Debe la policía detener a los de la pestilencia que vienen a acosar y hostigar el local de IDL

0
118
Debe-la-policia-detener-a-los-de-la-pestilencia-que-vienen-a-acosar-y-hostigar-el-local-de-IDL

Loading

Por Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado de IDL

Acaba de llegar la pestilencia local de IDL. 

1. ¿Qué delito comenten?

Los de la Pestilencia no solo sistemáticamente vienen al local de Idl a hostigar y acosar, sino que han sido condenados por estos hechos. En tal sentido, cometen delito de acoso en perjuicio de IDL reconocido en el artículo 151-A del Código Penal.

Artículo 151-A.- Acoso

El que, de forma reiterada, continua o habitual, y por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que pueda alterar el normal desarrollo de su vida cotidiana, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años, inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 10 y 11 del artículo 36, y con sesenta a ciento ochenta días-multa.

[Lee también: ¿Cuándo las protestas sociales dejan de ser pacíficas?]

La misma pena se aplica al que, por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que altere el normal desarrollo de su vida cotidiana, aun cuando la conducta no hubiera sido reiterada, continua o habitual.

Igual pena se aplica a quien realiza las mismas conductas valiéndose del uso de cualquier tecnología de la información o de la comunicación.

La pena privativa de la libertad será no menor de cuatro ni mayor de siete años, inhabilitación, según corresponda, conforme a los incisos 10 y 11 del artículo 36, y de doscientos ochenta a trescientos sesenta y cinco días-multa, si concurre alguna de las circunstancias agravantes:

1. La víctima es menor de edad, es persona adulta mayor, se encuentra en estado de gestación o es persona con discapacidad.
2. La víctima y el agente tienen o han tenido una relación de pareja, son o han sido convivientes o cónyuges, tienen vínculo parental consanguíneo o por afinidad.
3. La víctima habita en el mismo domicilio que el agente o comparten espacios comunes de una misma propiedad.
4. La víctima se encuentre en condición de dependencia o subordinación con respecto al agente.
5. La conducta se lleva a cabo en el marco de una relación laboral, educativa o formativa de la víctima.

*Artículo incorporado por el DL 1410, publicado el 12 de setiembre de 2018

[Lee también: Gustavo Gorriti: Exigen que se investigue a periodista por supuestas influencias en la Fiscalía]

2. ¿Procede la detención?

Al momento en que están en la puerta de IDL vociferando y acosando al personal que trabaja en IDL, los miembros de la policía deben ser detenidos por la policía pues se encuentran en situación de flagrancia del delito de acoso, en cumplimiento del artículo 259 del Código Procesal Penal.

Artículo 259.- Detención Policial

La Policía Nacional del Perú detiene, sin mandato judicial, a quien sorprenda en flagrante delito. Existe flagrancia cuando:

1. El agente es descubierto en la realización del hecho punible.
2. El agente acaba de cometer el hecho punible y es descubierto.
3. El agente ha huido y ha sido identificado durante o inmediatamente después de la perpetración del hecho punible, sea por el agraviado o por otra persona que haya presenciado el hecho, o por medio audiovisual, dispositivos o equipos con cuya tecnología se haya registrado su imagen, y es encontrado dentro de las veinticuatro (24) horas de producido el hecho punible.
4. El agente es encontrado dentro de las veinticuatro (24) horas después de la perpetración del delito con efectos o instrumentos procedentes de aquel o que hubieren sido empleados para cometerlo o con señales en sí mismo o en su vestido que indiquen su probable autoría o participación en el hecho delictuoso.

[También te puede interesar: La detención preliminar judicial]