Esposo de Keiko Fujimori recogía dinero clandestino para las campañas

0
289
Esposo de Keiko Fujimori recogía dinero clandestino para las campañas

El fiscal Pérez ha requerido 22 años y 8 meses de cárcel para Mark Vito Villanella por haber lavado US$ 2.192,859, que obtuvo simulando haber actuado como vendedor de terrenos.

De acuerdo a la investigación del fiscal José Domingo Pérez, Juan Rassmuss Echecopar y su sobrino Enrique Gubbins Bovet, de la compañía Sudamericana de Fibras, realizaron tres aportes no declarados: US$ 3.500,000; US$ 400.000 y US$ 3.730,000. Un total de US$ 7.630,000. Esta cifra representa el 44% de los US$ 17.312,984 que el fiscal señala que lavaron Keiko Fujimori y su organización. Una organización a la que pertenecía Mark Vito Villanella.


[Lee también: ONPE: Exjefe reveló que se reunió con Keiko Fujimori en 2017]


Enrique Gubbins, sobrino de Juan Rassmuss Echecopar, quien luego de su fallecimiento continuó entregando dinero clandestino a Keiko Fujimori, informó quiénes recogieron dinero en las oficinas de la empresa Sudamericana de Fibras, en el Callao. Dijo:

“Ellos fueron Augusto Bedoya (Camere), Jaime Yoshiyama Tanaka, Jorge Yoshiyama Sasaki, Pier Figari (Mendoza), Víctor Shiguiyama (Kobashigawa), Mark Vito (Villanella) y dos personas más que no conoce, pero ha identificado a una como la esposa de Yoshiyama Tanaka (Joon Lim Lee). Los montos variaban entre US$ 50.000 y US$ 200.000 en efectivo. En algunas ocasiones fui yo (quien entregaba el dinero), en otras Renate Sokolowski (de Fernández), y en otras ocasiones personas como Leandro Mariátegui (Cáceres), todas son personas de la entera confianza del señor Rassmuss y está en los documentos que entrego”.

Enrique Gubbins, por intermedio de su abogado Fabrizio Valero Maraví, proporcionó el registro de las visitas del esposo de Keiko Fujimori, los días 10 y 12 de noviembre del 2015, con la finalidad de recoger los fondos clandestinos para la campaña presidencial de su cónyuge. Villanella no había dicho nada de esto a la fiscalía. Mucho menos su esposa.

La servidora de Sudamericana de Fibras, Renate Sokolowski de Fernández, confirmó que Villanella se presentó en la empresa para recoger el dinero.

Durante los interrogatorios, Villanella aseguró al fiscal Pérez que sus ingresos correspondían a los servicios implicados, de corretaje que ofreció su empresa MVV Bienes Raíces. El fiscal convocó a los clientes de Villanella, algunos de los cuales informaron que jamás habían contactado al cónyuge de Keiko Fujimori y que habían tratado directamente con los dueños de los inmuebles.

Villanella declaró que MVV Bienes Raíces ganó una comisión por intermediar en la venta de un inmueble de su amigo Nikola Seremet Slavkovic al empresario Álvaro Baertl Espinoza por US$ 500.000.

Baertl indicó que eso era falso. “Me pareció una buena oportunidad de inversión, por lo que realicé las coordinaciones directamente con el vendedor o propietario, con nadie más (…)”. Cuando el fiscal le preguntó a Baertl si había intervenido Villanella o su empresa, contestó: “No conozco a nadie de MVV Bienes Raíces ni a Mark Vito Villanella. No he tenido ninguna relación con dicha persona”.

Además, Villanella también afirmó que actuó como corredor en la venta de un terreno de la empresa Sinomaq a Rolando Giha Rigacci por US$ 8.225,000, y que por dicho servicio ganó una comisión de US$ 291.165. Sin embargo, Rolando Giha manifestó que nunca había visto al cónyuge de Keiko Fujimori: “Compré un terreno a Sinomaq en la Panamericana Sur. La compra de ese terreno de Sinomaq fue directa. La única persona que recuerdo fue la que firmó en la notaría, el gerente de la empresa Sinomaq (Andrés Orams Bustamante). (…) No tengo conocimiento de dicha empresa (MVV Bienes Raíces)”, declaró Rolando Giha. Coincidentemente, Sinomaq es de propiedad de José Sam Yuen, quien ha reconocido ante la fiscalía que hizo donaciones clandestinas de dinero y que también reclutó falsos aportantes.


[Lee también: Keiko Fujimori: Conoce sus 5 intentos para lograr salir en libertad]


El gerente de Fundición Central, José Benavides Lummis, quien contrató los servicios de Villanella, comunicó al fiscal Pérez que el 23 de setiembre del 2020 que recibió el siguiente mensaje: ’’Hola, amigo. Me gustaría saber si nos podemos reunir por Zoom o en persona. Avísame’’. Benavides no aceptó. Era obvia la intención de Villanella. Según la fiscalía, Vito usó su empresa MVV Bienes Raíces para lavar US$ 2.192,859.

Fuente: La República

Comentarios: