¿Cuándo se configura la prescripción de la violación sexual como delito continuado? [Recurso de Nulidad 631-2021, Lima]

0
88
Cuándo se configura la prescripción de la violación sexual como delito continuado [Recurso de Nulidad 631-2021

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Sumilla. Nula la sentencia recurrida y prescrita la acción penal. La sentencia materia de recurso se emitió aun cuando la acción penal ya había prescrito; por lo que corresponde declarar la extinción de la acción penal.

Lima, cinco de agosto de dos mil veintiuno

VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto por Manuel Natividad Villa Suárez contra la sentencia emitida el treinta de noviembre de dos mil veinte por la Primera Sala Penal Superior para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, que lo condenó como autor del delito contra la libertad sexual-violación de menor de edad –artículo 173.3 del Código Penal–, en agravio de la menor de clave 10A (11 años), y en consecuencia, le impuso nueve años de pena privativa de libertad y, fijó en S/ 1500 (mil quinientos soles) el monto de la reparación civil a favor de la agraviada.

[Lee también: Violación sexual a menor de edad: absolución por duda razonable [Recurso de Nulidad 2001-2018, San Martín] 

Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

CONSIDERANDO

Primero. Argumentos del recurso de nulidad

1.1. La defensa técnica del sentenciado Manuel Natividad Villa Suárez alegó como fundamento principal que la recurrida habría incurrido en graves irregularidades u omisiones de trámites y garantías del proceso, vulnerando lo prescrito en los incisos 3, 6 y 20 del artículo 139 de la Constitución.

1.2. En primer lugar, señala que se lo condenó por un hecho prescrito, ya que sucedió en el año mil novecientos noventa y seis, cuando la menor tenía once años; de entonces a la fecha de la sentencia han transcurrido veinticuatro años, y el plazo de prescripción extraordinaria es –según el artículo 83 del Código Penal– de veintidós años y seis meses, plazo que se cumplió en junio de dos mil dieciocho.

1.3. En segundo lugar, alegó que se condenó sin pruebas válidas, ya que la declaración de la menor carece de requisitos mínimos de validez, pues debió ser tomada en presencia de un familiar, y Justina Palacios Quispe no lleva sus apellidos; no se practicó en presencia del mismo fiscal que llevó el caso; además, se realizó sin conocimiento del abogado de la defensa. Asimismo, el Certificado Médico legal número 064522-CLS no demuestra la responsabilidad del acusado, el testigo Cecilio Palacios Quispe, en acto de juicio oral, negó los hechos denunciados; la testigo Justina Palacios Quispe solo es una testigo de oídas, pues ni siquiera vivía cerca al lugar de los hechos, y los términos de la pericia psicológica son demasiado genéricos.

[Lee también: Violación sexual – Motivación de la prueba ]    

1.4. Y en tercer lugar, ni el juez de instrucción ni el Tribunal de Juzgamiento tienen competencia, conforme el artículo 19 del Código de Procedimientos Penales.

Segundo. Breve resumen de los hechos

En merito de la denuncia del veinte de noviembre de mil novecientos noventa y nueve, se imputa a Manuel Natividad Villa Suárez haber abusado sexualmente de su sobrina de clave 10A en el año mil novecientos noventa y seis, cuando ella tenía once años de edad. Los hechos sucedieron en circunstancias en que el acusado llevó a la menor a la ciudad de Puerto Maldonado, donde la violó reiteradamente cada vez que su esposa no se encontraba en casa.

Tercero. Fundamentos de esta Sala Suprema

3.1. El impugnante, tanto en su escrito como en acto de informe oral, alegó que la sentencia del treinta de noviembre de dos mil veinte incurrió en graves irregularidades y omisión de garantías, entre ellas, que se habría condenado por un hecho prescrito, lo cual será materia de análisis de primer orden, toda vez que, de cumplirse lo alegado, el análisis de los otros agravios postulados en el recurso de nulidad seria subsidiario.

3.2. El artículo 80 del Código Penal dispone que la acción penal prescribe en un tiempo igual al máximo de la pena fijada por la ley para el delito, si es privativa de libertad –prescripción ordinaria–, y el artículo 83 del mismo cuerpo de leyes establece en su último
párrafo que, en todo caso, la acción penal prescribe cuando el tiempo transcurrido sobrepasa en una mitad al plazo de prescripción –prescripción extraordinaria–.

3.3. El delito materia de condena se encuentra tipificado en el artículo 173.3 del Código Penal –delito de violación sexual de menor–, de conformidad con el tipo penal vigente a la fecha de la comisión de los hechos[1]; establece como pena máxima privación de libertad no mayor de quince años, por lo que el plazo extraordinario de prescripción es de veintidós años con seis meses.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Delito de violación sexual y determinación de la pena]

Descarga el PDF completo aquí