¿La pretensión punitiva del fiscal es un límite en la determinación de la pena y el principio de legalidad? [Casación 167-2018, Lambayeque]

0
19
¿La pretensión punitiva del fiscal es un límite en la determinación de la pena y el principio de legalidad?

CASACIÓN N.º 167-2018 / LAMBAYEQUE

LA PRETENSIÓN PUNITIVA DEL FISCAL COMO LÍMITE EN LA DETERMINACIÓN DE LA PENA

El inciso 3, artículo 397, del Código Procesal Penal impide al juez imponer una pena concreta superior a la instada por el Ministerio Público, lo cual presupone que la pena solicitada sea la legalmente prevista. Se trata de una congruencia cuantitativa y tiene incidencia en el principio de contradicción y la garantía de defensa procesal. La excepción a esta regla se presenta si el fiscal solicitó una pena por debajo del mínimo legal sin que exista una causa justificada de atenuación (como la tentativa, por ejemplo). Tal excepción no faculta a que el juez pueda desvincularse del quantum de reducción punitiva estimado por el fiscal si se encuentra dentro de las márgenes de razonabilidad.  

En este caso, por el delito de tentativa de homicidio calificado, la fiscal solicitó una pena de diez años de pena privativa de la libertad sustentado en la presencia de dicha causal de disminución de punibilidad. Sin embargo, el Juzgado Penal Colegiado sin la debida motivación impuso una pena superior de once años y tres meses por no encontrarse conforme con el quantum de reducción aplicable. En consecuencia, no se observó lo dispuesto en la norma procesal ya mencionada. Asimismo, se advierte que en el delito de lesiones dolosas graves se aplicó una agravante específica que no se encontraba vigente al momento de la comisión del hecho punible, por lo que se afectó el principio de legalidad penal.

─SENTENCIA DE CASACIÓN─

Lima, dieciséis de diciembre de dos mil veinte  

VISTO: en audiencia pública, el

recurso de casación –por inobservancia de norma legal de carácter  procesal– interpuesto por la defensa del sentenciado JUAN MANUEL RAMÍREZ  COICO contra la sentencia de vista del trece de diciembre de dos mil  diecisiete, emitida por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte  Superior de Justicia de Lambayeque, que confirmó la sentencia del  veintiocho de junio de dos mil diecisiete, en el extremo que le impuso once años y tres meses de pena privativa de la libertad como autor del delito de  tentativa de homicidio calificado, en perjuicio de Artidoro Monja Maza; y seis  años de pena privativa de la libertad como autor del delito de lesiones  dolosas graves, en perjuicio de Segundo Monja Maza; y fijó como pena total  diecisiete años y tres meses de pena privativa de la libertad, por tratarse de  un concurso real.  

Intervino como ponente la jueza suprema CASTAÑEDA OTSU.

CONSIDERANDO

HECHOS DECLARADOS PROBADOS

PRIMERO. Con base en la acusación fiscal1 ratificada en juicio oral, se  declararon como hechos probados en la sentencia del Juzgado Penal  Colegiado, ratificada por la Sala Penal de Apelaciones, los siguientes: 

1.1. El 11 de febrero de 2013, a las 2:00 a. m., en el caserío Insculás del distrito  de Olmos, los agraviados Artidoro Monja Maza y Segundo Monja Maza se  reunieron para celebrar el cumpleaños de su amigo Euclides Oyola Olide y  consumieron cerveza. Al lugar llegó el sentenciado Juan Manuel Ramírez  Coico, acompañado de Máximo Aguilar Elías, pidieron cerveza y se sentaron  a cuatros metros de distancia.  

1.2. Cinco minutos después, Ramírez Coico llamó a Artidoro Monja y le dijo lo  siguiente: “Venga para acá, acérquese”. Sin embargo, este no le hizo caso, lo  que motivó que el sentenciado se levante de su asiento y se le acerque y le  diga: “A ti te estaba buscando” y sacó su arma de fuego con intención de  dispararle para matarlo. El agraviado, a fin de evitar dicho disparo trató de  forcejear con él, quien efectuó disparos y las balas le impactaron en el labio  superior derecho y en la ceja. Asimismo, una de las balas rozó los brazos de  Segundo Monja Maza, quien presenciaba el hecho.  

1.3. Como consecuencia de lo ocurrido, Artidoro Monja sufrió lesiones traumáticas en la boca y brazo izquierdo que requirieron 3 días de atención facultativa y 15 días de incapacidad médico legal. Mientras que Segundo  Monja sufrió una fractura expuesta de húmero izquierdo que requirió 10 días  de atención facultativa y 80 días de incapacidad médico legal.  

ACTOS PROCESALES RELEVANTE

SEGUNDO. Los actuados remitidos por la Sala Penal de Apelaciones dieron  cuenta de los siguientes actos procesales relevantes:  

2.1. En el requerimiento de acusación, la fiscal provincial acusó a Ramírez  Coico y solicitó: i) 10 años de pena privativa de la libertad por la comisión del  delito de tentativa de homicidio calificado -por ferocidad-, en perjuicio de  Artidoro Monja (tipificación principal), o 2 años de pena privativa de la  libertad por la comisión del delito de lesiones dolosas leves en su perjuicio  (tipificación alternativa). ii) 2 años de pena privativa de la libertad y ochenta  días multa por la comisión del delito de lesiones culposas graves, en perjuicio  de Segundo Monja.  

2.2. Luego del debate probatorio, en la sesión de juicio oral del 16 de junio de  2017 (foja 54), el Juzgado Penal Colegiado comunicó a las partes la posibilidad  de otorgarle a los hechos en agravio de Segundo Monja la calificación  jurídica del delito de lesiones dolosas graves2. La fiscal y la defensa no  formularon objeción alguna.  

2.3. En los alegatos de clausura, la fiscal en cuanto al agraviado Artidoro  Monja, tipificó los hechos como tentativa de homicidio calificado por  ferocidad y solicitó 10 años de pena privativa de la libertad. Respecto al  agraviado Segundo Monja tipificó los calificó como lesiones dolosas graves y  solicitó 5 años y 4 meses de pena privativa de la libertad.  

2.4. En la sentencia del 28 de junio de 2017 se condenó a Ramírez Coico  como: i) Autor del delito de tentativa de homicidio calificado por ferocidad  (inciso 1, artículo 108, del Código Penal –CP en adelante–), concordado con  el artículo 16 del acotado Código), en perjuicio de Artidoro Monja, y se le impuso 11 años y 3 meses de pena privativa de la libertad. ii) Autor del delito  de lesiones dolosas graves (inciso 3, primer párrafo, e inciso 3, segundo  párrafo, artículo 121, del CP), en perjuicio de Segundo Monja y le impuso 6  años de pena privativa de la libertad. Por tratarse de un concurso real de  delitos fijó como pena total 17 años y 3 meses de pena privativa de la  libertad.  

2.5. La sentencia fue apelada por la defensa del sentenciado. La Sala Penal  de Apelaciones, mediante sentencia de vista del 13 de diciembre de 2017 la  confirmó. La defensa interpuso recurso de casación, la que es materia de la  presente sentencia casatoria.

SOBRE EL RECURSO DE CASACIÓN Y ÁMBITO DE PRONUNCIAMIENTO 

TERCERA. La defensa de Ramírez Coico, en el recurso de casación (foja 140), invocó las causales previstas en los incisos 1 y 4, artículo 429, del Código  Procesal Penal (CPP). En su calificación, este Supremo Tribunal, mediante  ejecutoria suprema del 6 de julio de 2018 declaró bien concedido en el  extremo de que la sentencia habría incurrido en la causal de inobservancia  de norma legal de carácter procesal (inciso 2, artículo 429, del CPP), respecto  al inciso 3, del artículo 397, del acotado Código.  

CUARTO. Con relación al motivo casacional admitido, se alegó que se aplicó  una pena más grave que la solicitada por la fiscal provincial por los delitos de  tentativa de homicidio calificado y lesiones dolosas graves. En ese aspecto,  el ámbito de pronunciamiento queda delimitado en estos extremos, los que  se vinculan con la pena impuesta, pues el juicio de responsabilidad penal  quedó plenamente definido.  

Por otro lado, es necesario analizar si respecto al delito de lesiones dolosas  graves se aplicó la ley penal vigente al momento de la comisión de hecho  punible. Si bien tal aspecto no fue considerado como motivo casacional en el  recurso, este Supremo Tribunal conforme con el inciso 1, artículo 432, del CPP3,  se encuentra facultado para evaluar aquellas cuestiones que sean  declarables de oficio en cualquier estado y grado del proceso, lo cual se  justifica en este caso dada la incidencia que tiene en el principio  constitucional de legalidad penal y como consecuencia en la sanción  impuesta. Por tanto, el pronunciamiento también comprenderá el análisis de  la causal del inciso 1, artículo 429, del CPP.  

QUINTO. Luego de la admisión del recurso de casación, el expediente se puso  a disposición de las partes por el plazo de 10 días. Mediante decreto del  23 de octubre de 2020 (foja 70 del Cuaderno de Casación), se fijó fecha para la  audiencia de casación el 20 de noviembre de 2020. En dicha fecha se realizó  la audiencia en la cual se escuchó el informe de la defensa del sentenciado  Ramírez Coico, la abogada Nélida Tacuche Mesía. Su desarrollo consta en el  acta correspondiente.  

SEXTO. Concluida la audiencia, se realizó la deliberación de la causa en  sesión secreta. Luego del debate, se efectuó la votación, en la que se arribó  a un acuerdo unánime para la emisión de la presente sentencia de casación,  cuya lectura se efectúa en la fecha.

(…)

Descargue la resolución completa aquí:

Comentarios: