Reglamento de calidad de la prestación de los servicios de saneamiento brindados por organizaciones comunales en el ámbito rural

0
178
Reglamento-de-calidad-de-la-prestacion-de-los-servicios-de-saneamiento-brindados-por-organizaciones-comunales-en-el-ambito-rural

Loading

Desde fines del 2016, con la entrada en vigencia de la Ley marco de la gestión y prestación de los servicios de saneamiento, aprobada mediante Decreto Legislativo N° 1280, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass), en su condición de organismo regulador, es responsable de garantizar a los usuarios la prestación de los servicios de saneamiento en el ámbito urbano y rural, en condiciones de calidad, contribuyendo a la salud de la población y a la preservación del ambiente. 

[Lee también:Gestión Integrada de los Recursos Hídricos por Cuenca y Cultura del Agua]

Asimismo, el reglamento del Decreto Legislativo N° 1280, aprobado mediante Decreto Supremo N° 019-2017-VIVIENDA, estableció que corresponde a la Sunass aprobar el instrumento legal que establezca las características de calidad que rigen la prestación de los servicios de saneamiento de forma diferenciada por tipo de prestador. En el ámbito rural, las municipalidades distritales son responsables de la prestación eficiente y sostenible de los servicios de saneamiento, a través de Unidades de Gestión Municipal (UGM) o de organizaciones comunales. 

En la actualidad, la administración, operación y mantenimiento de los servicios de saneamiento en el ámbito rural se encuentran en su mayoría a cargo de las organizaciones comunales. Por ello, a partir de la experiencia de dicho prestador y considerando sus características, se ha elaborado el reglamento que establece las características de calidad de la prestación de los servicios de saneamiento brindados por organizaciones comunales en el ámbito rural, sin perjuicio de aquellas disposiciones que resultan aplicables a las UGM. 

[Lee también: ¿Tiene cobertura constitucional el reconocimiento de los derechos de la naturaleza?]

En este sentido, este reglamento regula los aspectos relacionados al acceso a los servicios, calidad en la prestación, recaudación de la cuota familiar y cierre y reapertura de las conexiones. Además, busca generar impactos positivos sobre la salud de los usuarios, con la calidad de agua segura para los hogares rurales y con la reducción de las enfermedades diarreicas agudas. Del mismo modo, busca mejoras en la operación y mantenimiento de los sistemas de producción de agua potable y tratamiento de aguas residuales.

[También te puede interesar: Las Personas Defensoras Ambientales: El Camino hacia su Reconocimiento y Protección en el Ámbito Internacional y Nacional]

Descarga el PDF aquí