División y partición de bien inmueble [Casación 1635-2022, Lima]

0
178
Division-y-particion-de-bien-inmueble

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA

Lima, veinte de julio de dos mil veintitrés. 

AUTOS y VISTOS: El 28 de enero del 2023 se creó la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema, por Resolución Administrativa Nº 000056-2023-CE-PJ, por el término de tres meses, entrando en funciones a partir del 1 de junio del 2023. Recibido el expediente en cumplimiento a lo ordenado por la Resolución Administrativa Nº 000010-2023-SP-SCPJ, y a través del Oficio Nº 050-2023-SCP-P-CS-PJ de fecha 7 de junio del 2023, la Presidencia de la Sala Civil Permanente comunica que la entrega de los expedientes será efectuada por el Jefe de Mesa de Partes. Por Resolución Múltiple Nº 2 del 9 de junio del 2023, el Colegiado de la Sala Civil Transitoria resolvió: 1) Disponer la recepción de todos los expedientes remitidos por la Sala Civil Permanente, aun cuando no cumplan con los lineamientos establecidos en el Oficio Múltiple Nº 001-2023-EBO-SCTSC-PJ. Con el expediente digitalizado; y, CONSIDERANDO: 

[Lee también: División y partición de bienes [Casación 6417-2019, Áncash]

PRIMERO: Viene a conocimiento de esta Sala Suprema el recurso de casación interpuesto el 5 de noviembre de 2021 por la demandada María Elizabeth Álvarez Núñez viuda de Aburto contra la sentencia de vista Nº 7, de fecha 21 de setiembre de 2021, expedida por la Segunda Sala Especializada Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que confirmó la sentencia Nº 9, de fecha 13 de noviembre de 2020, que declaró fundada la demanda y ordenó la división y partición del inmueble ubicado en el Jirón Moyobamba Nº 163, Lote 2, Manzana D, Urbanización Zona Comercial “La Pólvora”, distrito de la Victoria; teniendo en cuenta los siguientes porcentajes de derechos y acciones: a) a Lucy Doris Aburto Chumpitaz el 83.33% de acciones y derechos; y, b) a María Elizabeth Álvarez viuda de Aburto el 16.67% de acciones y derechos; con lo demás que contiene. 

SEGUNDO: Previamente a verificar el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad y procedencia del recurso de casación es necesario recordar que este es un recurso extraordinario, eminentemente formal y técnico, 

[Lee también: División y partición [Casación 2436-2020, Cusco]

por lo que tiene que estar estructurado con estricta sujeción a los artículos 387° y 388° del Código Procesal Civil, según texto modificado por el artículo 1° de la Ley Nº 29364. El recurso debe contener, además, una fundamentación precisa, clara y pertinente respecto de cada una de las causales invocadas, siendo necesario también que el recurrente demuestre la incidencia directa de la infracción sobre la decisión impugnada. 

TERCERO: Siendo ello así, es deber procesal del litigante adecuar los agravios que denuncia a las causales taxativamente determinadas en la norma procesal civil, pues el Tribunal de Casación no está facultado para interpretar el recurso extraordinario, ni para integrar o remediar las carencias del mismo o dar por supuesta y explícita una causal no invocada, tampoco para subsanar de oficio los defectos en que incurre la parte en la formulación de su recurso. 

CUARTO: Por otro lado, es menester resaltar que el recurso de casación solo puede versar sobre los aspectos de la sentencia o auto final de instancia relativos al Derecho aplicado a los hechos establecidos y al incumplimiento de las garantías del debido proceso o la infracción de las formas esenciales para la validez de los actos procesales. Se trata de una revisión de Derecho en la que la apreciación probatoria queda excluida. La Corte Suprema, en casación, no es tercera instancia1. 

[Continúa …] 

[También te puede interesar: ¿Qué es y en qué consiste la división y partición de un inmueble? 2022]

Descarga el PDF completo aquí