Proceso Administrativo Sancionador y Disciplinario (PAS y PAD): ¿En qué se diferencian?

0
13342

Loading

Dentro del derecho que posee el Estado para sancionar inconductas se encuentra la Potestad
Sancionadora Administrativa. Esta se divide en dos procesos sancionadores, los cuales están
directamente relacionados a entidades, imputados y sanciones sobre una infracción.

Proceso Administrativo Disciplinario

El Estado al actuar también como un empleador puede disciplinar a los funcionarios y
servidores públicos a su cargo. En este sentido, puede hacerlo a través de sanciones como las
amonestaciones, suspensiones o destituciones.
Es así que las entidades de la administración pública tienen el poder de disciplinar a sus
trabajadores con la apertura de un Proceso Administrativo Disciplinario, también llamado PAD,
sobre la base de una relación laboral.
En este tipo de proceso sancionador es la propia entidad pública la que impone la sanción. Sin
embargo, en el caso de una suspensión o destitución los recursos de apelación son resueltos
por el Tribunal del Servicio Civil.

Proceso Administrativo Sancionador

La administración pública actúa como administrador de los intereses de los particulares. Es
decir, administra sus propios recursos con el objetivo de que estos cumplan sus fines públicos
establecidos.
En ese sentido, la Contraloría General de la República es la entidad encargada de controlar y
supervisar la ejecución del presupuesto, la deuda pública y los actos de las entidades estatales.
Al detectar alguna infracción o irregularidad sobre dichas competencias, la entidad abrirá un
Proceso Administrativo Sancionador (PAS) por responsabilidad funcional, que puede culminar
en la inhabilitación.
En tanto, cuando los particulares de cualquier sector relacionado a la rama del Derecho
cometan infracciones catalogadas como administrativas, las cuales vulneren intereses
públicos, se les impone un Proceso Administrativo Sancionador (PAS).
En esta circunstancia, el Estado administra y garantiza a través de las sanciones, el interés
púbico ante actitudes indebidas de los particulares, el cual afecta a los demás particulares.

Algo más

Es importante remarcar que dichos procesos administrativos serán efectuados mientras las
infracciones no se conviertan en delitos. De ser así, sería netamente competencia penal.