La licencia sin goce de haber/suspensión perfecta de labores en época del COVID-19

0
5822
licencia-sin-goce-de-haber-suspensión-perfecta-COVID-19

Loading

Por: Alonso Miguel Puma Muñoz
Abogado colegiado en el Colegio de Abogados de Lima, con experiencia en Derecho Laboral.

Empecemos por precisar que, la licencia sin goce de haber conocida como Suspensión Perfecta de Labores tiene como efectos que el empleador no tiene la obligación de cumplir con el pago remunerativo y el trabajador no tiene la obligación de prestar los servicios, tal figura se encuentra regulada en el Decreto Supremo No. 003-97-TR como causal en el artículo 12° literal l) el caso fortuito y la fuerza mayor. Debe entenderse por caso fortuito (hechos generados por la naturaleza) y fuerza mayor (hechos generados por terceros-autoridad).

En el mismo cuerpo legal, en su artículo 15° se establece que el caso fortuito y la fuerza mayor facultan al empleador, sin necesidad de autorización previa, a la suspensión temporal perfecta de las labores hasta por un plazo máximo de noventa días. Con comunicación inmediata a la Autoridad Administrativa de Trabajo (MINTRA).

[Lee también: La suspensión perfecta de labores en el estado de emergencia sanitaria por el COVID-19 en el Perú]

Queda claro que antes de la declaración del Estado de Emergencia Nacional ya se contaba con una regulación prevista para la licencia sin goce de haber/Suspensión Perfecta de Labores. Sin embargo, ante la presente coyuntura el Gobierno dispuso una serie de medidas con efectos laborales a consecuencia de la paralización de las actividades no esenciales.

En un primer momento, pensado en NO afectar el ingreso salarial de los trabajadores se dictó el Decreto de Urgencia No. 026-2020 (vigente desde el 16.03.2020) en la que se implementó la figura del trabajo remoto para el grupo de riesgo, especificando que, cuando la naturaleza de las labores no sea compatible con el trabajo remoto y mientras dure la emergencia sanitaria por el COVID-19, el empleador debe otorgar una licencia con goce de haber sujeta a compensación posterior.

Debido a las interpretaciones disidentes en la aplicación de la licencia con goce de haber para los trabajadores que no pertenecen al grupo de riesgo el Gobierno se vio en la obligación de precisar la medida mediante el Decreto de Urgencia No. 029-2020 (vigente desde el 21.03.2020) estableciendo que, en el caso de las actividades no esenciales y siempre que no se aplique el trabajo remoto, los empleadores otorgan una licencia con goce de haber a los trabajadores en el caso del sector privado, se aplica lo que acuerden las partes. A falta de acuerdo, corresponde la compensación de horas posterior a la vigencia del Estado de Emergencia Nacional.

Sumado a ello, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral – SUNAFIL mediante su Carta Circular No. 007-2020-SUNAFIL-ILM, remitida a diversas empresas señala claramente que no corresponde aplicar la suspensión de la prestación de servicios de sus trabajadores por fuerza mayor o caso fortuito; asimismo en lo señalado por el Ministerio de Trabajo y Promoción al Empleo – MTPE, mediante la publicación del Boletín Informativo Laboral Nro. 99, de fecha 31 de marzo, en una de sus respuestas, precisó que; la suspensión temporal perfecta de labores no forma parte de las medidas laborales previstas en la normativa especial aplicable durante la vigencia del estado de emergencia nacional.

Hasta aquí, la regla era que el empleador debe aplicar el trabajo remoto obligatoriamente para las personas calificadas como grupo de riesgo, de no aplicarse corresponde la licencia con goce de haber sujeta a compensación posterior. Para los trabajadores que no pertenecen al grupo de riesgo se debe aplicar el trabajo remoto (de ser factible por las actividades realizadas) en su defecto se deberá aplicar lo que acuerden las partes. A falta de acuerdo, corresponderá la licencia con goce de haber compensables con horas al levantamiento del Estado de Emergencia Nacional.

En segundo lugar, debido a que un grupo significativo de empleadores principalmente de las micro y pequeñas empresas no generaban ingresos y se veían imposibilitadas o cuasi imposibilitadas de solventar su planilla por la prolongación del Estado de Emergencia Nacional, el Gobierno dispuso la aplicación de la Suspensión Perfecta de Labores (SPL) mediante el Decreto de Urgencia No. 038-2020 (vigente desde el 15.04.2020) estableciendo que las empresas (de todo régimen) que por la naturaleza de sus actividades o por la afectación económica no pudieran implementar el trabajo remoto u otorgar la licencia con goce de haber podrían acogerse a la SPL por un plazo máximo hasta treinta (30) días posteriores a la culminación del Estado de Emergencia Sanitaria. Es decir, podrían solicitar la SPL con un plazo hasta el 09.07.2020.

Es importante precisar que la SPL regulada en el referido decreto se diferencia por las causales y los efectos de la regulada en el Decreto Supremo No. 003-97-TR. Ya que se aplican medidas excepcionales y extraordinarias como la liberación del monto intangible de la CTS hasta por una remuneración bruta mensual por el tiempo que dure la SPL, de no contar con el saldo en la CTS el trabajador podrá solicitar al empleador el adelanto de la CTS de mayo 2020 y de la Gratificación de Julio 2020 que serán calculadas a la fecha del desembolso, se autoriza el retiro extraordinario de una suma de los fondos acumulados en la Cuenta Individual de Capitalización de la AFP.

[Lee también: Despido arbitrario: ¿cuándo ocurre y cómo reaccionar?]

Teniendo el panorama precedido, el empleador quedaba facultado para que a partir del 15.04.2020 pueda tramitar SPL en sujeción al Decreto Urgencia No. 038-2020 complementado por el Decreto Supremo No. 011-2020-TR. DEBIENDO DE CUMPLIR CON EL PROCEDMIENTO Y LOS REQUISITOS ALLÍ PREVISTOS.

A pesar de lo explicado, irregularmente a la fecha existen empleadores que a la fecha están considerando medidas que no se ajustan a derecho, conforme a los siguientes escenarios:

Empresas que NO HAN COMUNICADO a sus trabajadores las medidas que han adoptado a consecuencia del Estado de Emergencia Nacional, y que desde la segunda semana de marzo hasta la fecha no han cumplido con pagar la remuneración o la han pagado parcialmente a sus trabajadores.

Empresas pese a no sujetarse a la SPL han impuesto a sus trabajadores acordar una licencia sin goce de haber LO QUE CONTRAVIENE LA NORMATIVA VIGENTE, debido a los argumentos expuestos. Tal acuerdo es NULO por contravenir normas de carácter imperativo.

Empresas que informan a sus trabajadores que se les cancelara la remuneración pendiente de pago con su gratificación de julio 2020. Es decir, pretenden dejar de pagar la gratificación de julio 2020 para cubrir el pago de la remuneración adeudada.

Es importante resaltar que, las empresas que se encuentren afectadas económicamente tienen el derecho de acogerse a la SPL más no cuentan con el derecho para vulnerar normas constitucionales y laborales como es el pago de la remuneración.

En este punto, el Tribunal Constitucional ha recordado que el derecho a una remuneración está reconocido en la Constitución (artículos 23 y 24) y en instrumentos internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 7). Es decir, el no cumplir con el pago remunerativo sin justificación alguna contraviene normas de carácter constitucional.

Así también, el principio de irrenunciabilidad de derechos laborales protege al trabajador de que se le vulnere un derecho reconocido en la constitución y las leyes. Las normas están dadas, el camino fijado, no se pretenda obtener un beneficio contraviniendo injustificadamente los derechos laborales, ya que la consecuencia podrá ser que tal empresa obtenga una LICENCIA CON GOCE a una sanción por la infracción laboral.

Comentarios: