Miguelina Acosta Cárdenas: La primera abogada litigante en el Perú

0
1067
Miguelina Acosta Cárdenas La primera abogada litigante en el Perú

Loading

También fue la primera perseguida política femenina y la primera en tener su propio estudio de abogados. Más detalles en esta nota.

Miguelina Acosta Cárdenas fue la primera mujer que se graduó como abogada en la Universidad de San Marcos en el año 1920. Además, obtuvo el grado de bachiller en la Facultad de Jurisprudencia con la tesis “Nuestra institución del matrimonio rebaja la condición jurídica y social de la mujer”,  una investigación que se orientó por la igualdad de género, era realmente revolucionaria para su época. 

[Lee también: Trinidad María Enríquez: la primera «abogada» del Perú y América Latina]

Nació el 23 de noviembre de 1887 en Yurimaguas, Loreto, en la selva peruana. Muy joven (entre los 12 y los 16 años) viajó a Europa con su madre. Miguelina visitó países como Alemania, Italia y Suiza. En este último, cursa sus estudios y termina la secundaria. Allí observa de cerca movimientos sociales como el sindicalismo.

La imagen de Miguelina destaca por ser la primera abogada en ejercer su carrera, la primera en organizar una marcha de mujeres y la primera en tener su propio estudio de abogados. Es una profesional del Derecho que se adelantó a su época, pues su actuación se orientó hacia la defensa por la igualdad de las mujeres, de la clase obrera y los pueblos indígenas.

[Lee también: Abogada indígena será la responsable de proteger a líderes amenazados]

Fue una mujer fuera de su tiempo, con un pensamiento revolucionario, importante no solo para fortalecer los derechos de las mujeres, sino también los derechos de los trabajadores, entre otros. Ella colaboró con José Carlos Mariátegui en “Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana”. Ella le describió la problemática de la selva para que él la pudiera analizar y escribir al respecto.

Pese a tener tan solo 45 años y un prometedor futuro, a Miguelina le realizan una mala extracción de una muela tras presentar un dolor en 1933. La herida no curó, se le infectó y esto la llevó a su lamentable muerte.

Conoce más sobre la historia de Miguelina Acosta en este enlace: