Lavado de activos: el único indicio no resulta de especial significado [Recurso de Nulidad 27-2020, Ayacucho]

0
144
Lavado de activos: el único indicio no resulta de especial significado

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

El único indicio no resulta de especial significado

No existen elementos de juicio suficientes de la intervención delictiva de la acusada, pues un solo indicio (presencia física) no resulta de especial significado al verse justificado razonablemente y acreditado el motivo de su presencia.

Lima, primero de junio de dos mil veintiuno

[Lee también: Lavado de activos y delito fuente [Recurso de Nulidad 1602-2018, Nacional]

VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos por la defensa técnica del sentenciado Juan Huamán Enríquez y por el representante del Ministerio Público contra la sentencia emitida el quince de octubre de dos mil diecinueve por la Sala Liquidadora de Huamanga de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho, en los extremos en los que condenó a Juan Huamán Enríquez como autor del delito de lavado de activos- actos de transporte que proviene del tráfico ilícito de drogas, en agravio del Estado, y le impuso veinticinco años de pena privativa de libertad y fijó en S/ 10 000 (diez mil soles) el monto por concepto de reparación civil que deberá abonar en favor del Estado; asimismo, absolvió a Odilia Dina Contreras Paullo de los cargos formulados en la acusación fiscal como autora del delito de lavado de activos-actos de ocultar dinero que proviene del tráfico ilícito de drogas, en agravio del Estado; con lo demás que contiene.

Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

CONSIDERANDO

Primero. Fundamentos de la impugnación

1.1 Agravios del fiscal:

 Se trasgredió lo dispuesto por la Corte Suprema en la ejecutoria recaída en el Recurso de Nulidad n.o 2668-2014, con relación a la probanza del lavado de activos.

• No se tomó en cuenta que en el celular de la acusada Contreras Paullo se encontró un registro de contacto identificado como “W” y que ese contacto correspondía al teléfono incautado del sentenciado Jhon Yeferzon Cáseres Quispe; se registraron diversas llamadas entre ellos en fechas cercanas y este se encontraba de viaje; así se demostró la constante comunicación y el estar al tanto de los hechos y del lugar donde se encontraba viajando; además, al ser convivientes, no era lógico que lo tuviera como contacto con un signo distinto al real.

• Tampoco se consideraron las contradicciones de la acusada.

 El vehículo que transportaba el dinero también llevó pasajeros con el fin de desviar la atención policial, y fue la acusada la que contactó a las personas para viajar a la selva el día de la intervención.

 En el registro personal, a la acusada no se le halló dinero, lo que no es común en comerciantes.

1.2 Agravios de la defensa del sentenciado Huamán Enríquez

 Prueba de su desconocimiento de alguna actividad ilícita es que no evadió los registros correspondientes y no realizó ningún acto del tipo penal imputado, puesto que se sorprendió al ser intervenido.

• Se debe precisar cada una de las incriminaciones y ubicar al agente dentro del ilícito penal que se le investiga.

[Lee también: Lavado de activos: excepción de improcedencia de acción [Casación 1307-2019, Nacional]

 Tampoco se probó que sea partícipe, al haber sido empleado por Francisco Huachaca Bautista para que condujera el vehículo desde Ayacucho hasta Puerto Maldonado y no presumió que este se dedicara a realizar actos ilícitos y no fue el que transportó drogas ni dinero ilícito.

 La agravante del tipo penal tampoco se le puede atribuir, pues no se acreditó que sea el propietario del vehículo ni del dinero incriminado.

 En el acta de entrevista personal indicó que escuchó la conversación entre Huachaca Bautista y Cáseres Quispe respecto a que llevaban dinero, pero no logró escuchar la cantidad ni el lugar de destino y no sabía que llevaban una fuerte suma proveniente del tráfico ilícito de drogas; después, señaló que escuchó decir que Huachaca Bautista le dijo a Cáseres Quispe que había dinero en el neumático, y se denotó el nerviosismo del recurrente.

• El acta de entrevista no contó con la presencia de un abogado defensor y sorpresivamente respondió que no requería de defensa técnica, cuando por el contrario se encontraba temeroso.

 El recurrente no conocía a Huachaca Bautista, a quien recién conoció cuando lo contrató, y los procesados declararon no conocer al recurrente.

• El recurrente fue sentenciado sin que existieran auténticos actos de prueba.

Segundo. Contenido de la acusación

2.1 El veintisiete de mayo de dos mil catorce los acusados Huamán Enríquez, Huachaca Bautista y Cáseres Quispe (los dos últimos sentenciados en procesos de terminación anticipada) llegaron a Puerto Maldonado y fueron recibidos por un sujeto conocido como “Pelado”. Huamán Enríquez y Cáseres Quispe extrajeron el neumático de repuesto de la camioneta de placa de rodaje D8P-916 y se la entregaron al tal “Pelado”, para así acondicionar la suma de USD 330 000 (trescientos treinta mil dólares) en treinta y tres paquetes precintados, y luego volver a colocar el neumático en su sitio (bajo la tolva) e iniciar su viaje con destino al VRAEM.

2.2 El primero de junio de dos mil catorce llegaron a la ciudad de Ayacucho, donde Huachaca Bautista se quedó y coordinó con los otros para encontrarse en la selva.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Valoración probatoria en el delito de lavado de activos [Recurso de Nulidad 1137-2017, Nacional]

Descarga el PDF completo aquí