¿Cuál es la posibilidad de concurso real entre marcaje o reglaje y banda? [Recurso de Nulidad N° 1646-2018, Lima]

0
21

RECURSO DE NULIDAD N.º 1646-2018 / LIMA

NO HABER NULIDAD

Sumilla. Las pruebas que sustentan la sentencia condenatoria son válidas y generaron convicción sobre la responsabilidad penal del sentenciado (declaración primigenia corroborada, y las actas de hallazgo e intervención vehicular ratificadas en juicio oral), lo que autorizó revertir la inicial presunción de inocencia que favorece a todo ciudadano. Asimismo, el extremo absolutorio está conforme a derecho pues no existen pruebas que sustenten la configuración típica del delito de banda criminal. 

Lima, veinticuatro de setiembre de dos mil diecinueve

 VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos

contra la sentencia del veintiuno de junio de dos mil dieciocho (foja 961), emitida  por la Tercera Sala Especializada en lo Penal para Procesos con Reos en Cárcel,  de la Corte Superior de Justicia de Lima, por: I. La defensa técnica del  sentenciado JOSÉ ALBERTO CORTEZ VERDE, en el extremo que lo condenó como autor  de los delitos contra la tranquilidad púbica, en la modalidad de marcaje o  reglaje; y contra la seguridad pública en la modalidad de fabricación,  comercialización, uso o porte de armas, en perjuicio de la sociedad; y, como tal,  le impuso seis años de pena privativa de la libertad por cada delito, lo que da un  total de doce años de pena privativa de libertad, con lo demás que contiene. II. La fiscal adjunta JANY FILOMENA GIL CUEVA, en el extremo que absolvió a José  Alberto Cortez Verde y Yojairo Michael Arancibia Sevillano, de la acusación fiscal  por el delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de banda criminal,  en perjuicio de la sociedad. III. CÉSAR AUGUSTO ROMERO VALDEZPROCURADOR PÚBLICO,  en el extremo que absolvió al sentenciado José Alberto Cortez Verde, de la  acusación fiscal por el delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de  banda criminal; asimismo, por el monto impuesto de 50 000 soles como concepto  de reparación civil. De conformidad, en parte, con el dictamen del fiscal supremo.  Oído el informe oral del abogado del sentenciado.  

Intervino como ponente la jueza suprema CASTAÑEDA OTSU.

CONSIDERANDO

AGRAVIOS FORMULADOS EN LOS RECURSOS DE NULIDAD

PRIMERO. La defensa técnica del sentenciado José Alberto Cortez Verde, en su  recurso de nulidad (fojas 996 y 1034), solicitó se declare haber nulidad de su  condena por los delitos de tenencia ilegal de armas y marcaje o reglaje (en  adelante marcaje). Señaló como agravios los siguientes:  

1.1. La sentencia condenatoria adolece de una debida motivación en tanto  se emitió condena sin que existan medios probatorios suficientes que demuestren  la configuración de los dos delitos mencionados.  

1.2. Se generaron diversas irregularidades en la investigación que no permiten  generar certeza de la responsabilidad penal de su patrocinado. Entre ellos, no se  identificó al presunto agraviado del delito de marcaje, no se realizaron la pericias  dactilares en el arma Glock serie KAV-254, ni en el manuscrito, a efectos de  demostrar la responsabilidad penal de su patrocinado por el delito de tenencia  ilegal de armas y marcaje, respectivamente.  

1.3. Se valoró un acta de entrevista personal que no contó con la presencia  del fiscal; asimismo, existen las declaraciones contradictorias del personal policial  respecto del arma de fuego antes detallada.  

SEGUNDO. El procurador público, en su recurso de nulidad (foja 1022), solicitó que  se declare haber nulidad en el extremo que absolvió al imputado José Alberto  Cortez Verde de la acusación fiscal, en la cual se le imputó ser autor del delito de  banda criminal; asimismo, por el monto impuesto de 50 000 soles como concepto  de reparación civil. Señaló como agravios los siguientes:  

2.1. El delito de banda criminal, materia de imputación fiscal, no puede ser  subsumido en el delito de marcaje, pues se trata de tipos penales autónomos.

2.2. La reparación civil impuesta no se condice con la gravedad de los delitos  cometidos (marcaje y banda criminal), por lo que en atención al daño inmaterial  generado al Estado peruano, corresponde que el monto indemnizatorio sea de S/  150,00 soles.  

TERCERO. La fiscal adjunta en su recurso de nulidad (foja 1109), solicitó la nulidad  de la sentencia en el extremo que absolvió a José Alberto Cortez Verde y Yojairo  Michael Arancibia Sevillano de la acusación fiscal por el delito de banda criminal  en agravio de la sociedad. Al respecto, señaló que existen medios probatorios  que demuestran la configuración del referido, delito como son: el acta de  apertura y verificación del teléfono celular N.° 956-285-820, atestado policial, la  Nota Informativa N.° 482-2017-J1Q9-Z3, entre otros. 

IMPUTACIÓN FÁCTICA

CUARTO. Conforme con la acusación fiscal escrita (foja 582), se imputó a José  Alberto Cortez Verde, el delito de tenencia ilegal de armas, previsto en el artículo  279-G del CP, al haber tenido en posesión un arma de fuego (pistola marca  Glock, número de serie KVA-254, encontrada debajo del asiento de la moto lineal  que conducía) provista con siete municiones, sin contar con la respectiva  autorización.  

Asimismo, se le imputó el delito de marcaje, previsto en el primera párrafo, del  artículo 317-A, del CP, concordado con el inciso 1, del segundo párrafo, de la  citada norma a Cortez Verde y a su coacusado Yojairo Michael Arancibia  Sevillano, por realizar labores de vigilancia y seguimiento a bordo de dos motos  lineales a un cliente del Banco de Crédito del Perú, que iba a retirar una gran  suma de dinero de la sucursal, ubicada en la avenida República de Chile,  cuadra 2, en Lima. Por último, se imputó a los antes referidos el integrar una  banda criminal –junto a otros sujetos desconocidos–dedicada a la comisión de delitos, aprovechando su calidad de efectivos policiales; actos ilícitos que  configuran el delito previsto en el artículo 317-B del CP.  

Hechos que se develaron durante la intervención policial efectuada el 31 de  mayo de 2017, a las 11:30 horas del día, por efectivos policiales de la División de  Investigación Criminal, quienes tomaron conocimiento de que sujetos  desconocidos se estarían reuniendo en inmediaciones de la avenida República  de Chile, cuadra 2, en Lima, a la altura del Banco de Crédito del Perú, haciendo  un seguimiento a un cliente de dicha entidad que retiraría una gran cantidad de  dinero.

(…)

Descargue la resolución completa aquí:

Comentarios: