Falsedad documental: deber del juez de valorar las pruebas aportadas al proceso [Recurso de Nulidad 1347-2019, Huánuco]

0
553
Falsedad documental: deber del juez de valorar las pruebas aportadas al proceso

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL TRANSITORIA

Nula la absolución por afectación a la debida motivación y valoración probatoria

La argumentación sostenida por las instancias de mérito contraviene el criterio asumido por las Salas Civiles de la Corte Suprema respecto a la regulación y parámetros del Contrato de Fianza y a su vez contravendría lo señalado por el juez civil que resolvió la demanda –donde se adjuntó como medio probatorio el contrato– que generó el presente caso, quien mediante su argumentación ha dejado en claro que el check colocado en una cláusula del contrato de fianza si generaría nuevas obligaciones por parte del fiador solidario.

[Lee también:Falsedad documental: falta de acreditación de afectación a la debida motivación [Apelación 7-2020, Apurímac]

Lima, veintiocho de octubre de dos mil veintiuno

VISTO: el recurso de nulidad1 interpuesto por la parte civil ANA MARÍA CHÁVEZ MATOS, contra la sentencia de vista del 14 de marzo de 2017, emitida por la Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, que confirmó la sentencia de primera instancia, del 18 de julio de 2016, que absolvió a Juan Gualberto Quispe Yllatopa y Juan José Picón Marcos de la acusación por los delitos contra la fe pública-falsificación de documento en general, en la modalidad de uso de documento privado falso y contra la función jurisdiccional, en la modalidad de fraude procesal, ambos en agravio del Estado-Poder Judicial y Ana María Chávez Matos, con lo demás que contiene.
De conformidad con el fiscal supremo en lo penal. Ponencia de la jueza suprema PACHECO HUANCAS.

CONSIDERANDO

IMPUTACIÓN FISCAL

1. Según la acusación fiscal –páginas 794 al 812–, el marco fáctico de la imputación es el siguiente:

1.1. Se atribuye a los procesados Juan Gualberto Quispe Yllatopa y Juan José Picón Matos el delito de fraude procesal, al haber estos en su condición de apoderados legales Banco de Crédito del Perú, interpuesto ante el Cuarto Juzgado de Paz letrado de Huánuco, una demanda de pago de soles contra la ahora agraviada Ana María Chávez Matos, utilizando para ello un medio fraudulento consistente en el Contrato de Fianza Solidaria de Crédito Solución Negocios N.° 02226872 de página 350 (cuya falsedad ha sido acreditada con el Dictamen Pericial de Grafotecnia de páginas 343-349, efectuado por la Dirección de Criminalística de la Policía Nacional del Perú), con la finalidad de inducir en error a la autoridad judicial y de esta forma, obtener una resolución contraria a ley, la misma que ha sido obtenida conforme es de verse del auto admisorio de la demanda, de página 83.

1.2. Por otro lado, se les incrimina el delito de uso de documento privado falso, porque los procesados en su condición de apoderados legales del Banco de Crédito del Perú, pese a tener conocimiento de su falsedad, utilizaron el Contrato de Fianza Solidaria Crédito Solución de Negocios N.° 02226872 de página 349, para interponer una demanda de pago de soles en contra de la agraviada Ana María Chávez Matos; igualmente, cuando esta última contestó la demanda e interpuso tacha del referido documento (por falsedad material), al corrérsele traslado, continuaron persistiendo en su pretensión de pago de soles, usando el mencionado documento falso como si fuese legítimo. La falsedad del documento denominado “Contrato de Fianza Solidaria de Crédito Solución Negocios N.° 02226872” se encuentra acreditado con el citado Dictamen Pericial de Grafotecnia y se sustenta en el hecho de que la Solicitud Solución Negocios N.° 02226872 de fecha 10 de mayo de 2005 constituye un antecedente al contrato de fianza, por lo cual ambos documentos tienen la misma fecha y numeración y se encuentran estrechamente vinculados por tener la misma obligación crediticia; sin embargo, en la solicitud se aprecia como línea aprobada la cantidad de cinco mil soles, mientras que en el contrato de fianza, existe una alteración de un check en el recuadro correspondiente a “todos los créditos directos e indirectos que el cliente adeude o pueda adeudar en el futuro al banco, más sus intereses y gastos accesorios”.

[Lee también: Falsedad ideológica: Tribunal Superior debe pronunciarse sobre el objeto civil [Casación 1077- 2019, Lambayeque]

FUNDAMENTOS DE LA SENTENCIA IMPUGNADA

2. El Tribunal Superior confirmó la sentencia absolutoria a favor de los procesados Juan Gualberto Quispe Yllatopa y Juan José Picón Matos. Sostuvo los argumentos siguientes:

2.1. Las anotaciones “FORESTAL SAN FERNANDO E.I.R.L.” y “HUÁNUCO 10 DE MAYO 2005” no modifican en nada la obligación contraída por la supuesta agraviada, pues ambos agregados se condicen con la información que obra al anverso del documento que junto con su reverso forman una unidad.

2.2. En cuanto al aspa en el recuadro correspondiente a “Todos los créditos directos o indirectos que el cliente adeude o pueda adeudar en el futuro al EL BANCO, más sus intereses y gastos accesorios”, tampoco constituye la creación de una obligación ajena a la realidad o a lo pactado, pues existe una cláusula de aquello a lo que expresamente se estaba comprometiendo –esto es, para garantizar el total cumplimiento de las obligaciones que el deudor tenía asumidas a favor del Banco de Crédito del Perú–, es decir que garantizaba todas las obligaciones de Forestal San Fernando E.I.R.L.

2.3. No estamos ante un documento verdadero cuyo elemento adulterado podría originar un derecho u obligación que diste de la realidad; de ahí que su uso no materialice el delito de uso de documento falso o falsificado materia de análisis.

2.4. En este contexto, no se advierte el uso de un documento falso o falsificado, lo que implica que tampoco pueda considerarse que dicho documento contenía información falsa que perseguía inducir a error a un funcionario.

EXPRESIÓN DE AGRAVIOS

3. La parte civil, en su recurso de nulidad fundamentado –páginas 1567 al 1572–, reclamó lo siguiente:

3.1. Alega motivación inexistente e insuficiente, al no haberse compulsado debidamente las pruebas incorporadas al proceso, que demuestran la comisión de los delitos imputados, e incurre en “error in cogitando” al sostener equivocadamente la irresponsabilidad de los procesados.

[Continúa…]

[También te puede interesar: FALSEDAD GENÉRICA (ADULTERACIÓN DE PLACA): ¿En qué casos se protege el tracto legal e intangibilidad de documentos que garantizan su validez? [Recurso de Nulidad 1211-2019, Lima]

Descarga el PDF completo aquí