Prevaricato, dolo, cosa juzgada y nulidad de sentencia absolutoria [Apelación 49-2021, Huaura]

0
67
Prevaricato, dolo, cosa juzgada y nulidad de sentencia absolutoria

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Prevaricato, dolo, cosa juzgada y nulidad de sentencia absolutoria 

Sumilla: a. Desde el plano de la tipicidad subjetiva, la conducta es dolosa. El tipo penal de prevaricato no exige la concurrencia de un elemento subjetivo adicional. En este contexto, se debe acreditar que el sujeto activo, al emitir su decisión, tenía conocimiento de que esta era contraria al texto expreso de la ley.

b. Las Resoluciones números 88 y 92 fueron emitidas por la encausada Bethzabel Prins León Espinoza, en su calidad de magistrada del Segundo Juzgado de Paz Letrado de Huaral; por tanto, eran de su pleno conocimiento. Dichas resoluciones, al ser apeladas, fueron materia de pronunciamiento por el superior en grado, esto es, por el Juzgado de Familia de Huaral; no se evidencia de autos que las decisiones emitidas en alzada hayan sido cuestionadas, motivo por el cual quedaron firmes y adquirieron la calidad de cosa juzgada, conforme lo estipula el artículo 123 del Código Procesal Civil, así como el segundo párrafo del artículo 4 y el tercer párrafo del artículo 11, ambos del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Dichas resoluciones fueron dejadas sin efecto al declararse la nulidad de todo lo actuado (hasta la emisión de la Resolución número 88), en atención a la Resolución número 109, emitida por la aludida encausada. 

[Lee también: ¿Se configura el prevaricato ante el uso de normas derogadas tácitamente? [Apelación 8-2019, Loreto]

c. Así, esta Sala Suprema advierte deficiencias de motivación incongruente en el ámbito del análisis de la configuración del delito y el elemento subjetivo del tipo, generado a partir de la incorrecta valoración probatoria. En consecuencia, de conformidad con lo dispuesto en el Código Procesal Penal —literal a) del numeral 3 del artículo 425, concordado con el artículo 426—, debe declararse nula la sentencia, realizarse un nuevo juzgamiento y emitirse un nuevo pronunciamiento por otro Colegiado, que tomará en cuenta los fundamentos de la presente ejecutoria suprema. 

Lima, dos de agosto de dos mil veintidós.

VISTOS: el recurso de apelación interpuesto por el representante del Ministerio Público contra la sentencia del diecisiete de septiembre de dos mil veintiuno (foja 111), emitida por la Sala Penal Especial de la Corte Superior de Justicia de Huaura, que absolvió de la acusación fiscal a la encausada Bethzabel Prins León Espinoza, por el delito contra la administración públicaprevaricato, en agravio del Estado. Intervino como ponente la señora jueza suprema ALTABÁS KAJATT. 

CONSIDERANDO 

I. Imputación fiscal

Primero. De acuerdo con la acusación fiscal (foja 18 del expediente judicial), los cargos imputados son los siguientes:

A. Circunstancias precedentes 

1.1. El Segundo Juzgado de Paz Letrado de Huaral, en el trámite del Expediente número 774-2010 (proceso de alimentos), emitió la sentencia contenida en la Resolución número 29, del dieciséis de enero de dos mil doce, y declaró fundada en parte la demanda, en el extremo de la pensión alimenticia adelantada de S/ 350 (trescientos cincuenta soles) para las menores G. T. P., A. T. P. y K. T. P., a razón de S/ 150 (ciento cincuenta soles) para la primera y S/ 100 (cien soles) para las dos últimas.

[Lee también: Elemento subjetivo en el delito de prevaricato [Apelación 7-2019, Madre de Dios]

1.2. Contra dicha decisión se interpuso recurso de apelación, por lo que los actuados fueron elevados al superior jerárquico. En dicha instancia, el Primer Juzgado Civil de Huaral, absolviendo el grado, dictó la Resolución número 38, del veintiuno de agosto de dos mil doce, por la cual confirmó la sentencia, en el extremo que declaró fundada en parte la demanda, respecto a las menores alimentistas, y la revocó en el extremo referido al monto de la pensión, ordenando que el demandado Tafur Campos acuda con una pensión alimenticia mensual de S/ 500 (quinientos soles) para cada una de las menores; en tal sentido, la referida sentencia adquirió la calidad de cosa juzgada.

1.3. Por otro lado, en el trámite del Expediente número 1750-2014 (proceso de reducción de alimentos), el Segundo Juzgado de Paz Letrado de Huaral dictó la Resolución número 8, del seis de mayo de dos mil quince, declarando infundada la demanda de reducción de alimentos promovida por Tafur Campos. Contra dicha decisión, el obligado formuló su respectiva apelación, por lo que los actuados fueron elevados al superior jerárquico. En dicha instancia, el Juzgado de Familia de Huaral emitió la Resolución número 16, del nueve de noviembre de dos mil quince, por la cual revocó la sentencia de primera instancia; en consecuencia, declaró fundada la demanda y redujo la pensión de alimentos a favor de las mencionadas menores, a la suma de S/ 300 (trescientos soles) a favor de cada una de ellas. 

[Continúa…]

[También te puede interesar: Prevaricato de derecho [Apelación 07-2018, Sullana]

Descarga el PDF completo aquí