoración será realizada por el juzgador.

6. Diferencias

6.1 El hallazgo y la recepción no requieren de confirmación judicial: El protocolo sobre incautación, hallazgo y cadena de custodia, menciona que no es necesario la confirmación judicial para los casos de hallazgo y recepción de elementos materiales.

6.2 La incautación requiere de confirmatoria judicial: Como bien lo menciona el artículo 316 del Código Procesal Penal, luego de realizada la incautación, el fiscal requerirá inmediatamente al Juez de Investigación Preparatoria la expedición de una resolución confirmatoria.

6.3 Constituyen actos disímiles en cuanto a las circunstancias que los originó: Debemos tener en cuenta que las formas de origen respecto al hallazgo, incautación y recepción de elementos materiales son disímiles entre sí, motivo por el cual resulta impropio combinar en un solo acto dos o más de estas formas; es decir, si se recepciona un elemento ya no es necesario incautarlo mucho menos consignar que ha sido hallado.

Referencias

[1] Protocolo de actuación interinstitucional para la aplicación de la incautación, comiso, hallazgo y cadena de custodia.

[2] Acuerdo Plenario 05-2010/CJ-116, Incautación.

[3] Casación 864-2017, Nacional.

[4] STC 2989-2012-PA/TC, Ayacucho.

[5] Protocolo de actuación interinstitucional para la aplicación del registro y recepción.

[6] Resolución 729-2006-MP-FN del 15 junio 2006 “Reglamento de cadena de custodia de elementos materiales, evidencias, evidencias y administración de bienes incautados”.