Funciones del Tribunal revisor en virtud de del principio de limitación recursal [Casación 1219-2019, Huánuco]

0
96
Funciones del Tribunal revisor en virtud de del principio de limitación recursal

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL PERMANENTE

Principio de limitación recursal

a. Este precepto deriva del principio dispositivo, referido a la demarcación del ámbito de la decisión que posee el Tribunal revisor, pues solo le está permitido emitir pronunciamiento con relación a la resolución recurrida, lo que ha sido objeto de cuestionamiento por quien recurre y su pretensión. Esto es, la decisión del Tribunal encuentra su límite en los agravios y la pretensión postulados. En otras palabras, quien conoce la alzada no puede apartarse de los límites fijados por quien impugna una decisión judicial.


[Lee también: ¿Es posible el sobreseimiento oficioso en segunda instancia? [Casación 1249-2019, Huancavelica]


b. Los artículos 409 y 419 del Código Procesal Penal, ambos en el numeral 1, prevén este principio, exceptuado únicamente cuando se adviertan nulidades absolutas o sustanciales no invocadas por el impugnante, circunstancia en la cual el Tribunal revisor tiene expedita la posibilidad de declarar nula la recurrida.

c. La decisión adoptada por la Sala Superior vulnera el precepto de limitación recursal y mella en forma simultánea el derecho al debido proceso, pues el Ministerio Público sustentó y solicitó la nulidad de la resolución de primera instancia por defectos en la motivación, lo cual limitaba al Colegiado de alzada  en  su  pronunciamiento;  no obstante, este ingresó a analizar los presupuestos materiales de la prisión preventiva, pasó a revocar el auto impugnado y emitió una decisión extra petita. En tal virtud, la casación debe ser estimada.


[Lee también: ¿Cómo se configura el Principio de igualdad y apartamiento de doctrina jurisprudencial? [Casación 133-2017, Lambayeque]


Lima, trece de mayo de dos mil veintiuno

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por la defensa del procesado Jhonny Joel Mauricio Prado contra el auto de vista de fecha veintinueve de mayo de dos mil dieciocho, que revocó el auto de primera instancia del trece de julio de dos mil diecisiete y, reformándolo, declaró infundado el sobreseimiento a su favor en el proceso que se le sigue como autor del delito contra la administración pública en la modalidad de violencia   contra   la   autoridad   para   impedir   el   ejercicio   de   sus funciones, en perjuicio del Estado y del SO2 PNP Camilo Lenin Ramón Gabriel; en consecuencia, dispuso que se continúe con el proceso en su contra.

Intervino como ponente la señora jueza suprema CARBAJAL CHÁVEZ.

CONSIDERANDO

I. Itinerario del proceso

Primero. Según el requerimiento acusatorio de foja 1 formulado contra Jhonny Joel Mauricio Prado como coautor de la comisión del delito contra la administración pública-delitos cometidos por particulares en la modalidad de violencia contra la autoridad para impedir el ejercicio de sus funciones agravada mediante violencia, en agravio del Estado y del SO2 PNP Camilo Lenin Ramón Gabriel, se tiene:

1.1 El día veinte de diciembre de dos mil quince realizó actos de violencia, conjuntamente con sujetos no identificados, contra el SO2 PNP Camilo Lenin Ramón Gabriel, consistentes en: a) arrebatarle un documento que el policía tenía en la mano y b) abalanzarse sobre el policía, conjuntamente con dos sujetos de sexo masculino, y lograr arrebatarle uno de sus teléfonos celulares; en dicho forcejeo lo cogieron del uniforme y lograron romperle una parte de este; asimismo, trataron de derribarlo y arrebatarle su arma reglamentaria, luego de lo cual emprendieron la huida. Todo esto para impedir ser trasladado a la comisaría de Amarilis, tras haber sido conminado por el policía a que lo acompañase a dicha dependencia, luego de que fuera intervenido por conducir el vehículo de placa de rodaje W1D-274 realizando maniobras temerarias a alta velocidad y zigzagueando; aunado a ello, se negó a entregarle la documentación del vehículo y su licencia de conducir y no aceptó encontrarse con signos evidentes de haber ingerido licor. Producto de ello, el policía resultó con lesiones corporales que le requirieron incapacidad médico legal de atención facultativa de dos días e incapacidad médico legal de cinco días.

[También te puede interesar:¿Cuáles son los criterios para la valoración de la prueba personal en segunda instancia? [Casación N° 1556-2017, Ventanilla]


Descarga el PDF completo aquí