Precisiones para la prolongación de prisión preventiva poscondena (art. 274.5 NCPP) [Casación 1092-2019, Arequipa]

0
351
Precisiones para la prolongación de prisión preventiva poscondena
Diplomado en gestión pública y derecho municipal

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL PERMANENTE

Prolongación de la prisión preventiva

La prolongación de la prisión preventiva como medida de coerción procesal preventiva tiene un plazo de duración máximo de nueve meses en los procesos comunes, por lo que vencido este sin la existencia de una sentencia firme procede la excarcelación del procesado.


[Lee también: Prisión Preventiva: fundamentación fáctica e imputación clara [Casación 204-2020, Loreto]


Lima, veinte de abril de dos mil veintiuno

VISTOS: en audiencia privada: el recurso de casación reconducido al motivo casacional establecido en el numeral 2 del artículo 429 del Nuevo Código Procesal Penal (en lo sucesivo NCPP), sobre inobservancia de norma procesal sancionada con nulidad, interpuesto por la señora representante de la Fiscalía Superior Mixta Descentralizada e Itinerante de Camaná-Arequipa contra la resolución de vista expedida el veinticinco de abril de dos mil diecinueve por la Sala Mixta Descentralizada Itinerante de Camaná de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, que confirmó el auto emitido el diez de enero de dos mil diecinueve por el Juzgado de Investigación Preparatoria de El Pedregal-Majes, que ordenó la excarcelación de Johan Saúl Ticona Chicata en el proceso que se le siguió como presunto autor de los delitos contra la libertad sexual-violación sexual y tocamientos indebidos, en agravio de la menor identificada con las iniciales J. T. C. C.

Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

FUNDAMENTOS DE HECHO PRIMERO. FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN

La casación se sustentó en las causales previstas en los numerales 1 y 2 del artículo 429 del NCPP (vulneración de la debida motivación e inobservancia del numeral 5 del artículo 274 del acotado código). Sus fundamentos fueron los siguientes:

1.1 Se vulneró la debida motivación por las siguientes razones:

i. La Sala revisora fundamentó la excarcelación en lo establecido en la Casación número 778-2015/Puno, que no es vinculante y, además, no constituye un razonamiento suficiente, adecuado   y   preciso   para   los   hechos   sub   judice   porque   el supuesto fáctico analizado en esta lo constituye la potestad del juez de prolongar la prisión preventiva, a diferencia del presente caso, en el cual el Ministerio Público es el solicitante.

ii. La razón por la cual se solicitó la prolongación fue para que no se produzca una reiteración delictiva por parte del procesado.


[Lee también: ¿Emergencia sanitaria supone “especial dificultad en el proceso” para una prolongación de prisión preventiva? [Recurso de Nulidad 80-2021, Lima]


1.2 Se inobservó el numeral 5 del artículo 274 del NCPP (que establece que, una vez condenado el imputado, la prisión preventiva podrá prolongarse hasta la mitad de la pena impuesta, cuando esta hubiera sido recurrida). El fundamento es el siguiente

i. Dispuesta la nulidad de lo actuado, la prolongación de la prisión preventiva debe subsistir para el aseguramiento de los fines del proceso.

ii. Al declararse nula la sentencia condenatoria, de oficio debió aplicarse el artículo 255.2 del NCPP –que señala que los autos pronunciados sobre estas medidas son reformables, aun de oficio, cuando varíen los supuestos que motivaron su imposición o rechazo–; indica que en este caso variaron los supuestos de la prisión preventiva, ya que la sentencia condenatoria fue declarada nula.

[También te puede interesar:¿Condición de “no habido” es suficiente para negar el cese de prisión preventiva? [Casación 883-2020, Nacional]


Descarga el PDF completo aquí


Curso especializado en delitos de corrupción de funcionarios