Robo: emerge duda de la intervención del acusado en los hechos que se le imputan [Recurso de Nulidad 626-2021, Lima Norte]

0
138
Robo emerge duda de la intervención del acusado en los hechos que se le imputan

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

Duda razonable

Las pruebas actuadas son insuficientes para mantener la condena. Emerge duda de la intervención del acusado en los hechos que se le imputan, por lo que se debe proceder con lo dispuesto en el artículo 284 del Código de Procedimientos Penales.

[Lee también:Duda razonable: conclusiones contradictorias en los informes periciales [Recurso de Nulidad 2800-2017, Lima Norte]  

Lima, doce de octubre de dos mil veintiuno

VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto por la defensa técnica del sentenciado Junior Smith Casas Zavala contra la sentencia emitida el dieciséis de diciembre de dos mil veinte por la Tercera Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, que lo condenó como autor del delito contra el patrimonio-robo agravado en grado de tentativa, en agravio de Max Henry Valenzuela del Villar, a ocho años de pena privativa de libertad y fijó en S/ 1000 (mil soles) la reparación civil; con lo demás que contiene.

Intervino como ponente el señor juez supremo SEQUEIROS VARGAS.

CONSIDERANDO

Primero. Fundamentos de la impugnación

1.1 En autos no obra un conjunto de pruebas de cargo que acrediten su autoría en los hechos ni declaración de testigo alguno que lo sindique.

1.2 El agraviado no lo sindica y ha ratificado su versión en el juicio oral; asimismo, el policía es un testigo referencial, pues lo intervino luego de que los hechos se perpetraron, por lo que no es prueba directa.

1.3 La Sala realizó una mala valoración de la prueba, pues si hubiera advertido que el agraviado no lo ha reconocido, en aplicación del principio de presunción de inocencia, lo habría absuelto.

Segundo. Contenido de la acusación

2.1 El veinticinco de enero de dos mil quince, a la 1:00 aproximadamente, en inmediaciones del pasaje ubicado frente al puente de la Universidad Nacional de Ingeniería transitaba el agraviado Max Henry Valenzuela del Villar, cuando repentinamente Peter Edwar Luza Chumpitaz (reo contumaz) se acercó al agraviado por la espalda y le jaló el polo de forma violenta.

[Lee también: Duda razonable: ni en la acusación ni en la requisitoria oral se cumplió con sustentar los indicios que corroboren la imputación [Recurso de Nulidad 64-2017, Callao] 

Al darse la vuelta el agraviado para poder enfrentarlo, se dio cuenta de que cuatro sujetos no identificados se le acercaron. Entonces, Luza Chumpitaz le asestó un puntapié y el agraviado cayó al suelo, y los demás aprovecharon para propinarle patadas y golpes, tras lo cual procedieron a rebuscarle los bolsillos y le arrebataron su morral, que contenía una billetera, su DNI, sus tarjetas de débito y el monto de S/ 30 (treinta soles); además, le sustrajeron su celular Samsung modelo GT-S5360L de la empresa Claro, un llavero con tres llaves y dos memorias USB. Finalmente, se dieron a la fuga en un mototaxi de placa 8510-8B que los esperaba en la esquina del lugar de los hechos, que era conducido por el acusado Junior Smith Casas Zavala. Luego del suceso, la policía detuvo al acusado y al reo contumaz.

Tercero. Calificación jurídica

3.1 La conducta del acusado se encuentra tipificada en el artículo 188, concordante con el artículo 189.2 y 4 (durante la noche y con el concurso de dos o más personas) del primer párrafo del Código Penal, que sanciona con una pena privativa de libertad no menor de doce ni mayor de veinte años. La Fiscalía solicitó que se le imponga una pena de catorce años de privación de libertad.

Cuarto. Fundamentos de la sentencia impugnada

4.1 La Sala aplicó el Acuerdo Plenario n.o 2-2005/CJ-116 y no advirtió la existencia de incredibilidad subjetiva; además, en cuanto a la verosimilitud, el relato del agraviado denotó claridad y homogeneidad, y precisó que fue víctima de robo por el reo contumaz y otros no identificados, quienes se fueron en un mototaxi conducida por el sentenciado Casas Zavala, que los esperaba en la esquina para darse a la fuga.

[Continúa…]

[También te puede interesar: Robo agravado: la duda favorece al reo [Recurso de Nulidad 2397-2017, La Libertad]

Descarga el PDF completo aquí