No se evidencia una confesión sincera si el acusado solo ha reconocido parte de los hechos imputados [Recurso de Nulidad 996-2020, Lima Sur]

0
53
hechos imputados-confesión sincera-jurisprudencia

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL TRANSITORIA

Sentencia conformada 

Sumilla. La sentencia conformada fue cuestionada por la fiscal superior cuya pretensión fue que la pena impuesta se aumente, y por la defensa del sentenciado quien solicitó su disminución. De la revisión de los actuados, se aprecia que, en atención a la tentativa, la responsabilidad restringida y los efectos de la conclusión anticipada, a la sentenciada le corresponde una pena mayor. Así que se reforma la sentencia en tal extremo, con lo cual se amparan parcialmente los agravios de la fiscal superior y se desestiman los de la defensa.

Lima, veintinueve de marzo de dos mil veintidós.

VISTOS: los recursos de nulidad interpuestos por la fiscal adjunta superior de la PRIMERA FISCALÍA SUPERIOR PENAL DEL DISTRITO FISCAL DE LIMA y la defensa de la sentenciada RUTH YARIDA QUISPE ÁVILA contra la sentencia conformada del siete de enero de dos mil veinte (foja 579), emitida por la Sala Penal Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lima Sur en el extremo que le impuso nueve años y ocho meses de pena privativa de libertad a Quispe Ávila como coautora del delito contra el patrimonio, en la modalidad de tentativa de robo con agravantes, en perjuicio de Pedro Arturo Rosas Lima; con lo demás que contiene. Intervino como ponente la jueza suprema SUSANA CASTAÑEDA OTSU. 

[Lee también: ¿Qué derechos se vulneran si el juez modifica los hechos imputados en la sentencia? [Casación 533-2020, Ucayali]

CONSIDERANDO 

IMPUTACIÓN FÁCTICA Y JURÍDICA 

PRIMERO. Conforme con la acusación fiscal, el veintiocho de noviembre de dos mil diecisiete a las 00:00 horas aproximadamente, cuando el agraviado Pedro Arturo Rosas Lima estaba a bordo de su vehículo por la avenida Tomás Marsano a la altura de la Bolichera, en el distrito de Santiago de Surco en Lima, Ruth Yarida Quispe Ávila le solicitó el servicio de taxi con el fin de que la traslade hasta el pueblo joven San Francisco de la Cruz, en Pamplona Baja en el distrito de San Juan de Miraflores, Lima. 

El pago pactado fue de nueve soles, que Quispe Ávila entregó por adelantado al agraviado antes de subir al vehículo. Una vez dentro, Quispe Ávila se ubicó en el asiento del copiloto y empezó a comunicarse mediante mensajes de texto al celular con número 959 387 759 y a su receptor le informó la descripción del vehículo, datos sobre el conductor, así como su ubicación. Asimismo, durante el trayecto le indicó al agraviado por dónde debía ir y cuando llegó a su destino, el agraviado se detuvo. 

[Lee también: ¿Qué delito comete el fiscal que no incluye como imputados a todos los sindicados por la agraviada? [Apelación 38-2021, Huánuco]

En esas circunstancias, aparecieron dos motos lineales manejadas por dos sujetos, quienes provistos de armas se ubicaron uno al lado del agraviado y otro frente al vehículo, y lo amenazaron. Por su parte, Quispe Ávila lo insultaba y le dijo “ya perdiste, bájate”, intentó quitarle la llave del carro, pero el agraviado puso resistencia y dio marcha atrás al vehículo de manera rápida. Ante esto, uno de los sujetos le disparó un proyectil que ingresó por el lado izquierdo de su tórax, de acuerdo con el certificado médico legal correspondiente. 

Pese a lo anotado, el agraviado arrancó el vehículo y huyó sin dejar que Quispe Ávila descienda, en tanto los dos sujetos lo perseguían y ella le decía “ya perdiste, para el carro”. Cuando se acercó a la comisaría de Pamplona ubicada a unas cuadras, los sujetos desistieron en su persecución, lo que permitió que el agraviado llegue al frontis a las 00:20 horas. Luego, los efectivos policiales lo condujeron al Hospital María Auxiliadora y Quispe Ávila se quedó detenida.

[Continúa…]

[También te puede interesar: ¿El juez de fallo puede ejercer un control del auto de enjuiciamiento? [Expediente 11-2019-4]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: