La idoneidad como requisito de valoración pericial

0
163
La idoneidad como requisito de valoración pericial

Henry Almanzor Blanco Huanca
Maestrando en Derecho Penal y Criminología por la Universidad Nacional de Cajamarca. Abogado. Perito Criminalístico en la especialidad de investigación en la escena del crimen.

Sumario: 1. Introducción, 2. ¿Qué es idoneidad?, 3. Idoneidad pericial, 4. Tipos de idoneidad pericial, 5. Idoneidad por especialidad, 6. La idoneidad como primer requisito de valoración pericial, 7. Conclusiones.

1. Introducción

El juicio comprende aquella etapa estelar del proceso en la que se actúan los actos de prueba que se dirigen a persuadir al juzgador, por lo que las partes procesales pueden cuestionar en el caso de la prueba pericial, al perito o a la pericia, quedando abierta la opción de recurrir a la idoneidad al momento de la valoración pericial, motivo por el cual a continuación se desarrolla dicho tema para mejor entendimiento, puesto que ella comprende uno de los requisitos esenciales.

2. ¿Qué es idoneidad?

La idoneidad es conceptualizada por la RAE como aquella capacidad de ser idóneo, éste a su vez, como la capacidad de ser adecuado o apropiado para algo.

En el ámbito jurídico, la idoneidad tiene diversas conceptualizaciones, entre ellas, los destinados a los límites de la prueba, puesto que para realizar y/o ofrecer prueba, éstos dentro de múltiples propósitos deben ser conducentes, es decir, idóneos para demostrar el hecho alegado, contrario sensu, será inconducente o no idóneo aquel medio probatorio que se encuentre prohibido por mandato expreso de la ley y no cumpla su fin [1]; así también, la idoneidad comprende un sub principio del principio de proporcionalidad, consistente en la relación de causalidad, de medio a fin, entre el medio adoptado y el fin medio a fin [2].

3. Idoneidad pericial

Duce, menciona que «la idoneidad comprende un requisito de admisibilidad de la prueba pericial, constituido por la necesidad de acreditar que quien se presenta como experto, efectivamente lo sea» [3].

Por ello, la idoneidad pericial, jurídicamente es concebida como aquella capacidad de la persona, que acredita encontrarse en condiciones de brindar su opinión respecto al hecho controvertido no jurídico y por el cual ha sido llamado al proceso.

Cafferata Nores, agrega:

«A fin de que el aporte probatorio sea serio, el requisito básico para ser perito es la idoneidad, derivada de su capacidad científica, técnica o artística necesaria para descubrir o valorar el elemento de prueba que ni el juez ni el común de la gente podrían descubrir o valorar. Consecuentemente se establece la imposibilidad de actuación como peritos a los inhabilitados» [4].

4. Tipos de idoneidad pericial

El momento cúspide para avalar o atacar la idoneidad del perito es durante el juicio a través del interrogatorio o contrainterrogatorio; respectivamente, es por ello          que se le suele formular preguntas referidas a su formación académica, experiencia laboral, cantidad de informes realizados, docencia, publicaciones, antecedentes administrativos, penales, método aplicado y tantas otras consultas que buscan conocer si efectivamente dicha persona cuenta con las cualidades necesarias para fungir de perito, lo que evidencia que la idoneidad va referida en diversas aristas.

5. Idoneidad por especialidad

Uno de los tipos más resaltantes respecto a la idoneidad, es la especialidad, ya que debemos tener en cuenta que el estatus de perito no enmarca que dicha persona pueda manifestarse por cualquier tipo de conocimiento, por más que cuente con ello, sino únicamente a la rama del saber en el que ha sido formado y para el cual ha sido convocado al proceso.

Por otro lado, cada perito ha sido formado en una especialidad de las ciencias forenses o disciplinas criminalísticas, no existe el perito que lo sepa todo, por ello es que dependiendo del estudio a realizar y la naturaleza de la muestra es que se deberá designar el tipo de perito. Por ejemplo: No podemos encomendar el estudio de muestras gráficas (manuscritos) a un perito dactiloscópico, puesto que este último se dedica al estudio de huellas papilares.

6. La Idoneidad como primer requisito de valoración pericial

La Corte Suprema ha establecido que para la valoración de la prueba pericial, como primer criterio dentro de múltiples, que «la pericia como prueba compleja debe evaluarse en el acto oral a través, primero de la acreditación del profesional que suscribió el informe documentado: grado académico, especialización, objetividad y profesionalidad » [5].

Como se ha visto, el juzgador al momento de la actuación y para la valoración de la prueba pericial debe tener conocimiento que aquella persona que está fungiendo de perito verdaderamente cuenta con la expertise para ejercer dicha labor, es decir, si dicha persona es idónea, siendo así como va apareciendo de esta manera la idoneidad pericial.

7. Conclusiones

La idoneidad resulta ser el primer criterio para la valoración de la prueba pericial, lo cual, comprende que el perito llamado al proceso debido a sus conocimientos especiales no jurídicos y que resultan necesarios para resolver sobre alguna cuestión, efectivamente acredite dicha expertise.

Referencias

[1] STC 1014-2007-PHC/TC

[2] STC N° 0045-2004-AI

[3] Duce, Mauricio. La prueba pericial. España: Didot, 2014, p. 75

[4] Caffetara Nores, José, La prueba en el proceso penal, Buenos Aires: Depalma, 2003, p. 59

[5] Acuerdo Plenario 04-2015/CJ-116. Valoración de la prueba pericial en delitos de violación sexual.

0 0 vota
Article Rating
Suscríbase a
Notificar a
guest
0 Comments
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios