Mejoran medidas de control en el Sistema de Emisión de Licencias de Conducir [D.S. 034-2019-MTC]

0
3249

Loading

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) modificó el Reglamento Nacional del Sistema de Emisión de Licencias de Conducir estableciendo medidas inmediatas que permitan mejorar el control en el proceso para la obtención de licencias de conducir a nivel nacional.

A través del Decreto Supremo Nº 034-2019-MTC se precisa que a partir de ahora todo aquel postulante que cometa actos irregulares durante la obtención de la licencia de conducir, podrá ser sancionado con la inhabilitación y cancelación de la licencia. Estas medidas drásticas están en relación a una Tabla de Infracciones y Sanciones establecida.

Asimismo, en la norma se establece sanciones para los Centros encargados de la evaluación teórica y de manejo a los postulantes. Además, se dispone a SUTRAN una tabla de infracciones que deberá ser aplicada ante actos de corrupción detectadas en los centros médicos o escuela de conductores.

Licencias de conducir clase B

Otra de las medidas dispuestas es la integración de las licencias de conducir de la clase B, la cual es otorgada para conductores de motocicletas y mototaxis. Así, el MTC tendrá un mayor control sobre los permisos para los vehículos referidos.

Retención de licencias

Finalmente, el Decreto Supremo – con la finalidad de salvaguardar la seguridad vial incorpora la medida de retención jurídica de la licencia de conducir para los conductores que participen en un accidente de tránsito.

A continuación, presentamos el Decreto Supremo recientemente modificado y publicado en el Diario El Peruano:

DECRETO SUPREMO N° 034-2019-MTC

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
CONSIDERANDO:

Que, el artículo 3 de la Ley N° 27181, Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre, en adelante la Ley, prescribe que la acción estatal en materia de transporte y tránsito terrestre se orienta a la satisfacción de las necesidades de los usuarios y al resguardo de sus condiciones de seguridad y salud, así como a la protección del ambiente y la comunidad en su conjunto;

Que, el literal a) del artículo 16 de la Ley, señala que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, en adelante el MTC, es el órgano rector a nivel nacional en materia de transporte y tránsito terrestre, con facultad para dictar, entre otros, los Reglamentos Nacionales establecidos en la Ley, así como aquellos que sean necesarios para el desarrollo del transporte y el ordenamiento del tránsito; Que, el Reglamento Nacional del Sistema de Emisión de Licencias de Conducir, aprobado por Decreto Supremo N° 007-2016-MTC, en adelante el Reglamento de Licencias, tiene como finalidad alcanzar un sistema que garantice las condiciones mínimas requeridas a los conductores para la conducción de un vehículo de transporte terrestre y de esa forma coadyuvar en la mejora del funcionamiento del tránsito, la protección de la vida y seguridad de las personas, así como prevenir o minimizar los riesgos de ocurrencia de sucesos que afecten la circulación en las vías públicas; Que, dicha finalidad responde indiscutiblemente al interés público del Estado, en un contexto en el que debe primar el respeto irrestricto al ordenamiento legal, el cumplimiento de las obligaciones por parte de los agentes que intervienen en el proceso de otorgamiento de la licencia de conducir, el repudio hacia las conductas fraudulentas, así como la transparencia y la fiscalización estricta que permita garantizar que las personas que cuentan con licencia de conducir tengan las aptitudes para la conducción de los vehículos correspondientes en la vía pública; Que, en ese sentido, al constituir la fiscalización un factor importante que permita alcanzar la finalidad del Reglamento de Licencias, a efectos de asegurar que las Entidades Habilitadas para Expedir Certificados de Salud, Escuelas de Conductores, Centros de Evaluación y postulantes, como parte del
Sistema de Emisión de Licencias de Conducir, cumplan con sus obligaciones;
resulta necesario optimizar las conductas que se contienen en las tablas de infracciones y sanciones de todos los agentes que intervienen en el proceso de otorgamiento de la licencia de conducir; Que, por otro lado, corresponde establecer las medidas conducentes para la integración al Sistema Nacional de Conductores de todo el proceso de otorgamiento de las licencias de conducir de la clase B, las cuales autorizan,     entre otros, la conducción de motocicletas y trimotos de transporte de pasajeros; ya que, a partir de ello, se transparentará y controlará el otorgamiento de dicha clase de licencia; Que, el Reglamento Nacional de Administración de Transporte, aprobado por Decreto Supremo Nº 017-2009-MTC, en adelante el RNAT, tiene por objeto regular el servicio de transporte terrestre de personas y mercancías de conformidad con los lineamientos previstos en la Ley; Que, asimismo, el numeral 30.2 del artículo 30 del RNAT establece que los conductores de vehículos destinados a la prestación del servicio de transporte público de personas, de ámbito nacional y regional, no deben realizar jornadas de conducción continuas de más de cinco (5) horas en el servicio diurno o más de cuatro (4) horas en el servicio nocturno; asimismo, establece que la duración acumulada de jornadas de conducción no deberá exceder de diez (10) horas en un período de veinticuatro (24) horas, contadas desde la hora de inicio de la conducción en un servicio; disposición, que fue suspendida hasta el 31 de diciembre del 2011, mediante la Séptima Disposición Complementaria Transitoria del RNAT, estableciéndose además, que las referidas jornadas de conducción quedan fijadas en doce (12) horas en un período de veinticuatro (24) horas; Que, mediante la Segunda Disposición Complementaria Transitoria del Decreto Supremo Nº 001-2019-MTC, se ha prorrogado la suspensión de la jornada máxima diaria acumulada de conducción hasta el 30 de junio de 2019; Que, el crecimiento del parque automotor ha originado un déficit de conductores profesionales, asimismo, distintas externalidades negativas en el servicio de transporte, generaron la necesidad de que el MTC, evalúe medidas a efectos de incentivar la profesionalización de conductores, motivo por el cual, es necesario suspender hasta el 30 de abril de 2020, la aplicación de lo dispuesto en los numerales 30.2 y 30.9 del artículo 30 del RNAT, en cuanto a la jornada máxima diaria acumulada de conducción, la misma que hasta dicha fecha queda establecida en doce (12) horas en un periodo de veinticuatro (24) horas; Que, el Reglamento Nacional de Tránsito, aprobado por Decreto Supremo Nº 033-2001-MTC y modificatorias, establece normas que regulan el uso de las vías públicas terrestres, aplicables a los desplazamientos de personas, vehículos y animales y a las actividades vinculadas con el transporte y el medio ambiente, en cuanto se relacionan con el tránsito; Que, se observa que la problemática del estacionamiento de vehículos en zonas rígidas o que obstaculizan el libre tránsito, no solo se da con vehículos que prestan el servicio de transporte o mercancías sino también por vehículos particulares en diferentes distritos del país, teniendo como resultado la afectación al libre tránsito. Asimismo, el abandono de automóviles en la vía pública, se ha convertido en un problema constante, observándose frecuentemente vehículos inoperativos, que se convierten en problemas de seguridad pública y de salud; Que, resulta necesario efectuar modificaciones al Reglamento Nacional de Tránsito a fin de fortalecer las acciones de fiscalización en cuanto a la
aplicación de las medidas preventivas a aplicarse; De conformidad con lo dispuesto en el numeral 8 del artículo 118 de la Constitución Política del Perú; la Ley Nº 27181, Ley General de Transporte y Tránsito Terrestre; y la Ley Nº 29370, Ley de Organización y Funciones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones;

DECRETA:
Artículo 1.- Modificaciones al Reglamento Nacional del Sistema de Emisión de Licencias de Conducir aprobado por Decreto Supremo Nº 007-2016-MTC

Modifícanse, el literal t) del numeral 2.1 y el numeral 2.2 del artículo 2; los artículos 18-A, 33, 37, 45 y 46; el numeral 49.2 del artículo 49; los artículos 50 y 63; el numeral 74.2 del artículo 74; los artículos 75, 76, 78, 79 y 84; la Décimo Segunda y Décimo Cuarta Disposiciones Complementarias Transitorias; y los Anexos I, II y III del Reglamento Nacional del Sistema de Emisión de Licencias de Conducir, aprobado por Decreto Supremo Nº 007-2016-MTC; en los siguientes términos:

“Artículo 2.- Definiciones

2.1. Para efectos del presente Reglamento, los siguientes términos corresponden a los significados que a continuación se detallan:
t) Sistema Nacional de Conductores: Sistema informático a cargo del órgano o unidad orgánica competente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, que contiene la información sobre: los postulantes; las Entidades Habilitadas para Expedir Certificados de Salud para postulantes a licencias de conducir, Escuela de Conductores y Centros de Evaluación, el registro de sus requisitos de acceso y condiciones de operación, sus modificaciones, renovaciones,transferencia de la autorización, pérdida de la inscripción, o extinción, según corresponda; los resultados de las evaluaciones médicas y psicológicas del postulante y/o conductor, así como la información emitida por las Entidades Habilitadas para Expedir Certificados de Salud para postulantes a licencias de conducir; la capacitación de los postulantes, así como la información emitida por las Escuelas de Conductores; los resultados de las evaluaciones de conocimientos y habilidades en la conducción del postulante y/o conductor, así como la información emitida por los Centros de Evaluación; la licencia de conducir que se emita, su modificación, cancelación, y nulidad; así como cualquier otra información que disponga el presente Reglamento. El Sistema Nacional de Conductores permite el acceso y enlace al Registro Nacional de Sanciones.
(…)
2.2. Para efectos del presente Reglamento, las abreviaturas que se señalan a continuación corresponden a los siguientes términos:
a) COFIPRO: Constancia de Finalización del Programa de Formación de Conductores.
b) DRT: Dependencia regional con competencia en transporte.
c) DPT: Dependencia provincial con competencia en transporte.
d) ECSAL: Entidad Habilitada para Expedir Certificados de Salud para postulantes a Licencias de Conducir.
e) IPRESS: Institución Prestadora de Servicios de Salud.
f) MINSA: Ministerio de Salud.
g) MTC: Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

h) RECSAL: Registro de Entidades Habilitadas para Expedir Certificados de Salud para postulantes a Licencias de Conducir.
i) SELIC: Sistema de Emisión de Licencias de Conducir.
j) SNC: Sistema Nacional de Conductores.
k) SUSALUD: Superintendencia Nacional de Salud.
l) SUTRAN: Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías.
m) RENIPRESS: Registro Nacional de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud.”

“Artículo 18-A.- Plazo de Vigencia de las Licencias de Conducir

Conforme a lo señalado en el artículo 42 del Texto Único Ordenado de la Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo Nº 004-2019-JUS, las licencias de conducir tienen un plazo de vigencia determinado, y pueden ser revalidadas, conforme al siguiente detalle: 18-A.1 La licencia de conducir de la Clase A Categoría I tiene una vigencia de
diez (10) años contados desde la fecha de su emisión, salvo que el solicitante, en los últimos diez (10) años haya sido sancionado con inhabilitación temporal por infracción a las disposiciones establecidas en el TUO del Reglamento Nacional de Tránsito, aprobado por  Decreto Supremo N° 016-2009-MTC, en cuyo caso tendrá una vigencia de cinco (05) años. El plazo de revalidación dependerá del record de infracciones del conductor a las disposiciones establecidas en el TUO del Reglamento Nacional de Tránsito, aprobado por Decreto Supremo N° 016-2009-MTC, durante el período inmediato precedente, comprendido desde la obtención o última revalidación, según corresponda, hasta la fecha de presentación de la solicitud de revalidación, de acuerdo al siguiente detalle:

a) Vigencia de diez (10) años, si el conductor no ha sido sancionado o lo ha sido con sanciones aplicables a infracciones leves; siempre y cuando haya cumplido con la sanción.

b) Vigencia de ocho (08) años, si el conductor ha sido sancionado por infracción grave o muy grave que no amerite la suspensión de la licencia de conducir; siempre y cuando haya cumplido con la sanción.

c) Vigencia de cinco (05) años, si el conductor ha sido sancionado con la suspensión de la licencia de conducir o ha sido inhabilitado temporalmente para obtenerla; siempre y cuando haya cumplido con la sanción. Para la aplicación de lo establecido, la sanción debe haber quedado firme o agotado la vía administrativa.

18-A.2 La licencia de conducir de la Clase A Categorías II-a, II-b, III-a, III-b y III- c tiene una vigencia de cinco (05) años, contados desde la fecha de su emisión.
El plazo de revalidación u obtención de una nueva por recategorización, dependerá del record de infracciones del conductor a las disposiciones establecidas en el TUO del Reglamento Nacional de Tránsito, aprobado por Decreto Supremo N° 016-2009-MTC, durante el período inmediato precedente, comprendido desde la obtención o última revalidación, según corresponda, hasta la fecha de presentación de la solicitud de obtención o revalidación, de acuerdo al siguiente detalle:

a) Vigencia de cinco (05) años, si el conductor no ha sido sancionado.

b) Vigencia de tres (03) años, si el conductor ha sido sancionado por infracciones leves; siempre y cuando haya cumplido con la sanción.

c) Vigencia de dos (02) años, si el conductor ha sido sancionado por infracción grave, o muy grave; siempre y cuando haya cumplido con la sanción.

Para la aplicación de lo establecido en los literales b) y c) del presente numeral, la sanción debe haber quedado firme o agotado la vía administrativa. 18-A.3 Las licencias de conducir de la clase B – categorías I, II-a, II-b y II-c tienen una vigencia de cinco (5) años.”

“Artículo 33.- Definición y supuestos de reexaminación

33.1 La reexaminación consiste en una nueva evaluación médica y psicológica del postulante y/o del conductor ante una ECSAL distinta a la que realizó la última evaluación.

33.2 El postulante y/o el conductor deben someterse a una reexaminación en los siguientes supuestos, según sea el caso:

a) Cuando lo disponga la autoridad que emitió la licencia de conducir, a solicitud de la Policía Nacional del Perú, por haberse detectado, durante una acción de control, que presenta una discapacidad física que manifiestamente pueda constituir impedimento para la conducción y cuando la licencia no consigne restricción alguna relacionada con tal discapacidad.

b) Cuando lo disponga la autoridad competente para la emisión de licencias de conducir, a solicitud del Centro de Evaluación, por haberse detectado durante la evaluación que presenta una discapacidad física manifiesta que pudieraconstituir un impedimento para la conducción y cuya limitación no figure dentro del rubro “restricciones” de la licencia de conducir o del certificado de salud expedido por la ECSAL.

c) Cuando, de oficio, lo disponga la autoridad que emitió la licencia de conducir, al haber tomado conocimiento, por cualquier medio, de la existencia de indicios razonables y debidamente documentados que hagan presumir la ausencia o pérdida de la aptitud física y/o psicológica.”

Puede descargar el Decreto Supremo completo en el siguiente enlace:

https://es.scribd.com/document/434332633/Decreto-Supremo-que-modifica-el-
Reglamento-Nacional-del-Sistema-de-Emision-de-Licencias-de-Conducir-y-
establece-otras-disposiciones#from_embed