Despido arbitrario: ¿cuándo ocurre y cómo reaccionar?

0
3998
despido arbitrario cuándo ocurre y cómo reaccionar

Loading

El despido laboral puede convertirse en despido arbitrario cuando sus causas no están contempladas en la ley. 

Nuestra legislación peruana protege a toda persona que está siendo despedida injustamente por su empleador. 

Tras el periodo de prueba de tres meses, en un contrato a plazo indeterminado el colaborador adquiere el derecho a no ser despedido sin que exista una causa justa prevista. En tanto, en un contrato fijo, el colaborador adquiere el derecho a no ser despedido sin que exista una causa justa hasta el plazo establecido.

A continuación, veamos las causas por la que puede finalizar un vínculo laboral para- posteriormente- poder convertirse en un despido incausado. 

[También te puedes leer: Aprueban medidas para protección de los derechos laborales en el sector agrario]

Causas de la extinción del contrato laboral:

  • Fallecimiento del trabajador
  • Renuncia 
  • Mutuo disenso 
  • Invalidez absoluta 
  • Jubilación

Despido por causa grave cometida por el trabajador

  • Incumplimiento injustificado de obligaciones
  • Reiterada resistencia a las órdenes de sus superiores
  • Inobservancia del Reglamento Interno del trabajo
  • Disminución reiterada del rendimiento
  • Uso o entrega de información reservada del empleador a terceros
  • Concurrencia reiterada al trabajo en estado de ebriedad o bajo los efectos de drogas 
  • Causar intencionalmente daños materiales del empleador 
  • Apropiación de bienes del empleador y su uso en beneficio propio o terceros
  • Incurrir en actos de violencia o grave indisciplina contra el empleador o los compañeros de labor
  • Ausencias injustificadas por más de tres días consecutivos o no consecutivos por más de cinco días en un periodo de 30 días calendarios o 15 días en un periodo de 180 días calendarios
  • Tener una condena penal por delito doloso
  • Haber sido inhabilitado por más de 3 meses por una autoridad judicial o administrativa

Si cualquiera de los casos referidos no se contempla en el despido laboral el colaborador puede estarse enfrentando a un despido arbitrario.

En consecuencia, el trabajador despedido arbitrariamente podrá demandar a la empresa exigiendo el pago de una indemnización o la reposición a su empleo según sea el caso. 

¿Cuánto es la indemnización ante un despido arbitrario?

Si no hay una causa justa, el trabajador puede demandar a su empleador por despido arbitrario. El monto de indemnización es de una remuneración y media por cada año completo de servicio con un máximo de 12 remuneraciones, más la parte proporcional por la fracción de año.

El plazo para reclamar la indemnización por despido arbitrario es de 30 días. 

¿Cuándo el despido es nulo?

El despido será nulo – a diferencia del despido arbitrario- cuando haya de sustento la actividad sindical; la discriminación por raza, sexo, opinión o idioma; cuando el trabajador sea portador de VIH; o por razón de embarazo. 

En dichos casos un trabajador puede optar por la indemnización o la reposición en el empleo.

Algo más:

Nuestra legislación protege los derechos laborales que tiene toda persona, entre ellos, el despido arbitrario sin causa justa. Es importante que los trabajadores conozcan y hagan valer sus derechos de forma oportuna. De esta manera, se continuará frenando la inconducta de muchos empleadores en el país.