Las concesiones mineras como formas de despojo de tierras de las comunidades

0
119
Las concesiones mineras como formas de despojo de tierras de las comunidades

Por Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado de IDL

A pesar que el Poder Judicial le ha dicho al Instituto Geológico Minero Metal Metalúrgico (Ingemmet) órgano adscrito al MINEM, que no puede entregar concesiones mineras sin previa consulta con las comunidades campesinas y nativas, propietarias de los territorios sobre los que se superpone las concesiones, INGEMMET lo viene haciendo.

En el caso Atuncolla, la Sala Civil de la Corte de Puno le ordenó a Ingemmet no volver a entregar concesiones mineras de espadas a las comunidades campesinas, sin previa consulta (ver sentencia https://drive.google.com/file/d/1bnIq2GsDrwU8h-lERsQ8tDeMh9v9rtzz/view?)

[Lee también:  Tierras de comunidades campesinas y concesiones mineras]   

Igual ocurrió en el caso Yurimaguas, donde el Poder Judicial le ordenó a Ingemmet no dar concesiones mineras sin previa consulta previa (ver sentencia https://drive.google.com/file/d/1UdVrPVkR3RXFlWix_AV-GsoBb4R1HMxY/view?)

Pero además, estás concesiones mineras nunca son notificadas de forma efectiva a las comunidades campesinas o nativas. Solo sacan un aviso en un diario, donde no se dice que comunidades son afectadas. En pocas palabras, las comunidades campesinas nunca se enteran que Ingemmet ha entregado derechos de exploración y explotación de recursos que hay en su territorio.

La causa de esto es la aplicación por parte de Ingemmet del artículo 122 del Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería, aprobado por D.S. No 014-92-EM, que estipula que la expedición de concesiones mineras deberá ser notificadas solo a través del Diario Oficial, y que no obliga a notificar en forma impresa, oportuna y culturalmente adecuada a las comunidades campesinas, para que puedan ejercer sus derechos de acuerdo a ley. Esto ocasiona que las concesiones mineras sean entregadas de espaldas a las comunidades campesinas, desprotegiendo sus derechos.

Y lo que es peor, si la comunidad se opone a la exploración y explotación minera en su territorio, el Estado puede obligar e imponer la servidumbre minera. De acuerdo al artículo 130 del TUO de la Ley general de minería, aprobado por DS 014-92-EM, si no hay acuerdo, y contra la voluntad de la comunidad campesina, el Estado impone la concesión minera.

[Lee también:  Chumbivilcas: Poder Judicial admite demanda de comunidades campesinas contra despojo de sus tierras]   

Esta forma de entregar concesiones mineras constituye una forma de despojo del territorio de las comunidades campesinas y nativas, que fue expresamente prohibido por el artículo 17.3 del Convenio 169 de la OIT, cuando dijo:

“Deberá impedirse que personas extrañas a esos pueblos puedan aprovecharse de las costumbres de esos pueblos o de su desconocimiento de las leyes por parte de sus miembros para arrogarse la propiedad, la posesión o el uso de las tierras pertenecientes a ellos”.

¿Que pasaría si Ingemmet entrega una concesión minera a una empresa sobre los recursos minerales que están debajo del Olivar de San Isidro? Seguirán diciendo que la promoción de la minería es de interés público?

Sin embargo, si vives en zona urbana, como San Isidro, Miraflores o la Molina, Ingemmet no puede entregar concesiones tal como lo estableció la Ley 27015 (ver ley https://bit.ly/3EDsEzm).

¿Por qué este doble trato?

Y después no preguntamos por qué hay conflictos sociales, porque las comunidades campesinas protestan.

¿Deben ser consultadas las concesiones mineras?

https://bit.ly/3zku8uI

[También te puede interesar:¿Se pueden recuperar las tierras de comunidades campesinas vendidas irregularmente a las mineras? ]