Dosificación de la pena y aplicación de la ley penal en el tiempo [Casación 2193-2022, La Libertad]

0
172
Dosificacion-de-la-pena-y-aplicacion-de-la-ley-penal-en-el-tiempo

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

(i) La “determinación de la pena” es la fijación de la sanción punitiva que corresponde al delito. Su imposición, en nuestro ordenamiento legal, tiene como sustento el artículo VIII del Título Preliminar del Código Penal y los artículos 45 y 46 del citado código. El esquema para su fijación engloba dos etapas secuenciales marcadamente definidas: la primera denominada determinación legal, y la segunda rotulada como determinación judicial. En esta última fase concierne realizar un juicio de ponderación sobre la presencia de circunstancias agravantes, atenuantes o cualquier otra causal que incida en la pena concreta final. 

[Lee también: Aplicación de la norma en el tiempo [Casación 2541-2023, Lima]

(ii) El sistema de tercios divide en tres segmentos la pena legal prevista en el Código Penal y, a partir de ello, operan las atenuantes y/o agravantes que prevé el artículo 45-A del código citado, para finalmente situarla en alguno de ellos. Se trata de un procedimiento técnico y valorativo a cargo del juez, que ha de permitir, una vez calificados los hechos probados, la concreción cualitativa, cuantitativa y a veces ejecutiva de la sanción penal. La pena final puede modificarse si se presentaran causas de disminución de punibilidad o las denominadas “reglas de reducción de pena por bonificación procesal”.

(iii) En cuanto a la aplicación de la ley penal en el tiempo, se establece que, bajo la garantía del principio de legalidad, la ley penal es —en principio— irretroactiva. Esto último supone que la ley penal solo es aplicable a los hechos cometidos después de su puesta en vigencia y a ellos se les imponen las consecuencias jurídicas que esta señale. Aquí rige la ley penal, que es aplicable a los actos cometidos durante su vigencia: tempus regit actum. La regla citada precedentemente admite una excepción, bajo el principio de favorabilidad al reo, ya sea en su aplicación ultraactiva o retroactiva. Aquí se advierte que las disposiciones normativas se aplican con respecto a la que estaba vigente al momento de los hechos.

(iv) En el caso sub judice, el Tribunal Superior efectuó una indebida aplicación de la ley penal sustantiva, pues dosificó la pena, conforme al marco punitivo previsto en el artículo 170, segundo párrafo, inciso 11, del Código Penal. Sin embargo, esa ley no estaba vigente al momento de los hechos ni era la más favorable al acusado, con lo que se vulneró la aplicación de la ley penal en el tiempo. Lo cual configura una nulidad de la sentencia de vista, en parte y únicamente sobre la determinación de la pena, en el extremo de la tipificación del referido delito.

[Lee también: Prisión preventiva: ilogicidad en la motivación e indebida aplicación de la norma penal [Casación 1143-2019, Apurímac]

(v) Este Tribunal de casación, actuando como sede de instancia, procede únicamente a dosificar la pena a imponer al acusado, en el marco del tipo penal previsto en el artículo 170, segundo párrafo, inciso 6, del Código Penal. La aplicación de esa ley sustantiva se da en razón de estar vigente al momento de los hechos, de suerte que la ley penal es aplicable a los actos cometidos durante esa vigencia: tempus regit actum, y por ser la más favorable al reo. Al amparo del principio de proporcionalidad, la pena concreta se establece en el espacio punitivo entre el mínimo y el máximo de la pena abstracta, y se ubica en el tercio inferior; al ser reo primario, solo converge atenuación genérica. Además, considerando que el encausado cursó secundaria completa y era conductor, así como sus circunstancias personales, la pena concreta se ubicó razonablemente en el extremo mínimo del tercio inferior.

Lima, veintinueve de diciembre de dos mil veintitrés.

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por la defensa técnica del sentenciado Augusto Baltazar Huamán contra la sentencia de vista, del veintidós de abril de dos mil veintidós (folios 238 a 251), que revocó la sentencia de primera instancia,

[Continúa …]

[También te puede interesar: Aplicación de norma derogada genera un vicio de motivación que acarrea la nulidad de dicho pronunciamiento [Expediente 01084-2022-PA/TC]

Descarga el PDF completo aquí