Hábeas Corpus, ¿para qué sirve y cómo se interpone?

0
2337

Loading

La libertad es un derecho fundamental de toda persona al interior de una sociedad. Por esta razón, la constitución establece mecanismos para resguardarlo y protegerlo ante una detención arbitraria o sin justificación. De esta manera, si alguien afecta la libertad injustificadamente, sin orden de detención o sin que exista flagrancia al respecto, se podrá utilizar un mecanismo de protección denominado Hábeas Corpus.

¿Qué es el Hábeas Corpus?

El Hábeas Corpus es una acción de garantía constitucional creada para proteger el derecho a la vida y a la libertad de la persona.  Para su interposición no es necesario cumplir un extraordinario requisito o revisión. Una demanda de hábeas corpus puede ser interpuesta por cualquier persona que se entere de la afectación injustificada del derecho a la vida o a la libertad de otra persona. En este sentido, un amigo, un familiar o un conocido de la persona afectada puede interponer una demanda de hábeas corpus solicitando la liberación inmediata del injustamente detenido ante el Poder Judicial.

¿Cómo interponer una demanda de hábeas corpus?

La demanda de hábeas corpus puede ser interpuesta durante las 24 horas del día ante un juez penal. No es necesario contar con la firma de un abogado especialista para presentarla.

 Quien presente la demanda puede hacerlo de forma oral, escrita, por correo o medio electrónico. En ella se debe indicar quién es la persona afectada, la persona responsable de dicha afectación y describir lo acontecido.

No existe un plazo para la interposición de la demanda de habeas corpus pudiendo realizarse durante todo el tiempo que dure la amenaza de afectación o la afectación de los derechos referidos.

Proceso del hábeas corpus

EL juez penal deberá resolver la demanda de manera inmediata con el fin de evitar que el derecho a la libertad del afectado se siga viendo afectado.

En caso que la demanda fuese rechazada, el afectado podrá ante el mismo juez apelar en un plazo máximo de dos días. En consecuencia, el juez deberá enviar la apelación ante una instancia superior con la finalidad de que esta la revise en un plazo de cinco días. Si en esta instancia la demanda fuese rechazada el afectado o quien interpuso podrá solicitar que la revisión sea realizada por el Tribunal Constitucional.

El TC como máximo intérprete de la constitución será quien finalmente decida sobre el caso. Si se falla a favor del afectado, se solicitará su liberación y una la sanción correspondiente a los funcionarios responsables.