Ausencia de motivación y decisión arbitraria [Casación 396-2020, Tumbes]

0
353
Ausencia de motivación y decisión arbitraria

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Falta de motivación

a. La falta de motivación alude a la ausencia absoluta del sustento racional que conduce al juzgador a tomar una decisión; esto es, cuando no exista justificación que fundamente la declaración de voluntad del juez en la resolución de un caso sometido a su competencia, lo cual debe ser evidente y surgir de su propio tenor o literalidad del texto, además de lo enunciado con contenido impreciso, confuso o genérico, mas no producto de interpretaciones; convergiendo así en decisión arbitraria.

b. Los Tribunales de instancia llegaron a desplegar debida valoración de los medios probatorios y, así, a motivar debida y suficientemente la responsabilidad penal del recurrente Godoy Arroyo, determinando que su ingreso al Perú no fue como simple chofer y menos con fin turístico, e incluso involucrando indebidamente a su familia (esposa e hijas).

c. En lo atinente a la absolución del acusado Castro Beltrán, la Sala Penal Superior soslayó desarrollar una valoración conjunta de los medios de prueba actuados sustentatorios del juicio de condena al aludido en primera instancia, incurriendo así en falta de motivación.

[Lee también: TC precisa sobre el derecho de defensa y de motivación [Sentencia 746/2021]

Lima, tres de diciembre de dos mil veintiuno

VISTOS: en audiencia pública, mediante el sistema de videoconferencia, los recursos de casación interpuestos por: i) el encausado Iván Leonardo Godoy Arroyo contra la sentencia de vista, del siete de noviembre de dos mil diecinueve (foja 918), en el extremo que confirmó la sentencia de primera instancia, del diecinueve de junio de dos mil diecinueve (foja 807), que lo condenó como coautor del delito contra la salud pública-tráfico ilícito de drogas agravado, en agravio del Estado peruano, a quince años de pena privativa de libertad, ciento ochenta días-multa e inhabilitación por el periodo de cinco años, y fijó la reparación civil en la suma de S/ 100 000 (cien mil soles); y ii) el representante del Ministerio Público contra la referida sentencia de vista, en el extremo que revocó la aludida sentencia de primera instancia y, reformándola, absolvió a Hugo Alberto Castro Beltrán de los cargos imputados por el delito contra la salud pública- tráfico ilícito de drogas agravado, en agravio del Estado peruano.

Intervino como ponente la señorita jueza suprema Torre Muñoz.

FUNDAMENTOS DE HECHO

Primero. Itinerario del proceso en etapa intermedia

1.1. El representante de la Fiscalía Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas sede Tumbes, mediante requerimiento acusatorio (foja 561), formuló acusación contra Hugo Alberto Castro Beltrán, Iván Leonardo Godoy Arroyo y María Fabiola Alvario Santillán, como coautores del delito contra la salud pública-tráfico ilícito de drogas, en agravio del Estado, y tipificó los hechos en el primer párrafo del artículo 296 del Código Penal, concordado con las circunstancias agravantes contenidas en los numerales 6 y 7 del artículo 297 del aludido código sustantivo.

[Lee también: Motivación insuficiente como causal de nulidad [Recurso de Nulidad 93-2018, Lima]

1.2. Realizada la audiencia preliminar, el siete de marzo de dos mil diecinueve (foja 609), se dictó auto de enjuiciamiento el doce de marzo de dos mil diecinueve (foja 617), admitiéndose los medios de prueba ofrecidos por el representante del Ministerio Público, los acusados y el actor civil, y se ordenó remitir los autos al Juzgado Penal para el juzgamiento respectivo.

Segundo. Itinerario del juicio oral en primera instancia

2.1. Mediante auto de citación de juicio oral (foja 637), se citó a las partes procesales a la audiencia de juicio oral. Instalada esta, se desarrolló en varias sesiones, hasta arribar a la lectura de sentencia, el diecinueve de junio de dos mil diecinueve, conforme consta en el acta respectiva (foja 801).

2.2. Así, mediante sentencia del diecinueve de junio de dos mil diecinueve (foja 807), el Juzgado Penal Colegiado de la Corte Superior de Tumbes absolvió a María Fabiola Alvario Santillán y condenó a Hugo Alberto Castro Beltrán e Iván Leonardo Godoy Arroyo como coautores del delito contra la salud pública-tráfico ilícito de drogas agravado, en agravio del Estado, a quince años de pena privativa de libertad. Contra dicha decisión, los sentenciados interpusieron recurso de apelación, concedido por Resolución número 10, del cinco de agosto de dos mil diecinueve, disponiéndose la alzada a la Sala Penal Superior (foja 892).

Tercero. Itinerario del proceso en instancia de apelación

3.1. Corrido el traslado de la impugnación, la Sala Penal de Apelaciones, mediante Resolución número 12, del tres de septiembre de dos mil diecinueve (foja 901), convocó a audiencia de apelación de sentencia, la cual se realizó con normalidad en dos sesiones, acorde con las actas respectivas (fojas 908 y 911).

3.2. El siete de noviembre de dos mil diecinueve, se procedió a desarrollar la sesión de audiencia de lectura de sentencia de vista, según consta en el acta respectiva (foja 916), mediante la cual se decidió: i) confirmar la sentencia de primera instancia, en el extremo que condenó a Iván Leonardo Godoy Arroyo como coautor del delito contra la salud pública-tráfico ilícito de drogas agravado, en agravio del Estado peruano; ii) revocar la aludida sentencia, en el extremo que condenó a Hugo Alberto Castro Beltrán por el referido delito y, reformándola, iii) absolverlo.

3.3. Emitida la sentencia de vista, el sentenciado Godoy Arroyo y el Ministerio Público interpusieron recurso de casación (fojas 957 y 964), concedido mediante Resolución número 17, del veintinueve de enero de dos mil veinte (foja 1020), ordenándose elevar los actuados a la Corte Suprema.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Abuso Sexual: ausencia de coherencia interna o externa [Recurso de Nulidad 713-2019, Lima Sur]

Descarga el PDF completo aquí