Peculado Doloso: ¿En qué consiste este delito? [Recurso de Nulidad 3731-2013, Ayacucho]

0
36
Peculado Doloso En qué consiste este delito

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Casación inadmisible 

Sumilla: I. Esta Sala Penal Suprema verifica, en el recurso de casación evaluado, que JOSÉ ALBERTO NUNTÓN VELÁSQUEZ, si bien puntualizó las causales previstas en el artículo 429, numerales 1 y 5, del Código Procesal Penal y expuso diversas infracciones jurídicas (contra la presunción de inocencia, la motivación de las resoluciones judiciales y la inaplicación de la jurisprudencia penal), incorporó agravios dirigidos a cuestionar el valor epistémico de la prueba personal documentada (entrevista en cámara Gesell) y pericial (examen psicológico), así como a remarcar la presencia de móviles espurios. En suma, a través de los motivos indicados, refutó el juicio de responsabilidad penal realizado por los órganos jurisdiccionales de primera y segunda instancia. Sin embargo, según la sentencia de vista respectiva, la Sala Penal Superior, en el ámbito de sus competencias como ente de apelación, abordó y desestimó las alegaciones formuladas, mediante respuestas suficientemente comprensibles, lógicas y razonables a cada motivo impugnativo. De ahí que, no se inobservaron los derechos fundamentales y principios jurisdiccionales mencionados. 

[Lee también: Delito de peculado doloso: Comparecencia. Restricciones. Caución [Apelación 152-2022, Suprema]

II. La casación es un medio extraordinario de impugnación y no da lugar a una nueva instancia de apelación de las sentencias emitidas en los procesos declarativos de fondo. Por lo tanto, debido a que no fluye contenido casacional, se aplica lo regulado en el artículo 428, numeral 2, literal a, del Código Procesal Penal, y el recurso de casación planteado se declarará inadmisible. 

Lima, dieciocho de noviembre de dos mil veintidós.

AUTOS Y VISTOS: el recurso de casación interpuesto por el encausado JOSÉ ALBERTO NUNTÓN VELÁSQUEZ contra la sentencia de vista, del veintiséis de julio de dos mil veintiuno (foja 54), emitida por la Segunda Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, que confirmó la sentencia de primera instancia, del dieciocho de noviembre de dos mil veinte (foja 2), que lo condenó como autor del delito contra la libertad sexual-tocamientos, actos de connotación sexual o actos libidinosos, en agravio de la menor identificada con las iniciales A. X. V. Q., le impuso nueve años de pena privativa de la libertad y fijó por concepto de reparación civil la suma de S/ 3000 (tres mil soles) que deberá abonar a favor de la agraviada; con lo demás que contiene. 

Intervino como ponente el señor juez supremo LUJÁN TÚPEZ. 

CONSIDERANDO 

§ I. Expresión de agravios 

Primero. El procesado JOSÉ ALBERTO NUNTÓN VELÁSQUEZ, en su recurso de casación, del once de agosto de dos mil veintiuno (foja 69), invocó las causales previstas en el artículo 429, numerales 1 y 5, del Código Procesal Penal. Denunció la infracción del derecho fundamental de la presunción de inocencia y del principio jurisdiccional de la motivación de las resoluciones judiciales, así como el apartamiento de la doctrina jurisprudencial. 

[Lee también: Peculado doloso: ¿Qué se debe entender por “deber funcional”? [Recurso de Nulidad 370-2020, Junín]

Señaló que hubo insuficiencia probatoria, por lo que la decisión condenatoria es arbitraria e ilegal. Sostuvo que la pericia de parte no fue evaluada por los jueces sentenciadores. Afirmó que el examen psicológico se hizo sobre documentos y sin la presencia de la agraviada de iniciales A. X. V. Q., por lo cual, sus conclusiones debieron valorarse con reservas. Aseveró que la declaración en cámara Gesell no posee coherencia respecto a las circunstancias en que se cometió el acto sexual, estuvo basada en la cólera y difiere de los términos de la denuncia promovida. Anotó que no se aplicaron diversos pronunciamientos judiciales relativos a la sindicación criminal y la apreciación de la prueba en delitos sexuales. 

En ese sentido, solicitó que se declare fundada la casación, se case la sentencia de vista, se revoque la sentencia de primera instancia y se le absuelva de los cargos fiscales. 

§ II. Fundamentos del Tribunal Supremo 

Segundo. Conforme al artículo 430, numeral 6, del Código Procesal Penal, corresponde a este Tribunal Supremo decidir si el auto concesorio, del dieciséis de agosto de dos mil veintiuno (foja 102), está arreglado a derecho y, por tanto, si concierne conocer el fondo del asunto. 

[También te puede interesar: Diferencias entre el delito de peculado doloso y culposo [Recurso de Nulidad 1911-2019, Lima Norte]

Descarga el PDF completo aquí

Comentarios: