Declaración judicial de unión de hecho [Casación 4905-2019, Lima Norte]

0
159
Declaracion-judicial-de-union-de-hecho

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL PERMANENTE

SUMILLA: Para que una resolución judicial se encuentre debidamente motivada, se requiere, mínimamente, que: a) exista coherencia entre las “premisas” normativa y fáctica, y la “decisión adoptada”; b) las premisas, normativa y fáctica, se encuentren debidamente justificadas; c) las premisas o razones que sustentan la decisión sean suficientes para dar por resuelto el caso planteado; y, d) al justificar dichas premisas, se haya dado respuesta a los argumentos expuestos por las partes. Lima, veinte de abril de dos mil veintitrés. 

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, vista la causa número cuatro mil novecientos cinco – dos mil diecinueve, en audiencia pública de la fecha y producida la votación de acuerdo a ley, emite la siguiente sentencia: 

[Lee también: Reconocimiento de unión de hecho [Casación 614-2020, Lima]

I. ASUNTO: Es materia de pronunciamiento, el recurso de casación interpuesto por el demandante Florencio Mendoza Alfaro, contra la sentencia de vista contenida en la resolución Nº 28 de fecha 20 de junio de 2019, emitida por la Segunda Sala Civil Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, que revoca la sentencia apelada contenida en la resolución Nº 23 de fecha 26 de abril de 2018, que declaró fundada la demanda de reconocimiento de unión de hecho y, en consecuencia, reconoció el inmueble objeto de este proceso como un bien social; y, reformándola, declara infundada dicha demanda. 

II. ANTECEDENTES: 

2.1. DEMANDA. – Florencio Mendoza Alfaro, a través del escrito de demanda y su subsanación (págs. 23 y 35), solicita, como pretensión principal, el reconocimiento judicial de la unión de hecho que mantuvo con la demandada Esther Mavila Pérez Chávez, desde diciembre de 2003 hasta febrero de 2014; y, como pretensión accesoria, se declare como bien de la sociedad de gananciales, el departamento ubicado en Calle Los Laureles Mz. X, Lt. 10 – Urbanización Cesar Vallejo – distrito de San Martín de Porres; y la inscripción registral del mismo; en mérito a los siguientes fundamentos: a) Desde diciembre de 2003 hasta febrero de 2014, sostuvo una relación convivencial (unión de hecho) con la demandada, en forma continua, pública permanente, estable y libre de cualquier impedimento matrimonial. Durante este periodo procrearon a su menor hija Camila Belén Mendoza Pérez. b) Inicialmente vivían en un departamento alquilado. Posteriormente, a través del contrato de compraventa de fecha 13 de enero de 2011, adquirieron dicho bien, pero únicamente a nombre de la demandada, debido a que, a esa fecha, tenía problemas con la madre de los hijos de su primer compromiso. Por tanto, ambos son titulares del referido inmueble. 

[Lee también: Reconocimiento de unión de hecho y liquidación de sociedad de gananciales [Casación 1313-2019, Tacna]

2.2. CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA. – La demandada Esther Mavila Pérez Chávez, a través del escrito de contestación de demanda (pág. 54), absolvió el traslado conferido, exponiendo los siguientes argumentos: a) Es falso que haya convivido con el demandante, desde los años 2003 a 2014. Ahora bien, es cierto que ambos procrearon una hija llamada Camila Belén Mendoza Pérez; sin embargo, tal hecho no se produjo como consecuencia de una relación de convivencia, sino de una relación no estable. Tampoco mantuvieron una relación de conocimiento público, debido a que el demandante estaba casado con Teresa Jugo Villanueva (cuyo matrimonio recién fue disuelto en el 2012). Asimismo, a causa de haber tomado conocimiento de este último hecho, se distanció de manera definitiva del demandante (padre de su hija). b) El inmueble objeto de este proceso, lo adquirió con el esfuerzo de su trabajo y el apoyo de su familia; por lo que, es falso que el demandado haya adquirido tal bien.

[Continúa …]

[También te puede interesar: Unión de Hecho: medios probatorios para demostrar la convivencia [Casación 5215-2018, Apurímac]

Descarga el PDF completo aquí