¿Qué habilidades debe desarrollar un abogado litigante?

0
135
¿Qué habilidades debe desarrollar un abogado litigante?

Estas son algunas de las habilidades que debe desarrollar el profesional de las leyes.

El abogado litigante es un profesional especializado en resolver conflictos, en representación de una persona u organización. Su función consiste no solo en defender a su cliente en el momento del juicio, sino, además, en analizar la causa para establecer la mejor estrategia y asesorarlo durante todo el proceso.

El abogado necesita disponer de una serie de destrezas personales para llevar a cabo su función como se espera de un profesional del Derecho. Es importante transmitir confianza, integración y dedicación, así como, serenidad y una ética sólida.

También es necesario considerar que sobre el abogado recae mucha responsabilidad con casos de suma trascendencia para su cliente. En ese sentido, aparte de ser un buen abogado se debe buscar generar empatía con el cliente, de tal manera que realmente se note que desea ayudar a resolver los problemas que tenga.

Otra habilidad que debe desarrollar un abogado litigante es la memoria, dado que el marco en el que éste se desenvuelve requiere sin lugar a dudas una capacidad de evocación de aspectos fácticos y jurídicos de aplicación al caso que está defendiendo. Según el portal Euroinnova, a la memoria le sigue una serie de leyes:

Ley de atención: se recuerda mejor en la medida que haya mayor atención y concentración.

Ley de la afectividad: lo que nos resulta agradable es más fácil de recordar.

Ley de totalidad: si los recuerdos forman parte de un todo coherente y armónico la capacidad de recordar es mayor.

Ley de asimilación: las ideas se recuerdan mejor si estas se asocian a otras existentes en la mente, ya insertas en una estructura conocida.

Ley de extensión: se retiene mejor por pequeños pasos.

Ley de repetición: se memoriza más mientras más se repite una percepción.

Ley de latencia: la latencia es el tiempo que sucede entre las percepciones y el momento en que se hace la evocación de lo adquirido. Esta retención se reduce al aumentar el tiempo de latencia.