Desalojo preventivo, usurpación clandestina y congruencia procesal [Casación 1063-2019, Moquegua]

0
140
Desalojo preventivo, usurpación clandestina y congruencia procesal
Curso especializado en delitos de corrupción de funcionarios

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL TRANSITORIA

Desalojo preventivo. Usurpación clandestina. Congruencia procesal

Sumilla: 1. El presupuesto o conditio sine qua non del desalojo preventivo, que es una medida coercitiva anticipativa, más exigente que las medidas de coerción no anticipativas alasegurar la efectividad de un posible fallo condenatorio anticipando provisionalmente alguno de sus efectos, está referida al respaldo en medios de investigación que contiene desde un umbral de prueba de cargo suficiente; es decir, de probabilidad prevalente – que los actos de aportación de hechos disponibles respalden con consistencia la imputación y sean más fuertes que los medios de investigación que puedan apoyar la hipótesis defensiva–. Como se trata de un delito de usurpación se requiere que los medios de investigación incidan en su materialización y que el derecho del agraviado esté consolidado. 2. El tipo delictivo de usurpación, en la modalidad prevista en el numeral 4 del artículo 202 del Código Penal, destaca es que el ingreso ilegítimo –sin derecho o autorización legal– a un inmueble se realice de modo furtivo o escondido (medio resultativo), es decir, que su ejecución no se dé a conocer ni se deje ver. El poseedor, por tanto, ignora los hechos de despojo que van a suceder y éste sucede a sus espaldas, lo que generalmente sucede cuando no se encuentra físicamente en el predio o éste por sus dimensiones o características es de difícil control y cuidado. 3. El juicio de comparación respecto de la congruencia está en función con la causa de pedir impugnatoria. Según el recurso de apelación, se planteó como petición la revocatoria del auto cautelar y como causa de pedir el hecho que los imputados ejercen una posesión legítima por uno de ellos es hijo de quien fuera propietario y la empresa no es titular ni posesionaria del sector Charaque donde se asentaron. El Tribunal Superior desestimó esa consideración, pero desde el principio de tipicidad y del fumus comissi delicti – presupuesto de la medida de coerción real– tuvo que analizar, por ser conexo y de imprescindible decisión, si el delito de usurpación, en efecto, se habría perpetrado en un grado de probabilidad prevalente.


[Lee también: Usurpación agravada: Presunción de inocencia [Recurso de Nulidad 1976-2019, Lima Este ]


Lima, veintiocho de junio de dos mil veintiuno

VISTOS ; en audiencia pública: el recurso de casación por las causales de inobservancia de precepto constitucional, infracción de precepto material y vulneración de la garantía de motivación interpuesto por la actora civil, ANGLO AMERICAN QUELLAVECO SOCIEDAD ANÓNIMA , contra el auto de vista de fojas trescientos treinta y uno, de tres de mayo de dos mil diecinueve, que revocando el auto de primera instancia de fojas ciento sesenta y seis, de cuatro de febrero de dos mil diecinueve, declaró infundada la solicitud de desalojo preventivo y ministración provisional de posesión que planteó; con lo demás que al respecto contiene. En el proceso penal incoado contra Isabel Catalina Flores Mamani, Román Felipe Cabana Peñaloza, Serapio Lucio Cueva Parí, Jova Guevara Alejo y Dina Aurelia Cabana Peñaloza por delito de usurpación con agravantes en agravio de Anglo American Quellaveco Sociedad Anónima.

Ha sido ponente el señor San Martín Castro.

FUNDAMENTOS DE HECHO

PRIMERO . Que el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria del Módulo Penal de Mariscal Nieto por auto de fojas ciento sesenta y seis, de cuatro de febrero de dos mil diecinueve, declaró fundada la solicitud de desalojo preventivo y ministración provisional efectuada por la actora civil ANGLO AMERICAN QUELLAVECO , representada por Luis Fernando Berrocal Vega, en la investigación seguida contra Dina Cabana Peñaloza y otros por la presunta comisión del delito de usurpación agravada. En consecuencia, dispuso el desalojo preventivo de la parte del inmueble (área de trescientos sesenta metros cuadrados), ubicado en la parcela “A” (Papajune) – Torata, inscrito en la Partida Registral once cero dos veintiuno noventa y cinco que se encuentra indebidamente ocupada por los imputados Isabel Flores Mamani, Román Felipe Cabana Peñaloza, Lucio Cueva Pari, Jove Guevara Alejo y Dina Cabana Peñaloza en un área de trescientos sesenta metros cuadrados; y, por tanto, ordenó se entregue la ministración provisional de la referida área de terreno a la agraviada ANGLO AMERICAN QUELLAVECO . Todo ello una vez quede consentida o ejecutoriada.


[Lee también:  ¿La variación del hecho en sede recursal vulnera imputación necesaria y congruencia? [Recurso de Nulidad 1261-2019, Sala Penal Nacional]


SEGUNDO. Que la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Moquegua, previo recurso de apelación por el abogado defensor de los encausados Willy Cabana Peñaloza y Serapio Lucio Cueva Pari y tras el trámite impugnativo correspondiente, emitió el auto de vista de fojas trescientos cincuenta y uno, de tres de mayo de dos mil diecinueve, que revocando el referido auto de primera instancia declaró infundado el requerimiento de desalojo preventivo y ministración provisional; con lo demás que al respecto contiene.

∞ Contra el referido auto de vista la actora civil ANGLO AMERICAN QUELLAVECO interpuso recurso de casación.

[También te puede interesar: Congruencia y carácter procesal de la imputación necesaria]


Descarga el PDF completo aquí


Diplomado en gestión pública y derecho municipal