Falta investigación sobre el uso arbitrario de la fuerza por la policía que ocasionó los tres muertos del Lote 95 y los tres heridos en Espinar

0
44
Falta investigación sobre el uso arbitrario de la fuerza por la policía que ocasionó los tres muertos del Lote 95 y los tres heridos en Espinar

Por Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado de IDL

El Ministerio del Interior ha cumplido con investigar el uso arbitrario de la fuerza de la policía, en la represión indiscriminada de los marcharon contra el golpe de Merino en noviembre pasado.

Es más, IDL Reporteros acaba de analizar este informe del Ministerio del Interior (https://cutt.ly/JlcFliP)

Sin embargo, hasta ahora el Ministerio del Interior ni el Ministerio Público NO han cumplido con investigar el uso de la fuerza de la policía, que dejó 3 indígenas kukamas muertos en el Lote 95, Loreto, en el marco de las protestas de indígenas que pedían energía eléctrica y atención sanitaria, en hechos de agosto pasado.

Tampoco el Ministerio del Interior y el Ministerio Público han cumplido con investigar los 3 heridos por disparos de bala por parte de la policía, en las protestas de Yauri en Espinar, donde la población pedía el bono solidario en contextos de la pandemia.

Según el artículo 11.2 del DL 1186 que reguló el uso de la fuerza por parte de la policía, cuando el uso de la fuerza ocasionó muertos o heridos debe realizarse una investigación administrativa: “Cuando al usar la fuerza se ocasionara lesiones o muerte, se dispone la investigación administrativa correspondiente y se da inmediata cuenta de los hechos a las autoridades competentes para los fines consiguientes.

De acuerdo con el artículo 3.3.3 de la Directiva General No 003-2018-MP/FN que aprobó la Directiva que regula el ejercicio de la función fiscal en caso de uso de la fuerza por parte de la Policía Nacional del Perú. Según esta norma:

“En caso el fiscal penal de turno tome conocimiento de que la PNP pueda haber realizado un uso arbitrario de la fuerza, iniciará las diligencias pertinentes, según sus atribuciones”.

Ambos sucesos fueron anteriores a las protestas de noviembre luego del golpe.

Ambas acreditan un patrón de uso de la fuerza, por la policía, por fuera de las reglas establecidas, como son la excepcionalidad del uso de armas de fuego, solo cuando existe una amenaza y un peligro real para la vida del policía o de un tercero.