Doctrina jurisprudencial vinculante sobre valoración de la prueba en segunda instancia [Casación 96-2014, Tacna]

0
1109
Doctrina jurisprudencial vinculante sobre valoración de la prueba en segunda instancia

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Sumilla: En segunda instancia la falta de coherencia entre una declaración y otra debe ser analizada y valorada cuando se presente manifiesto error o la apreciación infrinja las reglas de la lógica, ciencia y máximas de la experiencia, de otra forma se estaría revalorando la prueba y no un control de la valoración.

Lima, veinte de abril de dos mil dieciséis

VISTOS: En audiencia privada; el recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público, contra la sentencia de vista del veintinueve de noviembre de dos mil trece, emitida por la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Tacna, que revocó la sentencia de primera instancia que condenó a Erick Darío Ramos Valdez como autor del delito contra la Libertad – violación sexual (artículo ciento setenta del CP), en perjuicio de la persona identificada con iniciales C. D. R. T. L., a seis años y seis meses de pena privativa de libertad, con lo demás que al respecto contiene, y reformándola: lo absolvió de los cargos de la acusación fiscal, con lo demás que contiene.

[Lee también:  Principio acusatorio y valoración de prueba no actuada ni admitida en juicio oral [Casación 709-2016, Lambayeque]

Interviene como ponente el señor Juez Supremo José Antonio Neyra Flores.

ANTECEDENTES:

Primero. Por disposición del veintiséis de agosto de dos mil once, el Fiscal emitió requerimiento acusatorio, obrante a fojas tres, contra Erick Darío Ramos Valdez como autor del delito contra la Libertad – violación sexual (inciso tres del artículo ciento setenta del Código Penal), en perjuicio de la persona identificada con iniciales C. D. R. T. L.; y solicita que se le imponga doce años de pena privativa de libertad y fi je una reparación civil de cinco mil nuevos soles.

Segundo. Producida la audiencia preliminar, el doce de diciembre de dos mil once, por resolución de la misma fecha, el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Tacna declaró la validez formal de la acusación y dictó auto de enjuiciamiento contra Erick Darío Ramos Valdez por los cargos citados, lo que fue corregido el tres de abril de dos mil doce.

Tercero. Mediante resolución del doce de mayo de dos mil doce, de fojas diecinueve, el Juzgado Penal Colegiado emitió resolución de citación a juicio oral, que se fijó para el nueve de agosto de dos mil doce, a las quince horas, reprogramado para el tres de abril de dos mil trece, en el que se instala.

[Lee también:  Valoración de la prueba indiciaria en el delito de lavado de activos]   

Cuarto. En esta se efectúan alegatos preliminares y se incorpora nueva prueba. El once de abril de dos mil trece se examina al acusado y al perito Alex Alfredo Valenzuela Romero. El dieciocho de abril a Pamela de los Milagros Cáceres Cáceres y a la agraviada. El veinticinco de abril a las testigos María Limachi Condori y Jimena Concepción Valdivia Barrios. El tres de mayo a Mercedes Pari Choque. El diez de mayo se oraliza prueba documental. El dieciséis de mayo se suspende para el veinte en el que se examina al acusado. El veintiocho se prosigue con la oralización. El diez de junio se suspende para el catorce de junio donde se prosigue con la oralización. El veinticinco se efectúan los alegatos de cierre. El ocho de julio se prosigue. El dieciocho de julio se cierra el debate.

Quinto. Mediante sentencia del veintidós de julio de dos mil trece, obrante a fojas ciento setenta y cuatro, se resolvió condenar a Erick Darío Ramos Valdez como autor del delito contra la Libertad – violación sexual, en perjuicio de la persona identificada con iniciales C. D. R. T. L., a seis años y seis meses de pena privativa de libertad, fijó en cinco mil nuevos soles el monto que por concepto de reparación civil deberá abonar a favor de la parte agraviada y dispuso el tratamiento terapéutico.

Sexto. Apelada esta resolución y concedido el recurso, se fi jó fecha para inicio de la audiencia de apelación sin admitir pruebas al no haberse ofrecido por las partes.

Séptimo. El diecinueve de noviembre de dos mil trece se inició la audiencia de apelación tomándose la declaración del acusado y oralización de documentos, suspendiéndose para el veintinueve de noviembre.

Octavo. Por sentencia de vista del veintinueve de noviembre de dos mil trece, emitida por la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Tacna, se revocó la sentencia de primera instancia que condenó a Erick Darío Ramos Valdez, reformándola: lo absolvieron de los cargos de la acusación fiscal, con lo demás que contiene.

[Lee también: Desalojo por ocupación precaria: Valoración de las pruebas presentadas [Casación 370-2014, Lima]

Noveno. El representante del Ministerio Público interpuso recurso de casación contra la sentencia de vista –ver fojas doscientos setenta y uno–, el mismo que fue concedido por resolución del tres de enero de dos mil catorce, obrante a fojas doscientos setenta y seis.

Décimo. Cumplido el trámite de traslados a los sujetos procesales por el plazo de diez días, se emitió la Ejecutoria Suprema de calificación de casación del diez de noviembre de dos mil catorce, que declaró bien concedido el recurso de casación por la causal de indebida aplicación, una errónea interpretación o una falta de aplicación de la Ley penal o de otras normas jurídicas, respecto al inciso dos del artículo cuatrocientos veinticinco del Código Procesal Penal y para el desarrollo de la doctrina jurisprudencial, por lo que solo corresponde pronunciarse por este extremo.

Décimo Primero. Producida la audiencia de casación, deliberada la causa en secreto y votada el mismo día, corresponde pronunciar la presente sentencia casatoria que se leerá en audiencia pública –con las partes que asistan–, en concordancia de los artículos cuatrocientos treinta y uno, apartado cuatro, y artículo cuatrocientos veinticinco, inciso cuatro del Código Procesal Penal, el día veintisiete de abril de dos mil catorce, a horas ocho y cuarenta y cinco de la mañana.

CONSIDERANDO:

1. Aspectos generales

Primero. Como hechos imputados se tiene que el nueve de febrero, a las veintitrés horas, la agraviada estuvo libando licor en compañía del imputado con quien había tenido el año 2008 y 2009 una relación de enamorados. Sin embargo, por inmediaciones del Pub Rock and Roll, ubicado en el Pasaje Vigil-Tacna, al promediar la una con treinta horas, del diez de abril de dos mil once, decidieron abordar un taxi con la finalidad de dirigirse a la vivienda de la agraviada; sin embargo, el acusado aprovechando el estado en que ella se encontraba, desvió el recorrido del taxi, la llevó a un hotel ubicado a inmediaciones de la Plaza Grau, Cercado de Tacna, de nombre Costa Sur, una vez dentro de una de las habitaciones, aprovechando del estado etílico de la agraviada, se puso violento y agresivo porque no quería tener relaciones sexuales, comenzando a sacarle la ropa, llegando el extremo de arrancarle sus prendas íntimas y tirarla violentamente sobre la cama para abusar sexualmente de ella vía vaginal, previamente el imputado le agarraba de los brazos, se subía encima de esta, le abría las piernas con la mano y en seguida procedió a penetrarle con el pene en la vagina de forma violenta causándole dolor, no conforme con ello, el acusado sacó un arma de fuego amenazándola con matarla y matarse, luego, la volteó violentamente en la cama, boca abajo, es decir, de cúbito dorsal, la penetró por el ano causándole fuerte dolor, ocasionándole lesiones producto de la violencia. La retuvo en el lugar de los hechos hasta las seis horas para luego dejarla cerca a su domicilio.

[Continúa…]

[También te puede interesar: ¿Cuáles son los tópicos para la valoración individual de la prueba? Bien explicado [Recurso de Nulidad 310-2019, Ayacucho]

Descarga el PDF completo aquí