COLUSIÓN: Afectación al principio de imputación necesaria [Recurso de Nulidad 223-2018, Arequipa]

0
69
Afectación al principio de imputación necesaria

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL TRANSITORIA

Colusión

Sumilla. La sentencia se ha dictado sobre la base de medios de prueba notoriamente limitados; pues la actividad probatoria no ha sido suficientemente agotada y las pruebas actuadas no han sido valoradas adecuadamente durante el proceso; en consecuencia, no es posible determinar con certeza la responsabilidad o irresponsabilidad de los acusados; por lo que es necesario que se realice un nuevo juicio oral. Por su parte, al no haberse evidenciado una labor de imputación necesaria eficiente; previamente se deberán remitir los actuados al fiscal superior para que aclare el dictamen acusatorio único.


[Lee también: COLUSIÓN: ¿»defraudación patrimonial» equivale a perjuicio económico? [Recurso de Nulidad 905-2019, Amazonas]


Lima, veintiocho de noviembre de dos mil dieciocho

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por el fiscal superior, contra la sentencia del once de diciembre de dos mil diecisiete (foja cuatro mil quinientos noventa y ocho), que absolvió a Marcio Félix Soto Rivera, Alejandro Javier Tejada Wong, Esner Alberto Rodríguez Valdivia, Cleto Marcilino Quispe Anco, Patricia Giovanna Portugal Velásquez, Darwin Felipe Flores Escarza (en calidad de coautores) y José Eduardo Pino Núñez (extraneus, en calidad de cómplice), de la acusación fiscal por el delito de colusión en agravio del Estado-Municipalidad Distrital de Paucarpata.

FUNDAMENTOS

PRIMERO. El fiscal superior en la formalización de su recurso (foja cuatro mil setecientos veinte), sostuvo que:

1.1. El Colegiado no evaluó adecuadamente las pruebas aportadas en el proceso y discutidas en el juicio oral, que acreditan que todas las etapas del proceso de adjudicación se vieron plagadas de no solo inconsistencias e irregularidades, sino de evidencias del acto colusorio.

1.2. El Informe Especial N.° 269-2005-CGH/ORAR, resultado Examen Especial efectuado a la Municipalidad Distrital de Paucarpata por la Contraloría General de la República, y que sirvió de mérito para formular la denuncia penal, tiene contenido y detalles técnicos, que necesariamente debieron ser actuados, explicados y debatidos por el profesional correspondiente o, en su caso, por el servidor designado que tenga los conocimientos técnicos, que en forma necesaria debieron ser actuados, explicados y debatidos por el profesional correspondiente o, en su caso, por el servidor designado que tenga los conocimientos técnicos conforme se solicitó oportunamente en el contradictorio; no obstante, se denegó tal pedido y, no obstante ello, en la sentencia se señala que era necesaria la explicación técnica del profesional que emitió el referido informe.

1.3. No se puede denominar todos los actos colusorios que beneficiaron al extraneus como meras irregularidades administrativas que cometieron los funcionarios municipales procesados, más aún porque tenían experiencia en los procesos de adjudicación o ejecución de proyectos u obras públicas.

SEGUNDO. Al tratarse de procesos acumulados, conforme con la tesis incriminatoria vertida en la acusación única de foja tres mil setecientos ochenta y cuatro, y precisada a foja cuatro mil ciento sesenta y siete, se tiene:

OBRA N.° 1. Manuel Prado I: Colocación de carpeta asfáltica de vías de la Urbanización Manuel Prado-Sector I

Referencia: Adjudicación Directa Selectiva (ADS), N.° 09-2001-DIM/MDP

Empresa: Ardil Construcciones y Servicios S. R. L. (Arconse S. R. L.)

Marcio Félix Soto Rivera (alcalde)

i) Firmó el Expediente Técnico que elevó Cleto Marcilino Quispe Anco (jefe de Infraestructura), con “costos innecesarios”; fue aprobado por Resolución del Concejo Municipal.

ii) Aprobó las bases: i) Sistema: suma alzada. ii) Modalidad: financiamiento de contratista. iii) Pago: según la disponibilidad económica de la Municipalidad.

iii) Firmó el Contrato N.° 001-2002, del veinticuatro de enero de dos mil dos –que fue elaborado por José Eduardo Pino Núñez, asesor legal–, sin exigir la constancia de libre contratación al gerente de Arconse S. R. L., pues el Certificado de Inscripción de Obras, del veintiséis de noviembre de dos mil uno, no lo sustituye.

iv) Suscribió cheque de pago de adelanto de materiales, por veinte mil soles, con lo que transgrede las cláusulas quinta y sexta del contrato.

v) Financió a Dilber Guillermo Paredes Chávez al firmar el cheque N.° 07440876-1, por la suma de setenta y cuatro mil setecientos setenta y ocho soles con noventa y seis céntimos.


[Lee también: COLUSIÓN: Prescripción de la conducta del extraneus [Recurso de Nulidad 377- 2019, Lima]


vi) Financió a Francisco Escalante Salazar (proveedor del contratista) al firmar el cheque N.° 0082342, por cuatro mil quinientos cincuenta y nueve soles con ochenta y siete céntimos, con el propósito de pagar los “trabajos adicionales” (lo firmó junto con Tejada Wong).

vii) Emitió la Resolución de Alcaldía N.° 1327, del diecisiete de diciembre de dos mil dos, que autorizó el pago adicional de obra al contratista y firmó la addenda al contrato, autorizando la ampliación del plazo por trabajos adicionales y por un costo de seis mil cuatrocientos veinticinco soles con cincuenta y seis céntimos.

viii) Entregó, junto con Tejada Wong, un adelanto “irregular”, para la compra de materiales –existente según las bases–, de veinte mil soles, luego de veinte días de iniciada la obra (Comprobante de Pago N.° 34976, del veintiuno de junio de dos mil dos), y pasó por alto la quinta cláusula del contrato que permitía el adelanto en efectivo de hasta el veinte por ciento, si era requerido dentro de los quince días posteriores a la suscripción del contrato y mediando una carta fianza.

ix) Dispuso el pago irregular de la primera valorización, en tanto que la décima cláusula del contrato disponía que el contratista presente la constancia de inscripción en EsSalud de los trabajadores, lo que no hizo; tampoco cumplió  en cuanto empleador– con sus obligaciones laborales y tributarias (Oficio N.° 215-2004.CRA/PRDRTPE-DPEFP, del dos de agosto de dos mil cuatro).

x) Dispuso el financiamiento de Francisco Escalante Salazar (proveedor del contratista Empresa Ardil Constructores y Servicios Sociedad de Responsabilidad Limitada); nunca de la municipalidad, por un monto total de setenta y nueve mil trescientos treinta y nueve soles con ochenta y tres céntimos.


Descarga el PDF completo aquí


Comentarios: