La retractación de los hechos no desvirtúa el delito [Recurso de Nulidad 83-2019, Piura]

0
394
La retractación de los hechos no desvirtúa el delito

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL PERMANENTE

Retractación infundada

Sumilla. La ulterior retractación uniforme de madre e hija no tiene explicación razonable ni sustento fáctico alguno. Es verdad que el encausado no arrojó signos clínicos o psicológicos de una afectación en el área sexual y que su relato exculpatorio pudo ser coherente, pero ello no explica lo anteriormente expuesto, así como su conducta agresiva, al punto que tiene dos sentencias condenatorias por violencia familiar. Luego, la versión de la víctima está sustentada en prueba objetiva externa de corroboración: pericias y declaración inicial de su madre. La presunción constitucional de inocencia se ha enervado.


[Lee también: Interés superior del niño y absolución por el delito de violación sexual [Recurso de Nulidad 2217-2019, Junín]


Lima, veintitrés de setiembre de dos mil diecinueve

VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto por el encausado JHON JHENRY HERNÁNDEZ VIERA contra la sentencia de fojas trescientos noventa y siete, de once de diciembre de dos mil dieciocho, en cuanto lo condenó como autor del delito de violación sexual de menor de edad en agravio de S.L.F.S. a veinte años de pena privativa de libertad y tratamiento terapéutico, así como al pago de mil soles por concepto de reparación civil; con lo demás que al respecto contiene.

OÍDO, el informe oral.

Ha sido ponente el señor San Martín Castro.

FUNDAMENTOS

PRIMERO. Que el encausado Hernández Viera en su recurso de nulidad formalizado de fojas cuatrocientos veintitrés, de veintiuno de diciembre de dos mil dieciocho, instó la absolución de los cargos. Alegó que la agraviada se retractó de su sindicación; que el perito psicólogo refirió que no podía pronunciarse sobre la veracidad de la sindicación; que el perito que lo examinó señaló que su relato era verosímil; que la agraviada fue inducida por su madre para formularse una denuncia falsa y la denuncia se origina en una venganza; que la agraviada dijo que salía con un chico de nombre Marcos; que el informe pericial de la agraviada no fue realizado por un psicólogo forense.


[Lee también: ¿La duda razonable de la intervención delictiva es distinta a la duda de la comisión del delito? [Recurso de Nulidad 2253-2018, San Martín]


SEGUNDO. Que la sentencia de instancia declaró probado que el día dieciocho de marzo de dos mil seis, en horas de la tarde, luego que la menor agraviada S.L.F.S., de quince años de edad [acta de nacimiento de fojas veinticuatro], regresó a su casa luego de haber visitado a su padre, fue interceptada por el encausado Hernández Viera, de treinta y tres años de edad [Ficha RENIEC de fojas treinta y dos], ex conviviente de su madre, Jackeline Sernaqué Arellano, quien la convenció para que fueran a la Tienda Topy Top – Piura y, luego, se la llevó en un taxi con dirección a Tumbes, donde pernoctaron hasta el día siguiente en que regresaron a Piura, en cuyo lapso le pedía que hablara con su madre para que vuelvan a vivir juntos, y la dejó por una agencia en el Mercado de dicha ciudad. Es del caso que el citado encausado Hernández Viera, quien tuvo una relación de convivencia con la denunciante Sernaqué Arellano por espacio de diez años, pero por su conducta agresiva se produjo la separación. En este marco convivencial el referido encausado no solo agredía física y psicológicamente a la denunciante y a la menor agraviada S.L.F.S. sino que sometía a ésta última a tocamientos deshonestos desde que tenía doce años y, posteriormente, cuando ya contaba con trece años, le hizo sufrir el acto sexual reiteradamente y hasta las trece años (en dos mil tres).


Descarga el PDF completo aquí