Delitos contra el patrimonio en el Código Penal: ¿En qué consisten y cuáles son?

0
125
Delitos-contra-el-patrimonio-en-el-Codigo-Penal-En-que-consisten-y-cuales-son

Loading

Los delitos contra el patrimonio se encuentran regulados en el título V de la parte especial del Código Penal. Este sistema de delitos es uno de los más extensos y diversificados del Código Penal vigente. Es así que a su interior se distingue, a lo largo de once capítulos (que abarcan los artículos 185 al 208), un total de nueve modalidades delictivas diferentes; pero, además, es uno de los pocos bloques delictivos que incluyen en su articulado una excusa absolutoria que exime de pena a quienes cometen determinados hechos punibles patrimoniales en agravio de personas con las cuales mantiene un vínculo familiar cercano (artículo 208). En esta nota te explicaremos a detalle en qué consisten y cuáles son los delitos contra el patrimonio en el Código penal.

¿En qué consisten los delitos contra el patrimonio en el Código penal?

Como su nombre lo indica, esta clase de delitos lesionan, comprometen o depredan el patrimonio de una persona. Si bien en su configuración legal concurren con frecuencia conceptos y categorías propias del derecho civil o comercial, es pertinente aclarar que todos estos conceptos deben adaptarse a las necesidades y mecanismos de protección que el derecho penal construye para tutelar el patrimonio ajeno en cualquiera de sus formas. Un ejemplo evidente de esta interdependencia funcional se observa en el sentido extensivo que el derecho penal otorga al concepto de “bien mueble”; el cual, a diferencia de lo que se regula expresamente en los artículos 885 y 886 del Código Civil, debe flexibilizarse para poder comprender a toda clase de bienes que pueden ser objeto de movilidad, desplazamiento, sustracción y apoderamiento como las aeronaves, las naves, los hidrocarburos o la energía eléctrica. 

[Lee también: Tipos de delitos ambientales en el Código Penal Peruano]

Ahora bien, la pluralidad de modalidades delictivas contra el patrimonio ha dado lugar a diferentes criterios de clasificación de estos ilícitos. Por ejemplo, tradicionalmente se ha tomado en cuenta el objeto sobre el cual recae la acción delictiva (delitos contra bienes muebles como el robo, o contra bienes inmuebles como la usurpación, o contra el patrimonio en sentido de universalidad jurídica de bienes como el fraude en la administración de personas jurídicas); pero también ha servido para alinearlos a la naturaleza del medio empleado para la ejecución del delito (delitos mediante empleo de violencia como la extorsión, delitos mediante el abuso de confianza como la apropiación ilícita, delitos realizados mediante destreza y sustracción como el hurto y delitos con aplicación de medios fraudulentos como la estafa). En otras clasificaciones, se ha aludido a los efectos que el delito cometido produce en el patrimonio del delincuente (delitos patrimoniales que producen enriquecimiento como la apropiación ilícita y delitos patrimoniales que no producen enriquecimiento como el de daños).

Entre otras características generales de los delitos patrimoniales, destaca su configuración estrictamente dolosa. Además, que cada infracción penal está siempre vinculada con el reconocimiento o el ejercicio de determinados derechos reales como la propiedad, la posesión, el uso o el usufructo legítimos de bienes muebles o inmuebles. Asimismo, que son delitos de resultado, por lo que la tentativa es posible y punible. Cabe señalar también que la realización de algunos delitos patrimoniales, como el hurto y los daños, requieren superar un valor económico determinado (una remuneración mínima vital), caso contrario solo constituyen faltas contra el patrimonio (artículo 444).

[Lee también: ¿El acto libera in causa aplica en el código penal peruano?]

¿Cuáles son los delitos contra el patrimonio en el Código penal?

El sistema de delitos contra el patrimonio que contiene la parte especial es el siguiente:

  • Delitos de hurto (artículos 185 a 187)
  • Delitos de robo (artículos 188 a 189)
  • Delitos de abigateo (artículos 188 a 189)
  • Delitos de apropiación ilícita (artículos 190 al 193)
  • Delitos de receptación (artículos 194 a 195)
  • Delitos de estafa y otras defraudaciones (artículos 196 y 197)
  • Delitos de fraude en la administración de personas jurídicas (artículos 198 y 199)
  • Delitos de extorsión (artículos 200 a 201)
  • Delitos de usurpación (artículos 202 a 204)
  • Delitos de daños y afines ((artículos 205 a 207)
  • Excusa absolutoria (artículo 208)

¿Quieres aprender más sobre Derecho Penal?, inscríbete ahora mismo en nuestro diplomado actualizado en Derecho penal, procesal penal en el NCPP y taller de litigación oral

[También te puede interesar: Problemas fundamentales de la Parte General del Código Penal]