Ejemplos de preguntas abiertas en el contrainterrogatorio

0
202
Ejemplos de preguntas abiertas en el contrainterrogatorio

Durante el contrainterrogatorio es muy común el uso de preguntas cerradas; sin embargo la elaboración de preguntas abiertas también podrían aportar en este proceso, ya que se puede contrastar la la versión del testigo sobre los hechos declarados.

El abogado Óscar Fernández señala las siguientes razones :

– Dar al interrogatorio mayores alternativas ofreciendo una imagen de mayor fluidez, confianza y credibilidad.
– Enfrentarnos a un testigo escasamente hostil.
– Cuando sospechemos que el testigo está mintiendo.

[Lee también:  Guía para abogados: Cómo realizar un interrogatorio en juicio online]  

– En este último supuesto, el uso de las preguntas abiertas es recomendable, pues cuando se está mintiendo, el detalle en la mentira puede facilitar evidencias de que no se está diciendo la verdad, ya que el riesgo de incoherencias e inconsistencias aumenta. Como señala Baytelman, “lo único más despreciable que una mentira es una mentira detallada”.

Fuera de los supuestos en los que el testigo esté mintiendo, las preguntas abiertas deben realizarse en las fases de zonas seguras del contrainterrogatorio, es decir, cuando el riesgo de que el testigo se explaye en su historia  sea mínimo y no pueda perjudicar nuestra línea de defensa.

Veamos un ejemplo correcto y otro incorrecto en el uso de preguntas abiertas:

Correcto:

En cuanto a lo que Vd. observó, nos dice que fue una riña entre todos los mozos, todos a la vez. ¿Cierto?

Sí, todos se estaban peleando, los cinco.

¿Escuchaba lo que decían?

Bueno, oía gritos, pero no escuchaba lo que decían.

¿Podía distinguir quien peleaba contra quién?

Claro, los dos forasteros contra los tres del pueblo.

¿Y cómo lo pudo distinguir esto desde tan lejos?

Ya le he dicho que para mí no estaba tan lejos.

En este caso, al preguntar  ¿Y cómo lo pudo distinguir esto desde tan lejos? El abogado se está arriesgando a que con la respuesta perjudique su estrategia; sin embargo, el abogado ya ha logrado acreditar anteriormente la distancia entre la testigo y el lugar de los hechos sabe que sea cual sea la respuesta, obtendrá una confirmación de su tesis o la inconsistencia de la declaración de la testigo.

Incorrecto:

¿No es cierto que los tres mozos del pueblo estaban pegándole en el suelo al tal Francisco?

No, yo vi cómo se pegaban entre todos.

¿Y no es cierto que lo tenían inmovilizado y no paraban de golpearle?

[Lee también: Ocho claves para hacer un interrogatorio con éxito ]   

Ya le he dicho que era una pelea entre todos.

¿Y no es más cierto que un vecino del pueblo intentó que los tres dejaran de pegar a Francisco?

Yo al menos no vi a nadie. Allí no había quien se acercara.

La puñalada que recibió Jacobo, ¿cómo es posible que la viera?

Pues, estando de pie, el Francisco empujó a Jacobo, y en el momento en el que se separaban sacó de la faja un cuchillo o una navaja, y se lo clavó en el vientre. Entonces, Jacobo cayó gritando y los de Santa Rita se escaparon corriendo.

No le pregunto cómo fue, sino cómo pudo verla con tanta claridad, desde tan lejos y con el jaleo de tanta gente.

Sólo puedo decirle que la vi.

En este segundo supuesto, al preguntar La puñalada que recibió Jacobo, ¿cómo es posible que la viera?, el abogado da la oportunidad al testigo de explayarse narrando la versión que el abogado no quiere escuchar, y ello al haber empleado una pregunta abierta que le ha permitido reiterar lo que ya dijo en el interrogatorio directo. Fuente: ConfiLegal.

[También te puede interesar: ¿Deben los peritos criminalísticos policiales realizar incautaciones?]