Fiscal pidió sobreseimiento de homicidio culposo alegando que existía una transacción extrajudicial: ¿Configura prevaricato? [Apelación 18-2019, Ucayali]

0
858
homicidio culposo-prevaricato

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Sumilla: Delito de prevaricato. Este delito solo es posible cometerlo a título de dolo, para lo cual basta la voluntad rectora del agente con total independencia del móvil que lo impulsa, “no requiriéndose que la acción prevaricadora que realice el agente ocasione perjuicio a alguna de las partes en un proceso equivalente o favorezca a alguno de estos sujetos independientemente; siendo un delito propio ya que solo puede ser cometido por un juez o un fiscal, quienes ejercitan la representación de la sociedad y del Estado” (Apelación 3-2013 Arequipa); lo expuesto permite descartar el argumento señalado por la procesada en su defensa, referido a que la presentación del sobreseimiento era un acto postulatorio, pues con pleno conocimiento de sus facultades, competencias y prohibiciones, como fiscal provincial, expidió una disposición sin respetar el principio de legalidad, por lo que causó perjuicio al sistema de justicia. En esa línea, corresponde confirmar la sentencia condenatoria en este extremo.

[Lee también: ¿Se configura el prevaricato ante el uso de normas derogadas tácitamente? [Apelación 8-2019, Loreto]

Lima, dieciocho de marzo de dos mil veintidós.

VISTOS: el recurso de apelación interpuesto por la sentenciada (i) Obdulia Lucía Jaimes Ramírez contra la sentencia del cinco de septiembre de dos mil diecinueve (foja 364), emitida por la Sala Penal Especial de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, en el extremo que la condenó como autora del delito de prevaricato (artículo 418 del Código Penal), en agravio del Estado, y le impuso tres años de pena privativa de libertad, cuya ejecución fue suspendida por el término de dos años, bajo el cumplimiento de reglas de conducta, y fijó la suma de S/ 8000 (ocho mil soles) por concepto de reparación civil. Asimismo, (ii) el recurso de apelación interpuesto por el procurador público Marco Antonio Asunción Palomino Valencia, encargado de los asuntos judiciales del Poder Judicial, contra la misma sentencia del cinco de septiembre de dos mil diecinueve (foja 364), emitida por la Sala Penal Especial de la Corte Superior de Justicia de Ucayali, en el extremo que absolvió a Obdulia Lucía Jaimes Ramírez por la presunta comisión del delito de encubrimiento personal (artículo 404, primer párrafo y parte in fine, del Código Penal), en agravio del Estado.

Intervino como ponente el señor juez supremo COAGUILA CHÁVEZ.

FUNDAMENTOS DE HECHO

§ I. Del procedimiento en primera instancia

Primero. El señor fiscal adjunto superior, mediante requerimiento (foja 1), del veintiséis de febrero de dos mil dieciocho, formuló acusación contra la procesada Obdulia Lucía Jaimes Ramírez como autora del delito contra la administración de justicia, en las modalidades de encubrimiento personal y prevaricato en concurso real, en agravio del Estado-Poder Judicial y del Ministerio Público.

[Lee también: Elemento subjetivo en el delito de prevaricato [Apelación 7-2019, Madre de Dios]

Calificó el ilícito de encubrimiento personal en el primer parágrafo del artículo 404 del Código Penal y el ilícito de prevaricato en el artículo 418 del Código Penal, modificado por Ley número 28492, del doce de abril de dos mil cinco.

Solicitó la aplicación de las siguientes consecuencias jurídicas: diez años y diez meses de pena privativa de libertad e inhabilitación de un año por el delito de encubrimiento personal; y, tres años y ocho meses de privación de libertad e inhabilitación por un año por el delito de prevaricato; que sumados dan como resultado catorce años y seis meses de pena privativa de libertad, y pena de inhabilitación por el plazo de dos años. Asimismo, solicitó S/ 8000 (ocho mil soles) para el Ministerio Público y S/ 3000 (tres mil soles) para el Poder Judicial, como montos de reparación civil. Específicamente, se le incriminó lo siguiente:

1.1. La encausada Obdulia Lucía Jaimes Ramírez se desempeñó como fiscal provincial de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Yarinacocha.

1.2. En relación al ilícito de encubrimiento personal, la referida acusada en su condición de fiscal, pese a tener conocimiento pleno de que en contra de Erick Saúl Chang Pérez giraba una orden de ubicación y captura, cuando el imputado estuvo físicamente presente en el despacho el día veintiuno de noviembre de dos mil catorce, no adoptó ninguna acción o medida para ponerlo a disposición de la autoridad respectiva, con el objetivo de que cumpliera con la orden judicial, con lo cual logró que no se ejecutara la prisión preventiva decretada en contra del referido acusado, quien continuó rehuyendo a la acción de la justicia.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Prevaricato: acreditación del dolo [Apelación 2-2018, Huancavelica]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: