Prueba nueva y retiro de acusación

0
986
Prueba nueva y retiro de acusación

Loading

 RECURSO DE NULIDAD N° 253-2019

Conforme a la jurisprudencia de la Corte Suprema y el artículo 274 del Código de Procedimientos Penales, el retiro de acusación exige que “en audiencia shubieran producido nuevas pruebas modificatorias de la condición jurídica anteriormente apreciada”. El término prueba nueva no debe ser entendido únicamente como la presentación de medios probatorios no conocidos o presentados ante el Tribunal; sino también como el surgimiento de un conjunto de datos que permitan prever la insuficiencia o inidoneidad de los postulados en la acusación, a partir de los términos fácticos que se imputan.

Lima, veinticinco de noviembre de dos mil diecinueve

 VISTOS: el recurso de nulidad

interpuesto por el señor procurador público especializado en delitos  de terrorismo contra el auto expedido el veintitrés de octubre de dos  mil dieciocho por los jueces de la Sala Penal Nacional, que: i) declaró  por retirada la acusación fiscal que formuló el representante del  Ministerio Público contra Eusebio Vásquez Lavado por la presunta  comisión del delito contra la tranquilidad pública-terrorismo, en  perjuicio del Estado; en consecuencia, ii) dispuso el sobreseimiento de  la causa y decretó su libertad inmediata, y iii) reservó el proceso  contra Pedro Celis Abanto.  

Intervino como ponente el señor juez supremo Sequeiros Vargas.

CONSIDERANDO

Primero. Fundamentos de impugnación

El representante del parte civil pretende la nulidad del auto que  ampara el retiro de acusación. Argumenta que no surgieron nuevas  pruebas que conllevaran dicho retiro, por lo que carece de  fundamento legal el proceder del fiscal y el amparo concedido por la  Sala Superior.

Segundo. Razones por las que el fiscal superior retiró su acusación

Durante la sesión de juicio oral llevada a cabo el veintitrés de octubre  de dos mil dieciocho –acta de folios 2244 a 2268– sostuvo que, tras  evaluar la imputación formulada contra Vásquez Lavado, se  evidenció que se configuró un supuesto claro de insuficiencia  probatoria, toda vez que los testigos principales de cargo no  expresaron sindicación alguna. Así:

  • El testigo con clave número A1H17193, al brindar su declaración  con las formalidades de ley –folios 18 a 31–, lo hizo como integrante  del grupo terrorista Sendero Luminoso y no intervino el ahora  procesado, pese a su participación en el hecho central de  imputación –aniquilamiento de José Jesús Reyes Reyes–.
  • Asimismo, el testigo Fabián Cruz Vargas, quien fue sentenciado a  una pena de doce años, al expresar su declaración –folios 17 a 23–  recabada con las formalidades de ley, tampoco sindicó al ahora  procesado, mas sí a otras personas.

A partir de las citadas declaraciones, se advirtió un proceso ineficaz  y se entendió que la prueba nueva sería el dato que se incorporó a  juicio, que no fue suficientemente contradicho por las partes. Por  ello, procedió con el retiro de acusación, dado que la única prueba  de cargo fue un atestado ampliatorio que mencionó a Vásquez  Lavado.

Tercero. Hechos imputados

Se imputó a Eusebio Vásquez Lavado haber sido integrante de la  organización terrorista Sendero Luminoso durante mil novecientos  noventa y dos, en las localidades de Sánchez Carrión, Santiago de  Chuco y Otuzco. En ese contexto, el cinco de mayo del referido año  intervino en el aniquilamiento de José Jesús Reyes Reyes en el caserío  Pingo de la provincia de Cajabamba.

Cuarto. Opinión fiscal

Conforme al Dictamen número 654-2019-MP-FN-1°-FSUPR.P, la  representante de la Primera Fiscalía Suprema en lo Penal opinó que  se declare no haber nulidad en la resolución recurrida.

Quinto. Fundamentos del Tribunal Supremo

5.1. Las reglas para determinar la procedencia del retiro de  acusación se hallan establecidas en el artículo 274 del Código  de Procedimientos Penales, que establece: “El fiscal puede retirar la  acusación. Se requiere para ello que se haya producido en la audiencia  nuevas pruebas modificatorias de la condición jurídica anteriormente  apreciada. Las razones que motivan el retiro deberán presentarse en  conclusiones escritas”.

5.2. La prueba nueva en la que se debe basar una decisión de  retiro de acusación no se refiere al surgimiento de un nuevo  medio; sino como en efecto se precisó en el Recurso de Nulidad número 2200-2003/Callao, esto es, el dato objetivo  que se incorpora legalmente al proceso y que es esencial  para que en virtud del principio de predictibilidad se  establezca un procesamiento contra una persona, y se  advierta la convicción que los medios probatorios podrían  generar en el juzgador.

5.3. El fiscal superior que formuló el retiro de acusación, en esencia,  evaluó tres aspectos: i) el marco de imputación fáctica, que  determina la necesidad de pruebas para acreditar cada uno  de sus términos; ii) el contenido de las declaraciones de dos  personas directamente vinculadas con el hecho, y iii) la  ausencia de medios probatorios que determinen la vinculación  del procesado con los hechos imputados.  

5.4. A partir de lo descrito, consideramos que es razonable el  proceder del fiscal, pues no se puede persistir en el  enjuiciamiento de una persona si, razonadamente y con la  verificación expresa de los términos de acusación, se advierte  que su pretensión no será próspera.  

5.5. Asimismo, es relevante que la señora fiscal suprema en lo penal  no difiera de la decisión que asumió el señor fiscal superior. Por  tanto, corresponde ratificar la decisión impugnada.

(…)

Descargue la resolución completa aquí: