Error en el cómputo del plazo para declarar rebeldía genera nulidad de todo lo actuado [Casación 2144-2016, Junín]

0
49
Error en el cómputo del plazo para declarar rebeldía genera nulidad de todo lo actuado

INTRODUCCIÓN: Mirian Inga interpone demanda de otorgamiento de escritura pública contra Irma Inga y Wenceslao Samaniego respecto del contrato de compra venta de un terreno. Inicialmente el inmueble, fue adquirido por los padres del demandante, a la muerte de sus padres, este pasó a ser propiedad por sucesión hereditaria a favor de Irma y sus 6 hermanos. Es así que posterior a ello Mirian Inga adquiere por contrato de compraventa la parte correspondiente a Irma Inga Castro y José Inga por el monto de S/. 2,803.00; sin embargo, los demandados se rehúsan a formalizar el contrato. Después de formulada la demanda, se califica de Rebeldes a los demandados, sin embargo, estos alegan que esta se debe por un deficiente cómputo de plazo procesal. Con fecha 15 de diciembre de 2015, se expide sentencia declarando fundada la demanda, basándose que la demandada celebró un contrato de compraventa con los demandados, por S/. 2,803.00 cantidad que reciben en su totalidad, siendo así que este se encuentra en la obligación de perfeccionar la compraventa. Sin embargo, la demanda afirma que el valor del bien no es proporcional a su valor. Cabe recalcar que la segunda instancia afirma el pronunciamiento de 1ra instancia.

[Lee también: Prescripción del delito de estafa [Recurso de Nulidad  326-2021, Lima]

SUMILLA: Debido proceso. Se vulnera el debido proceso y el derecho de defensa si en autos ha quedado acreditado que los demandados fueron declarados rebeldes, a consecuencia del cómputo erróneo del plazo para la contestación de la demanda.

FUNDAMENTOS RELEVANTES:

– TERCERO.- “El derecho al debido proceso supone el cumplimiento de las diferentes garantías y normas de orden público que deben aplicarse a todos los procesos o procedimientos, a fin de que las personas estén en condiciones de defender adecuadamente sus derechos ante cualquier acto estatal o privado que pueda afectarlos. Su contenido presenta dos expresiones: la formal y la sustantiva. En la de carácter formal, los principios y reglas que lo integran tienen que ver con formalidades estatuidas, tales como las que establecen el procedimiento preestablecido, el derecho de defensa y la motivación, etcétera. En las de carácter sustantiva o, estas están básicamente relacionadas con los estándares de razonabilidad y proporcionalidad que toda decisión judicial debe suponer. 

A través de esto último se garantiza el derecho que tienen las partes en un proceso o procedimiento a que la resolución se sustente en la interpretación y aplicación adecuada de las disposiciones vigentes, válidas y pertinentes del orden jurídico para la solución razonable del caso, de modo que la decisión en ella contenida sea una conclusión coherente y razonable de tales normas”. 

Bajo ese contexto, la vulneración del debido proceso se configura, entre otros supuestos, a casos en los que en el desarrollo del proceso, no se han respetado los derechos procesales de las partes, se han obviado o alterado actos de procedimiento, o si la tutela jurisdiccional no ha sido efectiva y/o se deja de motivar las decisiones o se realiza en forma incoherente, en clara transgresión de la normatividad vigente y de los estadios superlativos del procedimiento.

[Lee también: Concurso aparente de leyes (análisis de caso) [Recurso de Nulidad 743 – 2018, Lima]

– DÉCIMO.- (…) este Tribunal Supremo considera que en el caso de autos se ha vulnerado el derecho de defensa y por ende el derecho al debido proceso de los demandados, al habérseles declarado rebeldes como consecuencia de un cómputo erróneo del plazo de absolución por parte del juzgador; ello en virtud a que si bien la Resolución número dos, que corrige la Resolución número uno, les fue notificada a los recurrentes el día 28 de octubre de 2014, lo cierto es que el escrito de demanda y anexos fueron recién notificados mediante la Resolución número uno, el día 29 de octubre de 2014, y lógicamente, es a partir de ésta en que se hace efectivo el derecho de los demandados de contradecir la demanda y ofrecer los medios probatorios que consideren pertinentes. Por tanto, el plazo de absolución de demanda debió computarse desde el 29 de octubre de 2014, lo que lleva a concluir que la contestación de demanda presentada el 06 de noviembre de 2014 se encontraba dentro del plazo, considerando el término de la distancia establecido en la Resolución Administrativa número 1325-CME-PJ (Huancayo-Lima: 1 día).


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL PERMANENTE

Lima, veintitrés de marzo de dos mil diecisiete.

LA SALA CIVIL PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: vista la causa número dos mil ciento cuarenta y cuatro-dos mil dieciséis, en audiencia pública realizada en la fecha y producida la votación correspondiente, emite la siguiente sentencia:

I. ASUNTO

Es objeto de examen el recurso de casación interpuesto por los demandados Irma Inga Castro y Wenceslao Samaniego Astete,mediante escrito que obra a fojas trescientos treinta y cuatro,contra la sentencia de vista de fecha 21 de marzo de 2016 , que confirmó la sentencia apelada del 15 de diciembre de 2015, que declaró fundada la demanda sobre otorgamiento de escritura pública.

II. ANTECEDENTES

1. Demanda

Mediante escrito presentado el 01 de setiembre de 2014 , Miriam Inga Castro interpone demanda de otorgamiento de escritura pública contra Irma Inga Castro y Weceslao Samaniego Astete, respecto del contrato de compra venta del lote de terreno signado con número04 ubicado en Jirón Bolognesi, sin número, Distrito El Tambo, de la Provincia de Huancayo, con una extensión de 43.125 metros cuadrados. Los argumentos que sustentan la demanda son los siguientes:

– Primigeniamente, el inmueble objeto de pretensión,fue adquirido por los padres de la demandante, Víctor Inga Galvany Clara Castro de Inga, de sus anteriores propietarios don Alejandro Aliaga Aliaga y esposa,mediante escritura pública de compraventa del 09 de abril de 1962, inscrita en el asiento 1, de fojas cuatrocientos cincuenta y ocho del tomo noventa y cinco del Registro de Propiedad Inmueble de la Zona Registral de Huancayo. 

[Continúa…]

[También te puede interesar: ¿Cuándo se consuma el delito de fraude procesal? [Casación 1542-2019, Arequipa]

Descarga el PDF completo aquí

File name : Cas-2144-2016.pdf