Debida motivación de resoluciones judiciales es una garantía que se funda en el razonamiento coherente, objetivo y suficiente [Casación 1067-2021, La Libertad]

0
721
Debida-motivacion-de-resoluciones-judiciales-es-una-garantia-que-se-funda-en-el-razonamiento-coherente-objetivo-y-suficiente

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Fundado el recurso de casación

Sumilla: Del control in iure al razonamiento contenida en la sentencia de vista emitida por el Tribunal Superior se advierte ausencia e ilogicidad en la motivación, al negar el valor incriminatorio de la declaración de la víctima en cuanto al delito de violación sexual, pues valoró su versión sin analizarla en conjunto con los indicios que corroboran el delito de violación sexual de menor de edad, esto es, no consideró la declaración de la madre de la víctima, la declaración de la víctima desde la perspectiva de lo afirmado por la perito psicóloga y el relato incriminatorio de la víctima no solo a nivel preliminar, sino a nivel del juicio oral. Tales circunstancias evidencian que el Tribunal Superior no cumplió con efectuar un correcto análisis lógico-jurídico de la garantía de certeza (prevista en el Acuerdo Plenario n.º 2-2005/CJ116) respecto a la verosimilitud interna y externa de la versión de la víctima. 

Lima, dieciséis de febrero de dos mil veintitrés.

[Lee también: Debida motivación y contraindicios en la acreditación del pacto colusorio [Exp. 00074-2022-PHC/TC]

VISTOS: en audiencia privada, mediante el sistema de videoconferencia, el recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público contra el extremo de la sentencia de vista, del quince de enero de dos mil veinte (folios 137 a 163), que revocó el extremo de la sentencia de primera instancia, del nueve de julio de dos mil diecinueve, que condenó al encausado José Arturo Vásquez del Rosario como autor del delito contra la libertad sexual en la modalidad de violación sexual de menor de edad, en agravio de la menor de iniciales J. S. V. M.; y, reformándola, lo absolvió de la acusación fiscal por los citados delito y agraviada; con lo demás que al respecto contiene. 

Intervino como ponente la señora jueza suprema ALTABÁS KAJATT.

FUNDAMENTOS DE HECHO 

Primero. Itinerario del proceso en etapa intermedia 

1.1. La representante de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Distrito Fiscal de La Libertad formuló acusación en contra de José Arturo Vásquez del Rosario como autor del delito contra la libertad sexual-violación de la libertad sexual en las modalidades de actos contra el pudor en menor de catorce años y violación sexual de menor de edad, en agravio de la menor agraviada identificada con las iniciales J. S. V. M., y solicitó diez años de pena privativa de libertad por el primer delito y cadena perpetua por el segundo delito. Los hechos denunciados se narran a continuación:

[Lee también: Omitir pericia contable no necesariamente vulnera derecho a la debida motivación [Expediente N.° 04356-2019-PHC-TC]

La menor identificada con las iniciales J. S. V. M., de 10 años de edad, refiere que desde que tenía siete años de edad su padrastro el hoy imputado José Arturo Vásquez del Rosario, quien vivía en el mismo domicilio que ella esto es en la Av. Miguel Grau N.° 1448 Mz. 55 Lt. 12 Sector 03 del Distrito El Milagro empezó a tocarle su poto y su vagina, así como le amenazaba a que si le contaba algo a su mamá, él se iba ir a la cárcel y su hermano se iba a quedar sin papá, además esto iba a salir por la televisión y sus amigos se iban a reír de ella, refiere la menor que su padrastro le daba besos en su boca, le miraba cuando se bañaba, le daba besos en su vagina, le mordía su poto y le decía que si ella no dejaba a que él meta su pene en su boca le iba a ser “fururu”, eso quiere decir que iba a meter su pene en su vagina y que le iba a doler, le tocaba sus “tetas”, le ponía su pene en su poto, veía que salía un líquido viscoso es decir transparente, una vez le dijo que le iba a ser como el “chápalo y patas” que son perros de sus abuelitos, hembra y macho, porque una vez estos se estaban “preñando” entonces él le dijo que le haría igual a ella; una vez su padrastro se estaba cambiando para recoger a su mamá, en ese momento él le dijo que metería su pene en su boca y como ella no quiso le bajó el pantalón diciéndole que le iba a ser “fururu”; una vez cuando ella estaba mirando televisión su padrastro le llamó y le hizo sentar en su encima a la altura de su pene y él empezó a moverse, eso ocurrió varias veces, así como otras veces introducía su pene en su boca; para esto le daba un sol o dos soles, todas estas cosas lo hizo cuando ella tenía siete años de edad, cuando tenía esa edad su padrastro vino a vivir a su casa, aprovechaba en hacerle estas cosas cuando su mamá se iba a trabajar, no había nadie en su casa y en algunas ocasiones cuando su mamá se encontraba en su casa haciendo trabajos, él le hacía estas cosas en otro cuarto que está lejos de su dormitorio [sic]. 

[Continúa…]

[También te puede interesar: Extorsión: ¿Cómo se configura la debida motivación? [Expediente 01561-2019-PHC/TC]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: