Imparcialidad judicial y excepción de improcedencia de acción [Apelación 111-2021, Corte Suprema]

0
437
Imparcialidad-judicial-y-excepcion-de-improcedencia-de-accion

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Nulidad inadmisible, excepción de improcedencia de acción y pronunciamiento judicial por hecho uno

Sumilla: I. Según el artículo 322 del Código Procesal Penal, la etapa de investigación preparatoria es dirigida por el representante del Ministerio Público. Esto no solo implica realizar actos materiales de dirección e impulso, sino también estar pendiente de la actuación procesal efectuada o faltante de realizar, y dar cuenta al órgano jurisdiccional de todas aquellas situaciones relevantes que incidan sobre el curso regular de la indagación fiscal y el proceso penal, en particular cuando versa sobre casos complejos —como el presente—, en el que la actividad incidental y recursiva de las partes procesales es constante y profusa. De este modo, por ejemplo, si se constata que al momento de emitir una resolución judicial incidental o de fondo, ya existía un pronunciamiento previo sobre el mismo objeto procesal, el Ministerio Público está en la obligación de comunicarlo al juzgador, a fin de evitar la duplicidad de decisiones y dilación procesal. Nótese que el juez de investigación preparatoria no actúa de oficio, sino a instancia de parte. Sus funciones han sido demarcadas en el artículo 323 del Código Procesal Penal. 

[Lee también: No corresponde valoración probatoria en excepción de improcedencia de acción [Apelación 24-2022, San Martín]

II. En su tiempo, se formuló la solicitud de nulidad respectiva, ante lo cual, se emitió la ejecutoria suprema recaída en el Recurso de Apelación n.o 111-2021/Corte Suprema, del veinticinco de noviembre de dos mil veintidós, que rescindió los autos de primera y segunda instancia respectivos, y ordenó que el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Justicia de la República, previa audiencia, se pronuncie sobre las excepciones de improcedencia de acción del siete de julio de dos mil veintiuno. Se subraya que cuando se emitió la aludida ejecutoria suprema, todas las partes —en especial la Fiscalía nulidicente—, ya conocían o debían conocer que el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria había expedido el auto de primera instancia, del veintiuno de octubre de dos mil veintidós; sin embargo, ninguno de ellos advirtió esta situación, a efectos de que esta Sala Penal Suprema decidiera lo pertinente, contribuyendo que este dilema jurisdiccional alcance un nivel superlativo, al punto de plantear la nulidad por la simple nulidad.

III. Así las cosas, el mandato judicial contenido en el auto del veinticinco de noviembre de dos mil veintidós es literosuficiente y, sin duda, abarcó, los hechos uno, dos y tres. Por todos ellos debía resolverse la excepción de improcedencia de acción, con el propósito de guardar coherencia y lógica no solo con el itinerario procesal, sino con la ausencia de imparcialidad objetiva en la que había incurrido el iudex a quo, quien había anulado su propia decisión —auto del veintidós de noviembre de dos mil veintiuno— y se pronunció nuevamente sobre los mismos hechos —auto del veinticinco de noviembre de dos mil veintiuno—.

IV. En ese orden de cosas, la nulidad promovida por el señor fiscal supremo, si bien es oportuna —fue invocada en la primera oportunidad que se tuvo— y taxativa —versa sobre un principio jurisdiccional, es decir, la tutela judicial efectiva—; no es trascedente, por dos motivos: en primer lugar, no existe lesividad, pues la Fiscalía ha contribuido, con su aquiescencia, a la generación de este desorden resolutivo, que la judicatura suprema procura enmendar; y, en segundo lugar, es factible emitir el pronunciamiento faltante, previa audiencia, en el plazo razonable, siempre que exista diligencia y lealtad procesal, y se adviertan obstrucciones y/o dilación, a fin de corregirlas.

[Lee también: Lavado de activos: excepción de improcedencia de acción [Casación 1307-2019, Nacional]

V. En consecuencia, el pedido de nulidad formulado se declarará inadmisible y se dispondrá la emisión de pronunciamiento respecto a la excepción de improcedencia de acción por el hecho uno, en el más breve plazo. Asimismo, una vez realizada la disposición judicial, concierne continuar el trámite del proceso penal, en el estadio correspondiente, en cumplimiento de lo instituido en el artículo 352, numeral 3, del Código Procesal Penal.

Lima, siete de marzo de dos mil veintitrés.

AUTOS Y VISTOS: la solicitud de nulidad promovida por el señor FISCAL SUPREMO contra el auto del veinticinco de noviembre de dos mil veintidós (foja 177 en el cuaderno supremo), que declaró nulos los autos de primera y segunda instancia, del veinticinco de noviembre de dos mil veintiuno y primero de julio de dos mil veintidós, respectivamente (fojas 2 y 116 en el cuaderno supremo) —que declararon infundadas las excepciones de improcedencia de acción formuladas por Sandro Mario Paredes Quiroz, en el proceso penal que se le sigue por el delito contra la administración pública-tráfico de influencias simuladas y omisión de actos funcionales, en agravio del Estado—, y dispuso que el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, previa audiencia, emita nuevo pronunciamiento sobre las excepciones de improcedencia de acción del siete de julio de dos mil veintiuno. Intervino como ponente el señor juez supremo LUJÁN TÚPEZ. 

CONSIDERANDO 

§ I. Expresión de agravios 

Primero. El señor FISCAL SUPREMO, en su solicitud del diecisiete de enero de dos mil veintitrés (foja 189 en el cuaderno supremo), denunció la infracción de los principios jurisdiccionales de tutela judicial efectiva y cosa juzgada. Señaló que se incurrió en graves errores. Sostuvo que SANDRO MARIO PAREDES QUIROZ promovió excepciones de improcedencia de acción por tres hechos: el primero y segundo, por invocación de influencias a favor de Janpierr Alberto Aquiño Caro y Leonel Esteban Valencia Valle, y el tercero por intercesión a favor de Dante José Mandriotti Castro. 

[Continúa…]

[También te puede interesar: Improcedencia de acción en el Delito de enriquecimiento ilícito]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: