Implicancias del efecto CSI en el proceso penal, a propósito de la prueba pericial

0
751
Implicancias del efecto CSI en el proceso penal, a propósito de la prueba pericial

Loading

Henry Almanzor Blanco Huanca

Maestrando en Derecho Penal y Criminología por la Universidad Nacional de Cajamarca. Bachiller en Derecho y Ciencias Políticas. Perito Criminalístico Policial en la especialidad de investigación en la escena del crimen.

Sumario: 1. Introducción, 2. El efecto CSI, 3. Implicancias para el proceso penal, 4. Conclusiones.

  1. Introducción

El proceso penal comprende un conjunto de etapas cuyo génesis emerge ante el conocimiento de la noticia criminal, en el que la policía y el fiscal, recabarán la mayor cantidad de elementos probatorios mediante la realización de diversas diligencias; pero a la fecha, esta actividad se ha visto influenciada por el denominado efecto CSI, por sus siglas en inglés (Crime Scene Investigation), el cual ha sido advertido desde el año 2008 a través de diversas investigaciones en las que se evidencia el riesgo al sistema judicial anglosajón y que dicha problemática no sería ajena a nuestro sistema de justicia, ello debido a series policiacas en las que se muestra como la prueba pericial puede ayudar a resolver complejos casos criminales de manera muy sencilla, práctica y célere, consiguiéndose que operadores de justicia crean conocer lo suficiente sobre dicho tipo de prueba, la prevalezcan sobre otras y/o le atribuyan excesivas bondades, lo cual puede traer consecuencias resaltantes para el proceso penal y que son tratadas en el presente.

  1. El efecto CSI

También denominado síndro­me CSI, se refiere a las formas en que la representación exagerada de las ciencias foren­ses y la prueba pericial en CSI y otros programas de televisión, influyen en la percepción pública [1].

CSI y otras series, muestran a la prueba pericial como infalible, ostentando un grado de fiabilidad de 100 % para todo tipo de examen, lo cual es alejado de la realidad, prueba de ello es la iniciativa del Inocence Proyect, programa mediante el cual se ha advertido que la prueba testimonial puede generar errores judiciales de los que no es ajena la prueba pericial, esto debido al nivel de fiabilidad con la que cuenta cada tipo de prueba pericial, que es enervado con la falsa percepción y valoración inadecuada del juzgador.

En relación a ello, Shelton menciona: «Los miembros del jurado ahora esperan que tengamos una prueba de ADN para casi todos los casos. Ellos esperan que tengamos la más avanzada tecnología posible, y esperan para mirar como se ve en la televisión» [2].

  1. Implicancias para el proceso penal

Como hemos visto, el efecto CSI, genera falsas expectativas en el público, dentro de ellos, en sujetos procesales, lo que peligrosamente podría generar sesgos que se ven reflejados en la confusión de roles, inadecuada valoración de la prueba pericial, falsa percepción y otros.

Respecto a los roles, debemos ser cautos al momento de apreciar estas series policiacas, ya que dejan notar cómo es que la prueba pericial resulta sumamente eficaz para la resolución de casos criminales, más aún, hacen ver como los peritos realizan intervenciones, incautaciones, allanamientos, recolección de muestras, estudios periciales, entrevistas, interrogatorios, detenciones y cuanta diligencia sea necesaria para resolver los casos, confundiendo actividades que podrían devenir en la vulneración del principio de imparcialidad. Aunado a ello, se muestra que las pruebas periciales se realizan en corto tiempo y son infalibles, siempre existen bases de datos y que todos los personajes lo saben todo, cualquiera sea la rama del conocimiento.

Otra consideración a tener en cuenta, es que los fiscales, como titulares de la acción penal, producto de esta falsa percepción producida por el efecto CSI, crean necesaria la prueba pericial para todo tipo de hecho materia de investigación o solicitar la participación de peritos en toda comprensión territorial, lo que conduciría a una mala gestión de los recursos periciales, que por cierto son escasos en nuestro país, obteniéndose como resultado la sobrecarga del sistema criminalístico, alargando resultados periciales y sobre todo, que los peritos no participen con efectividad y eficacia en casos en los que realmente es necesaria la prueba pericial.

Por todo ello, se converge con lo dicho por Vásquez [3]:

Se ha vuelto común que las partes del juicio con el fin de probar sus afirmaciones presenten supuesto conocimiento científico como elemento de prueba y/o que el juzgador haga uso de éste para determinar los hechos o incluso, para valorar otros elementos probatorios. Ese impacto de la ciencia en toda actividad probatoria debe ir acompañado de cierto control judicial que permita uso de información relevante y fiable para la determinación racional de las premisas fácticas del razonamiento judicial.

  1. Conclusiones
  • Las ciencia y la tecnología han brindado generosos aportes a la administración de justicia a través de la prueba pericial, la cual presenta margen de error, por ello se debe realizar una adecuada valoración bajo criterios de acuerdo a su naturaleza científica, técnica, artística o de experiencia calificada.
  • Es necesaria la responsabilidad de los sujetos procesales en distinguir entre la ficción y la realidad al momento de requerir de prueba pericial, la cual debe ser utilizada de acuerdo al caso en concreto y no en forma general.
  • La capacitación en criminalística y razonamiento probatorio resulta necesaria para comprender críticamente que la prueba pericial no es infalible y que los peritos no realizan todo tipo de diligencias como se muestran en las series.

Referencias

[1]Farré A. y otros. «CSI y la medicina forense». Cuadernos de fundación Dr. Antonio Esteve. Edición 35 (2016), p. 102. Disponible en https://bit.ly/3sW1M7Q

[Consultado el 09 de diciembre de 2020]

[2]Shelton, D. E. «The ‘CSI Effect’: Does It Really Exist?». National Institute of Justice.Office of Justice Programs. ISSUE N° 259 (2008), p. 3. Disponible en https://bit.ly/368KJWE

[Consultado el 19 de noviembre de 2020]

[3] Vázquez, Carmen. La prueba pericial en el razonamiento probatorio, Puno: Zela, 2019, p. 121