Homicidio calificado: ¿qué se debe entender por alevosía? [Casación 826-2018, Ventanilla]

0
331
Homicidio calificado: ¿qué se debe entender por alevosía?

Defecto de motivación

Sumilla. La sentencia de vista no fundamentó en forma adecuada las razones por las que consideró homicidio por dolo eventual, en ese sentido, la decisión es nula por afectación de la garantía constitucional de motivación de resoluciones judiciales.

SENTENCIA DE CASACIÓN

Lima, diecisiete de junio de dos mil veintiuno

VISTO: en audiencia pública, el recurso de casación interpuesto por el representante del Ministerio Público contra la resolución de vista número cincuenta y uno del nueve de abril de dos mil dieciocho (toja novecientos cincuenta y tres), que declaró fundada, en parte, la apelación interpuesta por el sentenciado Martín Pablo Santos Valverde; revocar la resolución apelada en el extremo de la pena impuesta al sentenciado Santos Valverde (quince años de pena privativa de libertad efectiva) por el delito de homicidio calificado; y, reformándola, le impusieron por el delito de homicidio simple con dolo eventual, seis años de pena privativa de libertad, que sumada a la pena impuesta por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego, esto es cinco años, un mes y dos días, hacen un total de once años, un mes y dos días de pena privativa de libertad, que inicia el catorce de octubre de dos mil dieciséis y vencerá el quince de noviembre de dos mil veintisiete; confirmar en lo demás extremos de la apelada.

[Lee también: Homicidio calificado: suficiencia probatoria para condenar [Recurso de Nulidad 78-2020, Lima Este]

Intervino como ponente el juez supremo Bermejo Rios.

FUNDAMENTOS

I. Itinerario procesal

Primero. En el presente proceso, se emitieron los siguientes pronunciamientos:

1.1. Por sentencia del diecinueve de diciembre de dos mil diecisiete (foja ochocientos sesenta y cuatro), emitida por el Juzgado Penal Colegiado Transitorio de Ventanilla, condenó al acusado Martín Pablo Santos Valverde como autor de la comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud-homicidio calificado, en perjuicio de Luis Miguel Bermeo Guerrero, a quince años de pena privativa de libertad, la que sumada a la pena impuesta en la sentencia del veintisiete de octubre de dos mil diecisiete, por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego, cinco años, un mes y dos días, hacen un total de veinte años, un mes y dos días.

1.2. Esta decisión fue apelada por la defensa técnica del sentenciado Martín Pablo Santos Valverde.

1.3. Llevada a cabo la audiencia de apelación respectiva, por sentencia de vista del nueve de abril de dos mil dieciocho (foja novecientos cincuenta y tres), emitida por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Ventanilla, declaró fundada, en parte, la apelación interpuesta y revocó la resolución apelada en el extremo de la pena impuesta al sentenciado Martín Pablo Santos Valverde, quince años de pena privativa de libertad efectiva por el delito de homicidio calificado que sumada a la pena impuesta por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego, 5 años 1 mes y 2 días, hacen un total de veinte años, un mes y dos días, que computadas desde el tiempo de detención que cumple, esto es, 14 de octubre de 2016, vencerá el 15 de noviembre de 2036. REFORMÁNDOLA: IMPUSIERON al apelante por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud-homicidio simple con dolo eventual seis años de pena privativa de libertad, que sumada a la pena impuesta por el delito contra la seguridad pública-tenencia ilegal de armas de fuego: 5 años, 1 mes y 2 días, hacen un total de once años, un mes y dos días de pena privativa de libertad, que inicia el 14 de octubre de 2016 y vencerá el 15 de noviembre de 2027.

1.4. Esta sentencia fue materia de aclaración, mediante resolución del dieciocho de abril de dos mil dieciocho (foja novecientos setenta y uno), en el extremo del fundamento 5.16 para tenerse como delito-homicidio simple con dolo eventual y la pena de seis años de pena privativa de libertad y no como por error se consignó delito de homicidio negligente o culposo y como pena cuatro años de pena privativa de libertad.

[Lee también: Homicidio calificado: imputación objetiva del resultado [Recurso de Nulidad 542-2019, Lima Este]

1.5. Frente a esta decisión, el representante del Ministerio Público interpuso recurso de casación (foja novecientos setenta y seis), el mismo que fue concedido en sede suprema por auto de calificación del diecisiete de enero de dos mil diecinueve (foja cincuenta y tres del cuadernillo formado en esta instancia), por las causales de una indebida motivación de resolución judicial, y una errónea interpretación de la norma sustantiva, prevista en los incisos tres y cuatro, del artículo ciento ocho, del Código Penal. Producida la audiencia de casación, deliberada la causa en secreto y votada el mismo día, corresponde pronunciar la presente sentencia casatoria.

II. Hechos

Segundo. Los hechos se produjeron el 9 de mayo de 2016, a las 20:00 horas,aproximadamente, cuando el acusado Martín Pablo Santos Valverde realizaba sus labores como personal de vigilancia en el interior del mercado de la Asociación de Comerciantes Autónomos Señor de los Milagros de Ventanilla (mercado Señor de Los Milagros), ubicado en las inmediaciones de la calle 7, manzana C-1, ex-Zona Comercial de Ventanilla, premunido de un arma de fuego (pistola semiautomática calibre 9 mm corto 3.80″ Auto, marca Baikal, color negro, número de serie N.° BET4614, modelo ZH-71, con su respectiva cacerina metálica operativa y abastecida con municiones), sin contar con la licencia correspondiente.

[Continúa…]

[También te puede interesar: La valoración probatoria en el delito de homicidio calificado]

Descarga el PDF completo aquí