ROBO: El relato de la víctima es insuficiente para enervar la presunción de inocencia [Recurso de Nulidad 1994-2021, San Martín]

0
106
presunción de inocencia-Robo celular

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL TRANSITORIA 

HABER NULIDAD EN LA CONDENA

SUMILLA: No es posible construir la culpabilidad del acusada, por insuficiencia probatoria, al haberse demostrado que el supuesto relato incriminatorio de la agraviada y el coacusado Valdivia Fuentes no ha cumplido con sus estándares de valoración estatuidos en el Acuerdo Plenario N.° 2-2005/CJ-116.

Ello permite afirmar la presencia de un estado incompatible para arribar a un juicio de incriminación penal para lo cual es necesario demostrar la responsabilidad del imputado con suficientes pruebas e indubitables que, ponderadas en conjunto, induzcan de manera inequívoca a dicha conclusión. Los elementos de prueba analizados no son suficientes para enervar el principio de presunción de inocencia que le asiste, el cual tiene relación directa con el principio in dubio pro reo que se desenvuelve en la dimensión absoluta de la valoración de la prueba.

Lima, veintiséis de septiembre de dos mil veintidós.

[Lee también: Robo agravado: Certeza para imponer una pena [Recurso de Nulidad 464-2021, Lima Norte]

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por EFRAÍN OCUPA CHINCHAY contra la sentencia del 14 de octubre de 2021 emitida por la Sala Mixta y Liquidadora Penal de Moyobamba de la Corte Superior de Justicia de San Martín, que lo condenó como coautor del delito contra el patrimonio en la modalidad de robo agravado, en perjuicio de Florentina Mesia Padilla, a diez años de pena privativa de libertad (la misma que empieza a computarse desde el 10 de agosto de 2021 y vencerá el 9 de agosto de 2031), dispusieron que el monto de la reparación civil que deberá pagar el sentenciado sea la misma fijada en la sentencia impuesta a Manuel Eleuterio Valdivia Fuentes, de forma solidaria, con lo demás que contiene.

Intervino como ponente la jueza suprema PACHECO HUANCAS.

CONSIDERANDO

I. IMPUTACIÓN FISCAL

1. Según la acusación fiscal1, se atribuye al imputado Efraín Ocupa Chinchay, junto a sus coimputados Manuel Eleuterio Valdivia Fuentes y Detaniel Llanos Becerra, que el 16 de julio de 2006, a las 5:30 horas aproximadamente, la agraviada Florentina Mesia Padilla, quien se dedica a la venta de carnes rojas, en el mercado de Soritor, en circunstancias que salió de su domicilio con dirección a su centro de labores, pudo notar que su vecino, el coimputado Manuel Eleuterio Valdivia Fuentes, se encontraba conversando con dos personas varones desconocidos y luego de haber caminado unos metros más adelante, fue atacada por la espalda con golpes por los referidos sujetos, quienes luego de derribarla al piso, lograron arrebatarle una cartera que contenía S/ 5200,00 (cinco mil doscientos soles).

II. FUNDAMENTOS DE LA SENTENCIA IMPUGNADA

2. El Tribunal Superior emitió sentencia condenatoria2 en contra de Ocupa Chinchay, sobre la base de los argumentos siguientes:

2.1. La materialidad del delito está probada con la denuncia efectuada por la agraviada Florentina Mesia Padilla, las declaraciones de la agraviada a nivel preliminar, su ampliación y preventiva, así como el certificado médico de la Dirección Regional de Salud de San Martín, que concluye la presencia de equimosis en el miembro superior derecho como antebrazo y en miembros inferiores, como muslo y pierna, además de la espalda. Asimismo, se tiene el cronograma de pagos del préstamo otorgado por la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santo Cristo de Bagazan.

[Lee también: Robo con agravantes: Sindicación no corroborada y duda insuperable [Recurso de Nulidad 1467-2021, Lima]

2.2. El coacusado Valdivia Fuentes tuvo diversas declaraciones en el presente proceso, donde sindica al acusado Ocupa Chinchay de haber participado en los hechos en agravio de Mesia Padilla. Dicha narrativa cumple con los estándares de valoración establecidos en el Acuerdo Plenario N.° 2- 2005/CJ-116.

III. EXPRESIÓN DE AGRAVIOS

3. El imputado Ocupa Chinchay, en su recurso de nulidad fundamentado3, insta su absolución. Reclamó lo siguiente:

3.1. No existen pruebas concretas que puedan determinar su responsabilidad penal.

3.2. La agraviada nunca ha dado características físicas ni nombres de las personas que la asaltaron pues nunca las vio, es decir, en ningún momento de sus declaraciones señala que él haya sido uno de los autores del robo.

3.3. Con el certificado médico legal no se puede acreditar su participación.

3.4. En cuanto al atestado policial, se tiene que el coimputado Valdivia Fuentes llevó al lugar equivocado a los miembros de la PNP, ya que según su declaración, el recurrente es su vecino, es decir, vivía en el jirón Alfonso Ugarte–Soritor, y además señaló que tenía sus fincas cafetaleras en el caserío Alto Perú.

3.5. En cuanto a la llamada telefónica que presuntamente habría recibido Valdivia Fuentes de parte de él, no ha sido corroborada tal versión, por el contrario, en juicio oral, el señor Valdivia Fuentes declaró que no recibió ninguna llamada porque en aquellos tiempos (2006) no tenía celular.

[Continúa…]

[También te puede interesar: La preexistencia del bien en el delito de robo [Casación 786-2021, Loreto]

Descarga el PDF completo aquí