Las normas internacionales de contabilidad (NIC) no constituyen fuentes del derecho tributario [Casación 4795-2018, Lima]

0
28
Las normas internacionales de contabilidad (NIC) no constituyen fuentes del derecho tributario

1. INTRODUCCIÓN:

A pesar de que nuestro sistema jurídico cumpla en la mayoría de veces con la imperatividad de las normas internacionales, siguiendo la Teoría Monista Internacional, es necesario estudiar los casos en concreto en donde se puedan aplicar, tal como se realizó en la Casación 4795-2018, donde diferencian la obligatoriedad de una norma internacional a la cual nos suscribimos, con la figura de una fuente de derecho, la cual tiene mayor relevancia en el ámbito jurídico.

2. SUMILLA:

El Tribunal Fiscal otorgó carácter imperativo a las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) 16 y 23, es decir, las aplicó como normas o reglas de índole vinculante al momento de analizar el artículo 41 de la Ley del Impuesto a la Renta, sin que se advierta que haya recurrido a alguna fuente válida del Derecho Tributario que hubiera permitido llenar de contenido los alcances de esta disposición normativa tributaria.

[Lee también: Responsabilidad civil en delito tributario [Recurso de Nulidad 818-2020, Lima]

3. FUNDAMENTOS MÁS RELEVANTES:

5.4. g. Enfatizó que para arribar a la referida conclusión, el Tribunal Fiscal recurrió únicamente a la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) 16 y 23, y el Plan Contable Revisado (Cuenta 67), a efectos de dotar de significado al término “interés” a que se contrae el segundo párrafo del artículo 41 de la Ley del Impuesto a la Renta, lo cual implica que para su interpretación solo tuvo en cuenta las aludidas reglas técnicas, las cuales no constituyen per se normas jurídicas, no tienen la calidad de fuente del Derecho Tributario, de manera que vulneró las Normas III y VIII del Título Preliminar del Código Tributario, con afectación del requisitos de validez del acto administrativo relativo a la debida motivación, con sujeción a lo previsto en el inciso 4 del artículo 3 y el artículo 6 de la Ley N.º 27444.

6.10. Siguiendo este contenido normativo, se observa que para la creación de normas tributarias y su regulación, el legislador ha establecido de forma taxativa las normas que deberán ser observadas para tal efecto. Con ello, los diversos intérpretes del derecho tributario (juez, entidad administrativa, administrado y justiciable) deberán aplicarlas y, de requerir una interpretación mayor para arribar a su verdadero sentido, utilizarán los diversos métodos que admite el derecho tributario, sin traer una norma que no forme parte de la descripción expresa hecha por el legislador para efectos de interpretar la forma de aplicación de los elementos esenciales; más aún si estas normas se encuentran en relación directa con el principio constitucional de reserva de ley; por lo que, conforme con la lista taxativa, solo se crearán y regularán tributos por normas con rango de ley, quedando proscrito que se efectúe por normas infralegales, las que si bien pueden constituir fuentes del derecho tributario, estas únicamente permiten la aplicación del tributo.

6.11. En esa perspectiva y conforme al desarrollo de las fuentes del derecho tributario, cabe abordar el empleo de las Normas Internacionales de Contabilidad para efectos tributarios, pues forma parte de la controversia traída al presente caso. Así, tenemos que estas “normas” han sido oficializadas por el Consejo Normativo de Contabilidad – NIC mediante la Resolución N.° 034-2005- EF/ 93.01, publicada en el diario oficial “El Peruano” con fecha dos de marzo de dos mil cinco, la cual es de aplicación obligatoria para los estados financieros que comienzan el uno de enero del dos mil seis, y opcional para los que empiezan el uno de enero del dos mil cinco. En la parte considerativa de dicha resolución se señaló lo siguiente:

[Lee también: Exención de responsabilidad penal por el delito tributario [Recurso de Nulidad 369-2020, Junín]

“Que, con la finalidad de actualizar las prácticas contables en el país mediante la utilización de las Normas Internacionales de Contabilidad modificadas a diciembre del 2003 y a marzo del 2004 y las Normas Internaciones de Información Financiera aprobadas al 31 de marzo del 2004, resulta pertinente oficializar la aplicación de las citadas normas internacionales; así como dejar sin efecto la aplicación de algunas Normas Internacionales de Contabilidad e Interpretaciones NICs, de modo que los estados financieros se emitan de acuerdo a la normatividad contable vigente […]”. 

A partir de esta cita se advierte que las NIC no constituyen fuentes del derecho tributario y, por ende, no tienen incidencia en el mismo, pues su objeto es regular la forma en que se efectúan los estados y prácticas contables, permitiendo la uniformización de la aplicación de los preceptos contables a nivel mundial. Tampoco son parte de las fuentes del derecho tributario, porque han sido oficializadas a través de una resolución administrativa, emitida por un órgano distinto a la Administración Tributaria; es así que si bien pueden servir como referencia para aplicar normas tributarias, en tanto la propia ley de forma expresa deriva su aplicación a ellas, su uso como norma interpretativa queda proscrito.


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA 

TERCERA SALA DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y SOCIAL TRANSITORIA

Lima, dos de diciembre de dos mil veinte

LA TERCERA SALA DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y SOCIAL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA:

I. VISTA:

La causa número cuatro mil setecientos noventa y cinco – dos mil dieciocho, en audiencia pública llevada a cabo el dos de diciembre de dos mil veinte, integrada por los señores Jueces Supremos Vinatea Medina, Rueda Fernández, Wong Abad, Cartolin Pastor y Bustamante Zegarra; y luego de verificada la votación con arreglo a ley, se emite la siguiente sentencia:

[Lee también: La jurisprudencia como fuente del derecho]

II. MATERIA DEL RECURSO:

Son de conocimiento de esta Sala Suprema los recursos de casación de fechas catorce y quince de febrero de dos mil dieciocho, interpuestos por el Tribunal Fiscal[1] y Lima Airport Partners Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada[2], respectivamente, contra la sentencia de vista de fecha veinticinco de enero de dos mil dieciocho[3], que confirmó la sentencia de primera instancia de fecha siete de junio del dos mil diecisiete[4], que declaró fundada en parte la demanda, en consecuencia, nula la Resolución del Tribunal Fiscal N.º 04090-8-2015, y ordenó al Tribunal Fiscal emitir nuevo pronunciamiento a través de la resolución que corresponda; en el proceso seguido por la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria – Sunat contra los recurrentes.

III. ANTECEDENTES DEL PROCESO

3.1. De lo actuado en la vía administrativa

Se aprecia en el expediente administrativo lo siguiente:

1) A través del Requerimiento N.º 0121050000083, de fecha seis de junio de dos mil cinco[5], la Administración Tributaria inició un procedimiento de fiscalización a Lima Airport Partners Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada (en adelante, Lima Airport) por el impuesto a la renta de tercera categoría del ejercicio 2003.

2) Consecuentemente, se emitió la Resolución de Determinación N.º 012-003-0010257, de fecha treinta y uno de agosto de dos mil seis[6], por concepto de Impuesto a la Renta de Tercera Categoría del ejercicio gravable 2003; y la Resolución de Multa N.º 012- 002-0010075, de fecha treinta y uno de agosto de dos mil seis[7], por incurrir en la infracción tipificada en el numeral 1 del artículo 178 del Código Tributario.

[Continúa…]

[También te puede interesar:  Manual de Derecho Fiscal]

Descarga el PDF completo aquí