¿Cuándo se establece la causal de revisión por prueba inválida y por prueba nueva? [Revisión de sentencia N° 269-2014, Puno]

0
758
¿Cuándo se establece la causal de revisión por prueba inválida y por prueba nueva?

Loading

SENTENCIA NCPP N.º 269-2014 PUNO

CAUSAL DE REVISIÓN: PRUEBA INVÁLIDA

La causal prevista en el numeral tres, del artículo cuatrocientos treinta y nueve, del Código Procesal Penal, exige que un elemento de prueba sea falso o carezca de un requisito esencial para su validez desde una perspectiva formal, lo cual requiere un aporte probatorio específico, no un razonamiento alternativo a su valoración. No se refiere a un cuestionamiento de la propia prueba que obra en el expediente, a partir de un análisis distinto al efectuado por el órgano jurisdiccional en sede declarativa de condena. Es decir, el accionante está obligado positivamente a ofrecer pruebas que acrediten directamente o, a partir de ellas, la falsedad o invalidez de las pruebas que sirvieron de sustento a su condena.

CAUSAL DE REVISIÓN: PRUEBA NUEVA  

Conforme con la causal prevista en el numeral cuatro, del artículo cuatrocientos treinta y nueve, del Código Procesal Penal, los nuevos hechos o medios de prueba deben tener la capacidad de derrotar o anular la tesis incriminatoria que fue materia de análisis en el juicio originario, develando el error al que se arribó pordesconocimiento de la nueva información, en cuyo supuesto la decisión de condena hubiese sido distinta. 

Lima, veintinueve de octubre de dos mil veinte

 VISTA: la demanda de revisión interpuesta

por el sentenciado PEDRO PABLO SUPO CONDORI contra: i. La sentencia de  primera instancia del catorce de enero de dos mil trece, expedida por el  Juzgado Penal Colegiado de la Zona Sur, de la Corte Superior de Justicia de  Puno, que lo condenó como autor del delito contra la vida, el cuerpo y la  salud, en la modalidad de homicidio calificado, en agravio de la menor  identificada con iniciales S. D. L. V., a veinte años de pena privativa de la  libertad efectiva y fijó en diez mil soles el monto que, por concepto de  reparación civil, deberá abonar a favor de la parte agraviada; y, ii. La sentencia  de vista del veintitrés de mayo de dos mil trece, emitida por Sala Penal de  Apelaciones de la referida Corte, que confirmó la primera sentencia citada.  

Ponencia de la jueza suprema PACHECO HUANCAS

CONSIDERANDO

FUNDAMENTOS DE LA DEMANDA

1. El sentenciado PEDRO PABLO SUPO CONDORI planteó demanda de  revisión1 sobre el fundamento de las causales previstas en los numerales tres y  cuatro, del artículo cuatrocientos treinta y nueve, del Código Procesal Penal.  Alegó lo siguiente:

1.1. En cuanto a la causal prevista en el numeral tres, expresó que su condena  se sustentó, básicamente, en el examen y la valoración indiciaria de una  pericia de grafotecnia efectuada sobre una “nota manuscrita”, que fue  incorporada al proceso sin la observancia de las reglas mínimas de  validez probatoria. Añadió que dicha prueba se admitió de oficio, pese a  que en dos resoluciones expedidas en juicio oral se le declaró prohibida  por ser sorpresiva, en razón de que no se presentó en fase de control de  acusación, ni fue admitida en juicio oral. Por lo tanto, es una prueba  ilícita que invalida todo el proceso penal, incluida la condena, máxime si  su invalidez fue declarada judicialmente por la misma “justicia de Puno”. 

1.2. Con relación a la causal prevista en el numeral cuatro, sostuvo que en el  juicio originario se declaró como hecho probado que el accionante habría  matado a la menor identificada con iniciales S. D. L. V. el treinta de  marzo de dos mil diez. No obstante, el sentenciado nunca estuvo en  dicho lugar ni participó en el acto criminal. Agregó que, dentro de la  carpeta fiscal, estaba oculta una investigación que no fue comunicada al  órgano jurisdiccional, signada con el número 502-2010-529, realizada  por la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Arequipa, en la que se  concluyó que los días veintinueve, treinta y treinta y uno de dos mil diez,  se encontraba internado en la Clínica de Rayos X Ecografía 2000, en la  ciudad de Arequipa. Para acreditar su afirmación, ofreció como pruebas  nuevas, las siguientes:

  • Las diligencias efectuadas en el caso N.º 2010-529, realizadas por  la Fiscalía Provincial Corporativa de Arequipa.
  • Las declaraciones de los fiscales Antonio Alberto Chacón Rossel  y Luis Alberto Arancibia Agostinelli, encargados de la  mencionada investigación. 
  • Informe de la Gerencia de la Clínica de Rayos X de Arequipa, del  veintisiete de junio de dos mil once, dirigida a la Segunda Fiscalía  Penal Corporativa de Puno, con Oficio N.º 006-11-RAYOS X  ECOGRAFÍA 2000-ARE-RX, obrante en la Carpeta Fiscal N.º  2706014502-2010-529-0. 

Sobre la base de lo anotado, el demandante solicitó que este Tribunal Supremo  determine su absolución y, consecuentemente, decrete su libertad inmediata.

(…)

Descargue la resolución completa aquí: