Los factores que influyen en la valoración del dictamen por parte de los jueces

0
788
Los factores que influyen en la valoración del dictamen por parte de los jueces

Loading

La elaboración de un dictamen pericial requiere conocer los parámetros que los jueces siguen a la hora de dotar de credibilidad al mismo, tanto en relación al propio documento como respecto de la intervención del perito en juicio.

El abogado Óscar Fernández León, experto en habilidades profesionales, ha desarrollado algunos aspectos más relevantes en la valoración del dictamen por parte de los jueces.

1. Cualificación del perito

Cualificación entendida como adecuación profesional del perito para llevar a cabo la pericia, de modo que habrá de atenderse a su titulación profesional, especialidad sobre la materia y, partiendo de esta información, examinarse aspectos como la experiencia, trayectoria y currículum profesional del perito, solvencia profesional (reconocimientos profesionales, académicos, etc.).

[Lee también:  ¿Qué preguntas nos pueden impugnar durante el interrogatorio?]   

Sobre la base de esta información, los jueces podrán ponderar la preferencia de un perito sobre otro en función de la cualificación demostrada. Esta ponderación se llevará a cabo caso a caso, pues dependerá del objeto de la pericia si se trata de realzar su titulación, especialidad, experiencia, trayectoria, etc.

Es preciso recordar la importancia de que por parte del perito se consigne de forma clara y precisa en el dictamen la información relativa a su cualificación profesional, pues este es un detalle que suele consultarse por el juez antes, durante y después del juicio.

2. Vinculación del perito con las partes

Si bien el juez dispone de plena libertad para seguir el dictamen pericial que estime conveniente, un factor a tener en cuenta es la vinculación del perito con las partes, o lo que es lo mismo, el hecho de que una parte ha escogido al perito de su conveniencia, lo que obviamente condiciona el planteamiento de la pericia acorde con la tesis de la parte, cuestión que no acaece siempre cuando el perito es designado por el propio órgano judicial.

3. Constatar que el perito es designado constantemente por la misma parte, llegando siempre a las mismas conclusiones

La constatación por parte del juez de que la misma parte designa de forma constante en el tiempo al mismo perito, quien además, siempre alcanza las mismas conclusiones, constituye un factor poco favorable para la credibilidad de la pericia.

4. Clase del dictamen pericial

Este factor considera la diferenciación entre peritaje científicamente objetivo y el peritaje de opinión. A través del primero, se verifica un hecho afirmado por uno de las partes (por ejemplo, la verificación de ADN). En el segundo supuesto, el dictamen se centra en valorar un hecho. Lógicamente, al no estar prácticamente sometido a contradicción, el peritaje científico será siempre más fiable ab initio que cualquier peritaje que esté sometido a contradicción por su valoración.

[Lee también:  12 criterios claves que los abogados deben utilizar para fijar sus honorarios]   

5. El método empleado por el perito

La metodología seguida para practicar la pericia es un elemento clave para la credibilidad del dictamen, puesto que aquella es la base y fundamento de las conclusiones alcanzadas. Por lo tanto, el método empleado debe ser claro, perfectamente expuesto, documentado y, sobre todo, ajustado a la ciencia aplicada para realizar la pericia.

Otro factor de pérdida de credibilidad de la pericial constituye la omisión el dictamen de la constatación del método empleado (aunque posteriormente pueda aclararse en juicio).

6. Las condiciones del reconocimiento

Relacionado con el método, el reconocimiento del objeto de la pericia constituye un elemento clave del proceso metodológico a seguir, de modo que si se prescinde de éste o si se realiza incorrectamente, podrá cuestionarse el valor de la pericia. Por ello, todo dictamen, de ser necesario, debe realizar y justificar el correspondiente reconocimiento (examen de mercancía defectuosa, reconocimiento del paciente, inspección de grietas y fisuras de una obra).

Nuevamente, constituye un factor de pérdida de credibilidad de la pericial la omisión en el dictamen de la práctica del reconocimiento (aunque se hubiera realizado).

7. La proximidad con los hechos

La proximidad de la elaboración del dictamen (o de las operaciones periciales) con la fecha de acaecimiento de los hechos constituye un elemento clave para otorgar mayor valor a un dictamen. Ello es lógico, pues cuanto más lejano sea el dictamen de dichos hechos, existe un alto riesgo de desaparición de evidencias, huellas o vestigios (casos de inspecciones tras un incendio, reconocimientos de lesionados con daños corporales, etc.)

[Lee también:  ¿Cuál es la valoración de la prueba de interrogatorio de testigos en el informe oral?]   

Nuevamente, se hace constar que la omisión de la fecha de realización de las operaciones periciales en el dictamen afecta negativamente la credibilidad del mismo.

8. La correlación entre los hechos y las conclusiones

El dictamen pericial no tiene como finalidad introducir hechos en el proceso, sino aportar al juez sus conocimientos especializados para valorar los hechos ya introducidos por las partes. Será por tanto elemento clave para la credibilidad del dictamen la coherencia entre los hechos probados y las conclusiones del mismo; por el contrario, cuando las conclusiones contradicen los hechos probados la pericial perderá credibilidad.

9. La solidez de las conclusiones

Unas conclusiones son sólidas cuando los argumentos de la exposición del dictamen sean coherentes con las deducciones del mismo, observándose una acertada correlación entre el planteamiento del caso, la metodología empleada, la información aportada y las conclusiones del mismo.

10. La certeza de las conclusiones del dictamen

Este aspecto se refiere a la certeza, probabilidad o posibilidad que transmitan las conclusiones, bien a través del texto del dictamen, como de las manifestaciones del perito, pues es indudable que el grado de certeza en la formulación de las conclusiones es menor si se emplean expresiones como “es probable”, “posiblemente”, “podría ser”.

[Lee también: ¿Cómo realizar una carta de presentación para despacho de abogados? ]   

11. Ratificación o rectificación del perito

Durante la intervención del perito es muy importante la seguridad que este transmite a la hora de realizar las aclaraciones y puntualizaciones respecto de su dictamen. Respuestas claras, seguras, coherentes con el dictamen se impondrán sobre respuestas evasivas, genéricas y ambiguas a las preguntas de los letrados y, en su caso, del juez. En definitiva, la clave está en la congruencia entre lo dictaminado por escrito y lo manifestado en el acto de la vista.

12. La objetividad mostrada por el perito

Afecta la credibilidad del perito el hecho de que este sostenga a ultranza sus conclusiones, sin margen alguno para otros planteamientos de la parte contraria o del dictamen adverso, especialmente si lo hace con planteamientos poco sólidos. Por el contrario, refuerza su credibilidad cuando reconoce la veracidad de afirmaciones realizadas por la parte contraria, aun cuando pudieran perjudicar los planteamientos de la parte que lo ha contratado.

Cuando las aclaraciones del perito no guarden correspondencia y coherencia con los hechos que hayan resultado probados mediante las testificales practicadas y, en su caso, con el resto de la prueba, se vislumbra una incoherencia que puede afectar su imparcialidad. Fuente: LegalToday.

[También te puede interesar: 3 claves para comprender el secreto profesional de la abogacía]