Legalidad del procedimiento y cadena de custodia [Casación 1669-2021, Loreto]

0
676
Legalidad-del-procedimiento-y-cadena-de-custodia

Loading

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Título. Robo con agravantes. Legalidad de la prueba. Motivación: suficiencia y racionalidad

Sumilla: 1. Se cuestiona la pericia de absorción atómica porque, según se alegó, se infringió las reglas de la cadena de custodia. En principio, cabe destacar que las irregularidades en la cadena de custodia no conllevan por sí mismas una vulneración de derecho fundamental, solo si tienen gravedad hasta llegar a lo que se denomina “ruptura de la cadena de custodia”, que despierten dudas sobre posible contaminación o alteraciones de lo obtenido por la Policía, es decir, si es idónea para descartar su fiabilidad –las dudas genéricas son insuficientes–, expulsando del acervo probatorio tal fuente de prueba. Es, pues un problema de fiabilidad probatoria no de validez probatoria. 

[Lee también: Cadena de custodia no es aplicable a los procesos por querella [Casación 63-2011, Huaura]

La cadena de custodia puede definirse como el conjunto de actos que tienen por objeto la recogida, el traslado y la conservación de los indicios o vestigios obtenidos en el curso de una investigación penal, actos que deben cumplimentar una serie de requisitos con el fin de asegurar la autenticidad, inalterabilidad e indemnidad de las fuentes de prueba. Busca asegurar que lo que se analiza es justamente lo ocupado y que no ha sufrido alteración alguna.

2. El Manual de Procedimientos Periciales de Criminalística, aprobado por Resolución Directoral 247-2013-DIRGEN/EMG, de uno de abril de dos mil trece, da cuenta que cuando las muestras son remitidas por otras Unidades –se entiende ajenas a los especialistas de Criminalística, a su organización–, para evitar la contaminación, manipulación, roturas, deben ser enviadas en envases apropiados, limpios, herméticamente cerrados, lacrados y rotulados, así como adjuntar la hoja de información básica (A1). Así las cosas, el procedimiento de toma de muestras por la Oficina de Criminalística de Loreto y de remisión a la Dirección de Criminalística respetó estos lineamientos. Nada indica que una norma de seguridad se alteró, que lo analizado no es justamente lo obtenido o que ha sufrido alguna alteración. Cabe enfatizar que se llevó a cabo el correspondiente informe pericial, a partir de un procedimiento eminentemente técnico, y que dicho informe, cuando se oralizó, la defensa no lo objetó en orden a la cadena de custodia, tal como lo resaltó el Tribunal Superior.

[Lee también: Aplicación de la cadena de custodia a los procesos penales por ejercicio privado de la acción]

3. En cuanto al testigo protegido de Código 01-A-2014, se tiene que se le citó para la audiencia. No concurrió en la sesión de dieciséis de agosto de dos mil diecinueve [fojas ciento treinta y cuatro]. Se le volvió a citar para la sesión de veintiocho de agosto [fojas ciento cuarenta], y como no asistió, se prescindió de su concurrencia. Su declaración en sede sumarial, con el concurso de un abogado defensor, de fojas veinticuatro, de veintitrés de junio de dos mil catorce, se oralizó en la sesión de dieciséis de enero de dos mil veinte [fojas ciento noventa y cinco]. Evidentemente, desde el año dos mil catorce al año dos mil diecinueve, este testigo protegido no pudo ser ubicado, de suerte que es entendible su no ubicación. La lectura de la declaración del citado testigo cumplió con lo dispuesto por el artículo 383, apartado 1, literal d), del CPP.

4. La motivación de la sentencia de vista es completa y suficiente. Completa porque analizó las pretensiones acusatoria y defensiva, el conjunto del material probatorio, y examinó la prueba de manera individual y conjunta (ex artículo 393, apartado 2, del CPP). Suficiente porque dio respuesta acabada a los planteamientos defensivos del imputado, que cubrió todas las aristas del caso: su conclusión está explicada a partir de las premisas que dio por probadas. La racionalidad de la motivación, asimismo, está fuera de objeción pues fluye de las premisas y se aplicó máximas de experiencia patentes y precisas.

Lima, trece de marzo de dos mil veintitrés.

[Continúa…]

[También te puede interesar: No todos los indicios necesitan cadena de custodia]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: